/ jueves 28 de julio de 2022

Al bat | El hoy y el ayer…



Excelente: (Beisbolpuro): por primera ocasión en la historia cuatro peloteros mexicanos conectaron cuadrangular el mismo día en MLB.

Ocurrió ayer con Isaac Paredes, Ramón Urías, Luis Urías y Alejandro Kirk.

En 2002 y 2004 hay casos de 3, pero es la primera ocasión con 4.

Ok.

Y como le decía ayer: ya es más frecuente ver tanto a jugadores de posición como lanzadores brillando en la Gran Carpa.

En el antaño, recordemos, eran más los pitchers que los jugadores de posición quienes daban el plus sobre el terreno de juego ligamayorista.

Hoy es diferente.

En épocas anteriores —además de excelsos pitchers que ya usted conoce (larga lista), hemos tenido bats que brillaron con luz propia como representantes de nuestro beisbol azteca:

Melo Almada (1933-1939), Beto Ávila (1949-1959), Rubén Amaro (1958-1969), Aurelio Rodríguez (1967-1983), Jorge Orta (1972-1987), Celerino Sánchez (1972-1973), Andrés Mora (1976-1980), Germán Barranca (1979-1982), y entre otros, Vinicio Castilla (1991-2006), Erubiel Durazo (1999-2005) y Adrián González (2004-2018).

¡Cuántas satisfacciones brindaron en su paso por el mejor beisbol —en su tiempo— del mundo…!

Miguel Buelna:

“Si a Roger Maris le pusieron un asterisco por haber roto el récord de Babe Ruth en más juegos, entonces el asteriscote a Sammy Sosa y Barry Bonds por haber implantado la marca en la era de los esteroides, entonces sería marca "diablo".

En relación al tema de los anabólicos-esteroides, mire la clase de charla vía what's up con Francisco Javier “Picho” Moreno Yáñez.

Veamos:

“Picho” comentó: Sé que es un tema muy trillado pero, ¿qué tan bueno fue Barry Bonds...hubiera sido el mismo sin esteroides? O mejor dicho ¿qué tanto contribuyeron las sustancias para sus logros?

R: Bonds, muy bueno por supuesto y no necesitaba esteroides. Pero ya sabes. Al no estar prohibidos en su tiempo, abusó (ambición/registros/money. Y con la ayuda de esas sustancias fortaleció músculos/organismo. Recuerda el cambio físico que tuvo en comparación a cuando estuvo con Pittsburgh. Y como él, ya sabemos de muchos más.

El resultado es que los cronistas no le dan su voto, en mayoría, para que llegue a Cooperstown. Clemens, Sammy Sosa, A-Rod, entre otros, están por igual. Qué necesidad tenían, pero se montaron en su objetivo. Y ya ves.

Y curioso: MLB no les pone asteriscos a los dos records de jonrones. El de temporada y de por vida.

“Picho”: Bueno si, están interesante esos datos pero pues si esas sustancias ayudan a tener más fuerza al batear, sin embargo necesitas no sólo eso, sino también reflejos y vista.

Además, los otros que usaron esteroides ni siquiera se le acercan a los 73 jonrones de Bonds y mucho menos a los 762... Y te aclaro que no es mi jugador favorito... pero sí está para considerar esos puntos… no me interesa la opinión de Buck Cannel, ni de Juan Vené, ni de MLB, sino la tuya ... ¿!ué opinas?

R: Órale. Si. Hay que saber batear y bien. De lo contrario, con todo y sustancias que ayuden a aumentar la fuerza física, no se lograrán mejores registros y marcas, sea en bateo o pitcheo.

Imagina a Espino: ¡Tuvo una formidable vista! (Sus más cercanos compañeros le decían "ciego"/por los "ciegazos" que pegaba), incluyendo su excelencia mecánica de bateo/poder jonronil y para porcentaje. Y pues, de haber utilizado esteroides, uff, qué cosa pudo haber sido.

“Picho”: Yess... Espino se manejaba por separado "difinitivamente”, como él mismo decía.

Aquí el punto es: ¿qué tanto influyó el consumo de anabólicos y si estás de acuerdo en que hubieran sido los mismos caballones, Bonds, Rodríguez, Sosa, Clemens, Palmeiro, entre otros. En concreto, ¿cuál es tu criterio al respecto?

R: Sí influyó, claro. ¿Recuerdas a Luis González, el de los Dbacks pegando 57 jonrones en el 2001? Ocurrió en la Era Esteroide.

“Gonzo”, ya sabes, fuera de los excepcionales 57, sus máximas cifras jonroniles fueron 31 en el 2000 y 28 al año siguiente… y párale de contar.

Todos ellos, con los anabólicos tuvieron mayor musculatura, fuerza y mejoraron sustancialmente su rendimiento físico.

Y te diré: con o sin sustancias, hubiesen sido de lo mejor, aunque con registros no tan altos, como lo lograron.

“Picho”: A eso me refiero... Que si hay bastante talento y hubieran sido igual los mejores, pero no con esos números tan estratosféricos ...imagínate a Roger Clemens, con toda la fuerza de los esteroides, pero sin comando, y sin variedad de lanzamientos ¿hubiera ganado los 7 Cy Young y las triples coronas de pitcheo?

La pregunta está en el aire.

R: Iba a hacer mención, precisamente, a los Cy Young de Clemens. Es gran ejemplo del tema.



