/ viernes 8 de noviembre de 2019

Corren rumores | Confusiones que confunden

Una tesis muy jalada… A pesar de que nadie se las cree, al Gobierno le causa especial fascinación usar las teorías de las confusiones para explicar o justificar los grandes crímenes y tragedias.

RECIBE LAS NOTICIAS DE EL SOL DE HERMOSILLO DIRECTO EN TU WHATSAPP, SUSCRÍBETE AQUÍ

Hay que recordar cómo Carlos Salinas de Gortari intentó vía su procurador Jorge Carpizo la teoría, primero de la confusión y luego del fuego cruzado, para justificar el asesinato del cardenal Juan Jesús Posadas Ocampo. Según la explicación de su colaborador, al cardenal lo confundieron con el Chapo Guzmán cuando llegaba en su Grand Marquis negro al aeropuerto de Guadalajara. Obvio, esta tesis absurda nadie la creyó. Igual pasó con el caso Ayotzinapa, que al principio quisieron hacer creer que el secuestro y crimen de los normalistas fue por una confusión. Los confundieron con una banda rival de los Rojos. Otra jalada, que tampoco nadie dio por buena.

Van con lo mismo… Bueno, pues a pesar de estos fracasos notorios y sonados, como el otro caso de los jóvenes del Tec de Monterrey asesinados por “confusión” por elementos del Ejército, que le cayó a Felipe Calderón, en el Gobierno siguen empeñados en querer verle la cara a los mexicanos. Porque a pesar de tantos antecedentes de burradas, pues miren, con el caso de la masacre de la familia LeBarón quieren salir con lo mismo, que fueron brutalmente asesinados por una confusión y por fuego cruzado. ¿Qué les pasa? Se olvidaron de un pequeño detalle, que no hay en el caso de Posadas y Ayotzinapa, que en este crimen brutal quedaron testigos de lo que sucedió y están contando una versión totalmente distinta. Los niños que sobrevivieron han declarado que las mujeres salieron de los carros para tratar de parar el tiroteo y en lugar de hacerlo, las masacraron. Se ve que el Gobierno a fuerzas quiere imponer su versión y terminará con un caso Posadas y un Ayotzinapa caliente en la mano. Qué bárbaros, no entienden.

Declaraciones fuera… Algo que debe considerar el Gabinete de Seguridad para armar sus comunicados es que los sobrevivientes de la masacre, sobre todo los niños y adolescentes que pueden hablar, ya están declarando sobre lo que pasó. Pero lo están haciendo ante autoridades americanas. O sea, que se va a conocer la versión. No van a poder echarle tierra como pasa en suelo mexicano. Lo que ellos digan, esa será la versión oficial no sólo para el Gobierno americano, sino para los periodistas y medios de aquel país. Por cierto, las líneas editoriales cada vez están más duras contra el Gobierno mexicano por este asunto. Pero bueno, por aquí insisten en la jalada de la confusión y el fuego cruzado. Con ese pan se lo van a tener que comer.

Operación lodo… Otra falla que tiene el nuevo Gobierno es hacer las mismas cochinadas que los anteriores gobiernos del PRI y del PAN, el querer descalificar y ensuciar al adversario con campañas de lodo y desprestigio. Esto es lo que andan haciendo ahora con la familia LeBarón. Los chayochairos y los trolles del Gobierno están moviendo versiones por demás absurdas, de que esta familia está ligada al narco, que son criminales, que son violentos. Que tienen una fuerza militar a su mando. Jaladas gigantes. Que todas se caen al primer soplo, cuando les recuerdan que a los que mataron no fueron pistoleros armados, sino niños indefensos que iban solos, sin escolta y sólo con sus mamás. Pero claro, no hay como el lodo para justificar posturas. Por eso les va como les va.

Cayó un grano de la mazorca… De forma sorpresiva ayer se supo de la renuncia del doctor Félix Higuera Romero a la Subsecretaría de Salud. Como es costumbre, la renuncia fue por motivos personales, pero a lo mejor luego se sabe realmente la razón. En fin, el caso es que suenan varios para ocupar su lugar, pero sin duda que el más calificado y además aceptado por el sector médico, es el doctorFrancisco Javier Muro Dávila, quien tiene amplia experiencia en la administración de salud. A decir de los que saben, sería una excelente designación para terminar sin problemas lo que resta del sexenio, porque Muro Dávila ya ha transitado por estos caminos y le conoce muy bien. Además, es un funcionario muy institucional.

