Ramón Romero

  / miércoles 17 de abril de 2019

Andanzas | La reconciliación debe ser de ida y vuelta

En estos tiempos aciagos, en que las redes sociales están inundadas de odio y rencor, en la cultura del “mirar la paja en el ojo ajeno y no la viga en el propio”, poco sobresale la información positiva, la que edifica, la que motiva o enorgullece y si lo hace, de inmediato vienen las descalificaciones, provenga de donde provenga.

Los partidos políticos, el PRI y PAN en especial hicieron de Twitter un campo de batalla y así como en los eventos llevan sus acarreados lucrando con la pobreza, lo mismo pasa en esta red, en la que tienen a sus ejércitos de personas tratando de generar tendencias para golpear al presidente Andrés Manuel López Obrador, el blanco favorito de quienes operan los famosos “troles” y “bots”.

Tampoco han faltado los acomedidos de Morena que, en aras de defender al Ejecutivo Federal optan por las mismas prácticas de descalificaciones a quienes le cuestionan, en lugar de tratar de cambiar la narrativa hacia algún mensaje o alguna noticia importante que haya dado a conocer AMLO. Caen en la provocación.

Semanas antes de la elección del 1 de julio, abundaban las voces que desde redes sociales decían que el cambio está en uno mismo, que no importaba quién llegara a la silla presidencial, si la ciudadanía no se conducía con honestidad, nada cambiaría y un largo etcétera.

A más de nueve meses del triunfo de López Obrador, ¿quiénes realmente en un ejercicio de autocrítica han dejado de estacionarse en doble o triple fila en las escuelas al recoger a sus hijos? ¿Quiénes han dejado de evadir impuestos? ¿Quiénes se conducen con honestidad en su vida diaria?

Esta Semana Santa puede ser buena ocasión para que se reflexione sobre el daño que se le hace al país al subirse a campañas negras que buscan destruir un proyecto de nación, que, con algunos errores, pero va empezando. Lo mismo que a campañas que arraigan la discriminación hacia quienes menos tienen.

¿Qué imagen de nosotros mismos y de México queremos dar? Está en nuestras manos empujar mejor un discurso, sí que señale errores, pero no que siembre odio, sí que cuestione, pero sin ser tendenciosos o crucificar al destinatario, sean autoridades o ciudadanos comunes. La reconciliación en nuestro país es algo que se debe dar de ida y vuelta.

BUENAS NOTICIAS EN SONORA
Vale la pena destacar cuando hay buenas noticias y en el caso de Sonora, en el mes de marzo se logró la creación de 11 mil 298 fuentes de trabajo, cifra con la que nuestra entidad se colocó en segundo lugar a nivel nacional, después de Ciudad de México.

Esto refleja la confianza que sigue habiendo para invertir en nuestro estado, lo que impacta en el ingreso de las familias, en mayor consumo y dinamismo de la economía. De hecho, Sonora se ubicó en el noveno lugar en crecimiento en el primer trimestre del año, por su aportación al PIB nacional con el 3.3%.

Y como dicen en la campaña publicitaria del gobierno de Claudia Pavlovich, le ponemos palomita.

Pese a que el ánimo social decae cuando se registran hechos violentos de alto impacto como los recientes en Hermosillo y Guaymas, que generan temor y percepción de inseguridad, con todo y eso, la economía se sigue moviendo y la promesa aquella de recuperar la grandeza de Sonora se está cumpliendo.

Hasta el próximo miércoles.

Maestra en Ciencias Sociales con especialidad en Políticas Públicas por El Colegio de Sonora y Licenciada en Ciencias de la Comunicación por la Universidad de Sonora.

Twitter: @AlvaradoVMarce

En estos tiempos aciagos, en que las redes sociales están inundadas de odio y rencor, en la cultura del “mirar la paja en el ojo ajeno y no la viga en el propio”, poco sobresale la información positiva, la que edifica, la que motiva o enorgullece y si lo hace, de inmediato vienen las descalificaciones, provenga de donde provenga.

Los partidos políticos, el PRI y PAN en especial hicieron de Twitter un campo de batalla y así como en los eventos llevan sus acarreados lucrando con la pobreza, lo mismo pasa en esta red, en la que tienen a sus ejércitos de personas tratando de generar tendencias para golpear al presidente Andrés Manuel López Obrador, el blanco favorito de quienes operan los famosos “troles” y “bots”.

Tampoco han faltado los acomedidos de Morena que, en aras de defender al Ejecutivo Federal optan por las mismas prácticas de descalificaciones a quienes le cuestionan, en lugar de tratar de cambiar la narrativa hacia algún mensaje o alguna noticia importante que haya dado a conocer AMLO. Caen en la provocación.

Semanas antes de la elección del 1 de julio, abundaban las voces que desde redes sociales decían que el cambio está en uno mismo, que no importaba quién llegara a la silla presidencial, si la ciudadanía no se conducía con honestidad, nada cambiaría y un largo etcétera.

A más de nueve meses del triunfo de López Obrador, ¿quiénes realmente en un ejercicio de autocrítica han dejado de estacionarse en doble o triple fila en las escuelas al recoger a sus hijos? ¿Quiénes han dejado de evadir impuestos? ¿Quiénes se conducen con honestidad en su vida diaria?

Esta Semana Santa puede ser buena ocasión para que se reflexione sobre el daño que se le hace al país al subirse a campañas negras que buscan destruir un proyecto de nación, que, con algunos errores, pero va empezando. Lo mismo que a campañas que arraigan la discriminación hacia quienes menos tienen.

¿Qué imagen de nosotros mismos y de México queremos dar? Está en nuestras manos empujar mejor un discurso, sí que señale errores, pero no que siembre odio, sí que cuestione, pero sin ser tendenciosos o crucificar al destinatario, sean autoridades o ciudadanos comunes. La reconciliación en nuestro país es algo que se debe dar de ida y vuelta.

BUENAS NOTICIAS EN SONORA
Vale la pena destacar cuando hay buenas noticias y en el caso de Sonora, en el mes de marzo se logró la creación de 11 mil 298 fuentes de trabajo, cifra con la que nuestra entidad se colocó en segundo lugar a nivel nacional, después de Ciudad de México.

Esto refleja la confianza que sigue habiendo para invertir en nuestro estado, lo que impacta en el ingreso de las familias, en mayor consumo y dinamismo de la economía. De hecho, Sonora se ubicó en el noveno lugar en crecimiento en el primer trimestre del año, por su aportación al PIB nacional con el 3.3%.

Y como dicen en la campaña publicitaria del gobierno de Claudia Pavlovich, le ponemos palomita.

Pese a que el ánimo social decae cuando se registran hechos violentos de alto impacto como los recientes en Hermosillo y Guaymas, que generan temor y percepción de inseguridad, con todo y eso, la economía se sigue moviendo y la promesa aquella de recuperar la grandeza de Sonora se está cumpliendo.

Hasta el próximo miércoles.

Maestra en Ciencias Sociales con especialidad en Políticas Públicas por El Colegio de Sonora y Licenciada en Ciencias de la Comunicación por la Universidad de Sonora.

Twitter: @AlvaradoVMarce