Excelente: (Beisbolpuro): por primera ocasión en la historia cuatro peloteros mexicanos conectaron cuadrangular el mismo día en MLB.

Ocurrió ayer con Isaac Paredes, Ramón Urías, Luis Urías y Alejandro Kirk.

En 2002 y 2004 hay casos de 3, pero es la primera ocasión con 4.

Ok.

Y como le decía ayer: ya es más frecuente ver tanto a jugadores de posición como lanzadores brillando en la Gran Carpa.

En el antaño, recordemos, eran más los pitchers que los jugadores de posición quienes daban el plus sobre el terreno de juego ligamayorista.

Hoy es diferente.

En épocas anteriores —además de excelsos pitchers que ya usted conoce (larga lista), hemos tenido bats que brillaron con luz propia como representantes de nuestro beisbol azteca:

Melo Almada (1933-1939), Beto Ávila (1949-1959), Rubén Amaro (1958-1969), Aurelio Rodríguez (1967-1983), Jorge Orta (1972-1987), Celerino Sánchez (1972-1973), Andrés Mora (1976-1980), Germán Barranca (1979-1982), y entre otros, Vinicio Castilla (1991-2006), Erubiel Durazo (1999-2005) y Adrián González (2004-2018).

¡Cuántas satisfacciones brindaron en su paso por el mejor beisbol —en su tiempo— del mundo…!

Miguel Buelna:

“Si a Roger Maris le pusieron un asterisco por haber roto el récord de Babe Ruth en más juegos, entonces el asteriscote a Sammy Sosa y Barry Bonds por haber implantado la marca en la era de los esteroides, entonces sería marca "diablo".

En relación al tema de los anabólicos-esteroides, mire la clase de charla vía what's up con Francisco Javier “Picho” Moreno Yáñez.

Veamos:

“Picho” comentó: Sé que es un tema muy trillado pero, ¿qué tan bueno fue Barry Bonds...hubiera sido el mismo sin esteroides? O mejor dicho ¿qué tanto contribuyeron las sustancias para sus logros?

R: Bonds, muy bueno por supuesto y no necesitaba esteroides. Pero ya sabes. Al no estar prohibidos en su tiempo, abusó (ambición/registros/money. Y con la ayuda de esas sustancias fortaleció músculos/organismo. Recuerda el cambio físico que tuvo en comparación a cuando estuvo con Pittsburgh. Y como él, ya sabemos de muchos más.

El resultado es que los cronistas no le dan su voto, en mayoría, para que llegue a Cooperstown. Clemens, Sammy Sosa, A-Rod, entre otros, están por igual. Qué necesidad tenían, pero se montaron en su objetivo. Y ya ves.

Y curioso: MLB no les pone asteriscos a los dos records de jonrones. El de temporada y de por vida.

“Picho”: Bueno si, están interesante esos datos pero pues si esas sustancias ayudan a tener más fuerza al batear, sin embargo necesitas no sólo eso, sino también reflejos y vista.

Además, los otros que usaron esteroides ni siquiera se le acercan a los 73 jonrones de Bonds y mucho menos a los 762... Y te aclaro que no es mi jugador favorito... pero sí está para considerar esos puntos… no me interesa la opinión de Buck Cannel, ni de Juan Vené, ni de MLB, sino la tuya ... ¿!ué opinas?

R: Órale. Si. Hay que saber batear y bien. De lo contrario, con todo y sustancias que ayuden a aumentar la fuerza física, no se lograrán mejores registros y marcas, sea en bateo o pitcheo.

Imagina a Espino: ¡Tuvo una formidable vista! (Sus más cercanos compañeros le decían "ciego"/por los "ciegazos" que pegaba), incluyendo su excelencia mecánica de bateo/poder jonronil y para porcentaje. Y pues, de haber utilizado esteroides, uff, qué cosa pudo haber sido.

“Picho”: Yess... Espino se manejaba por separado "difinitivamente”, como él mismo decía.

Aquí el punto es: ¿qué tanto influyó el consumo de anabólicos y si estás de acuerdo en que hubieran sido los mismos caballones, Bonds, Rodríguez, Sosa, Clemens, Palmeiro, entre otros. En concreto, ¿cuál es tu criterio al respecto?

R: Sí influyó, claro. ¿Recuerdas a Luis González, el de los Dbacks pegando 57 jonrones en el 2001? Ocurrió en la Era Esteroide.

“Gonzo”, ya sabes, fuera de los excepcionales 57, sus máximas cifras jonroniles fueron 31 en el 2000 y 28 al año siguiente… y párale de contar.

Todos ellos, con los anabólicos tuvieron mayor musculatura, fuerza y mejoraron sustancialmente su rendimiento físico.

Y te diré: con o sin sustancias, hubiesen sido de lo mejor, aunque con registros no tan altos, como lo lograron.

“Picho”: A eso me refiero... Que si hay bastante talento y hubieran sido igual los mejores, pero no con esos números tan estratosféricos ...imagínate a Roger Clemens, con toda la fuerza de los esteroides, pero sin comando, y sin variedad de lanzamientos ¿hubiera ganado los 7 Cy Young y las triples coronas de pitcheo?

La pregunta está en el aire.

R: Iba a hacer mención, precisamente, a los Cy Young de Clemens. Es gran ejemplo del tema.