Atolito educativo… En donde andan que no los calienta ni el sol es en muchas escuelas de la entidad que esperaban los recursos que les ofreció el presidente Andrés Manuel López Obrador con el programa “La Escuela es Nuestra” y que ahora ya no se entregarían directo a los gobiernos, sino a las escuelas o sea a padres de familia y maestros. Pues nanay. Otra vacilada más. Resulta que de las 3,500 escuelas a las que hay que apoyar en la entidad, sólo fueron designados 216 planteles. Para los demás tengan sus buenos días. En total sólo se contemplan mandar 19 millones de pesos. El resto de las escuelas pues tendrán que aguantarse hasta el 2021 o comenzar a botear. Ah, y desde luego, al parecer son escuelas en donde hay más gente afín al nuevo gobierno. Digo, como mera simpleza y coincidencia. Vaya cosa.

Preparen el diente… Reportan todo listo para comenzar a preparar los diez mil tamales, de entrada, que se estarán vendiendo entre el 16 y 17 de noviembre con motivo del aniversario 278 de la Fundación de Villa de Seris. Obvio que estamos recomendando todos, pero en especial los de picadillo al estilo de doña Eloisita Loustaunau y los de arroz que vienen de Empalme. Además de darle gusto al diente, como es costumbre y con el apoyo del Instituto Sonorense de Cultura habrá un programa artístico y cultural. De modo y manera que vayan haciendo hambre porque se va a poner muy bueno.

En fin, lo bueno que hoy, hoy es un sabroso… ¡¡viernes!!, y por lo mismo recuerden lo que decía el Maromas Angulo, no por mucho madrugar, te tocan más tamales. Sale.

Una tesis muy jalada… A pesar de que nadie se las cree, al Gobierno le causa especial fascinación usar las teorías de las confusiones para explicar o justificar los grandes crímenes y tragedias.

RECIBE LAS NOTICIAS DE EL SOL DE HERMOSILLO DIRECTO EN TU WHATSAPP, SUSCRÍBETE AQUÍ

Hay que recordar cómo Carlos Salinas de Gortari intentó vía su procurador Jorge Carpizo la teoría, primero de la confusión y luego del fuego cruzado, para justificar el asesinato del cardenal Juan Jesús Posadas Ocampo. Según la explicación de su colaborador, al cardenal lo confundieron con el Chapo Guzmán cuando llegaba en su Grand Marquis negro al aeropuerto de Guadalajara. Obvio, esta tesis absurda nadie la creyó. Igual pasó con el caso Ayotzinapa, que al principio quisieron hacer creer que el secuestro y crimen de los normalistas fue por una confusión. Los confundieron con una banda rival de los Rojos. Otra jalada, que tampoco nadie dio por buena.

Van con lo mismo… Bueno, pues a pesar de estos fracasos notorios y sonados, como el otro caso de los jóvenes del Tec de Monterrey asesinados por “confusión” por elementos del Ejército, que le cayó a Felipe Calderón, en el Gobierno siguen empeñados en querer verle la cara a los mexicanos. Porque a pesar de tantos antecedentes de burradas, pues miren, con el caso de la masacre de la familia LeBarón quieren salir con lo mismo, que fueron brutalmente asesinados por una confusión y por fuego cruzado. ¿Qué les pasa? Se olvidaron de un pequeño detalle, que no hay en el caso de Posadas y Ayotzinapa, que en este crimen brutal quedaron testigos de lo que sucedió y están contando una versión totalmente distinta. Los niños que sobrevivieron han declarado que las mujeres salieron de los carros para tratar de parar el tiroteo y en lugar de hacerlo, las masacraron. Se ve que el Gobierno a fuerzas quiere imponer su versión y terminará con un caso Posadas y un Ayotzinapa caliente en la mano. Qué bárbaros, no entienden.

Declaraciones fuera… Algo que debe considerar el Gabinete de Seguridad para armar sus comunicados es que los sobrevivientes de la masacre, sobre todo los niños y adolescentes que pueden hablar, ya están declarando sobre lo que pasó. Pero lo están haciendo ante autoridades americanas. O sea, que se va a conocer la versión. No van a poder echarle tierra como pasa en suelo mexicano. Lo que ellos digan, esa será la versión oficial no sólo para el Gobierno americano, sino para los periodistas y medios de aquel país. Por cierto, las líneas editoriales cada vez están más duras contra el Gobierno mexicano por este asunto. Pero bueno, por aquí insisten en la jalada de la confusión y el fuego cruzado. Con ese pan se lo van a tener que comer.

Operación lodo… Otra falla que tiene el nuevo Gobierno es hacer las mismas cochinadas que los anteriores gobiernos del PRI y del PAN, el querer descalificar y ensuciar al adversario con campañas de lodo y desprestigio. Esto es lo que andan haciendo ahora con la familia LeBarón. Los chayochairos y los trolles del Gobierno están moviendo versiones por demás absurdas, de que esta familia está ligada al narco, que son criminales, que son violentos. Que tienen una fuerza militar a su mando. Jaladas gigantes. Que todas se caen al primer soplo, cuando les recuerdan que a los que mataron no fueron pistoleros armados, sino niños indefensos que iban solos, sin escolta y sólo con sus mamás. Pero claro, no hay como el lodo para justificar posturas. Por eso les va como les va.

Cayó un grano de la mazorca… De forma sorpresiva ayer se supo de la renuncia del doctor Félix Higuera Romero a la Subsecretaría de Salud. Como es costumbre, la renuncia fue por motivos personales, pero a lo mejor luego se sabe realmente la razón. En fin, el caso es que suenan varios para ocupar su lugar, pero sin duda que el más calificado y además aceptado por el sector médico, es el doctorFrancisco Javier Muro Dávila, quien tiene amplia experiencia en la administración de salud. A decir de los que saben, sería una excelente designación para terminar sin problemas lo que resta del sexenio, porque Muro Dávila ya ha transitado por estos caminos y le conoce muy bien. Además, es un funcionario muy institucional.

Atolito educativo… En donde andan que no los calienta ni el sol es en muchas escuelas de la entidad que esperaban los recursos que les ofreció el presidente Andrés Manuel López Obrador con el programa “La Escuela es Nuestra” y que ahora ya no se entregarían directo a los gobiernos, sino a las escuelas o sea a padres de familia y maestros. Pues nanay. Otra vacilada más. Resulta que de las 3,500 escuelas a las que hay que apoyar en la entidad, sólo fueron designados 216 planteles. Para los demás tengan sus buenos días. En total sólo se contemplan mandar 19 millones de pesos. El resto de las escuelas pues tendrán que aguantarse hasta el 2021 o comenzar a botear. Ah, y desde luego, al parecer son escuelas en donde hay más gente afín al nuevo gobierno. Digo, como mera simpleza y coincidencia. Vaya cosa.

Preparen el diente… Reportan todo listo para comenzar a preparar los diez mil tamales, de entrada, que se estarán vendiendo entre el 16 y 17 de noviembre con motivo del aniversario 278 de la Fundación de Villa de Seris. Obvio que estamos recomendando todos, pero en especial los de picadillo al estilo de doña Eloisita Loustaunau y los de arroz que vienen de Empalme. Además de darle gusto al diente, como es costumbre y con el apoyo del Instituto Sonorense de Cultura habrá un programa artístico y cultural. De modo y manera que vayan haciendo hambre porque se va a poner muy bueno.

En fin, lo bueno que hoy, hoy es un sabroso… ¡¡viernes!!, y por lo mismo recuerden lo que decía el Maromas Angulo, no por mucho madrugar, te tocan más tamales. Sale.

miércoles 20 de noviembre de 2019

Corren rumores | Misión cumplida

martes 19 de noviembre de 2019

Corren rumores | Universidades en apuros

sábado 16 de noviembre de 2019

Corren rumores | Principio del Buen Fin

viernes 15 de noviembre de 2019

Corren rumores | Comienza la fiesta del Pueblo

jueves 14 de noviembre de 2019

Corren rumores | El engaño maestro

miércoles 13 de noviembre de 2019

Corren rumores | Como me ves, te verás

martes 12 de noviembre de 2019

Corren rumores | La nueva cajita china

lunes 11 de noviembre de 2019

Corren rumores | Los rounds de Ebrard

viernes 08 de noviembre de 2019

Corren rumores | Confusiones que confunden

Cargar Más