/ lunes 1 de julio de 2019

Corren rumores | Corte y celebración

Fiesta nacional… Este primero de julio fue declarado por el Gobierno Federal como fiesta nacional por el triunfo electoral de Andrés Manuel López Obrador y el partido Morena, que dicho sea de paso no fue cosa menor, por algo le pusieron el “Tsunami Electoral”.

Le dio la Presidencia de la República con más de 30 millones de votos. Consiguieron mayoría en el Congreso de la Unión, logró más de 20 congresos locales, barrió en muchas capitales y municipios. Logró gubernaturas y mandó al PRI a tercera fuerza electoral. Sin duda mucho que celebrar, pero no para todos, porque este triunfo se ha convertido en amarga derrota para muchos mexicanos, comenzando por más de 100 mil empleados federales de los llamados de confianza, por honorarios y por contrato a tiempo determinado, que fueron los primeros en decirle adiós al presupuesto. En fin, algunos no tendrán nada que celebrar este día.

Muy criticado… Para hoy por la mañana se está convocando a una marcha a favor del presidente López Obrador y por su parte, Morena y el Gobierno Federal está invitando a un mitin en la tarde en la Plaza Emiliana de Zubeldía. Por cierto, malito se vio Jorge Taddei en un video donde invita a este mitin, pues se le vio soberbio y con una imagen de perdonavidas. Cuando menos en redes le fue como en feria porque todo mundo criticó, no la invitación, sino el estilito para hacerlo. Y claro lo más importante, que así lo quisieran ver respondiendo al grave problema de inseguridad que hay en el Estado en su papel de super delegado. Pero para esos problemas, parece que no hay tiempo, ni ganas. Es posible que entre los morenistas haya funcionado la convocatoria, pero para el resto de la población no chaira, que es el 60%, lo vieron como burla.

Nada que celebrar… Para los empleados federales que ayer se concretó su despido de plano no hay nada que celebrar, y seguramente para los mexicanos que tienen que hacer trámites en esas dependencias donde se hicieron los recortes, pues tampoco. Un ejemplo de lo que pasará luego del recorte del personal operativo. En Sonora se hizo un recorte en el Registro Agrario Nacional, dependencia que atiende a 1.055 ejidos sonorenses. Estos eran atendidos por 15 personas, los cuales mal atendían y con mucho rezago más de 3 mil solicitudes y trámites en proceso. Pues bien, a partir de ayer recortaron a 8 empleados de confianza y todo el trabajo se recargará en 7 empleados sindicalizados. Ya se imaginarán las broncas. Y así están todas las demás delegaciones federales. De por sí no dan la cara los delegados, luego de esto se van a encerrar a piedra y lodo. Eso sí, seguramente los veremos agitando banderías este día en el mitin de su patrón.

Fracasan los cambios… Otro fracaso sonado, porque además era algo absurdo, fue la descentralización de dependencias federales a los estados. De acuerdo con el periódico El Universal ninguna dependencia se ha cambiado al lugar que se anunció deberían estar despachando desde el 1 de diciembre pasado. Son mil y uno los pretextos, pero el caso es que nadie se ha movido y en algunos casos, como en Sonora, ya se han acondicionado lugares para el cambio, pero no llega nadie. En total 41 dependencias y organismos deberían estar despachando en “provincia” como dicen los chilangos. Por lo pronto, algunas secretarías dijeron zafo y sólo mandarán una especie de delegación simbólica, como el caso de la Secretaría del Bienestar que le toca Oaxaca y anuncia que sólo van 20 empleados. Bueno, para eso se inventó la simulación.

Malos funcionarios… Otros números que deben incluirse en el balance de estos siete meses son la actuación de los funcionarios que ganaron gracias a Morena. A muchos, por no decir la mayoría les está yendo como en feria. Comenzando por la cereza del pastel, la Ciudad de México, en donde Claudia Sheinbaum tiene ya calificaciones reprobatorias según encuesta de El Universal. En Sonora, salvo la alcaldesa de Hermosillo, Celida López, la mayoría de los egresados de Morena están reprobados y bien tronados. Casos de gobiernos patéticos como el de Navojoa, con Rosario Quintero. No se diga Guaymas, con Sara Valle, quien de todos sus males les echa la culpa a los periodistas. Francisco Genesta, de Empalme, peleado con medio Cabildo. El de Bácum, Rogelio Aboyte, detenido en Arizona por falsificación de documentos. No se diga el pobre diablo de Cajeme, Sergio Pablo Mariscal, al que sus numeritos le dicen que no pasa nada en el municipio. A esos y otros más no los puede proteger el manto de López Obrador como pasó en las elecciones. Ellos son el verdadero rostro de Morena y su forma de gobernar. Por lo mismo, el 2021 ya no pinta del guinda subido del que presumen y por el que van a festejar este día. Ojo, porque la gente no sabe por el momento qué es lo que están celebrando.

México maravilloso… Pero para todos los fifís, neoconservadores, mafios del poder, escépticos de la cuarta transformación, para todos ellos hoy serán testigos de la gran revelación porque el presidente Andrés Manuel López Obrador presentará sus números mágicos del nuevo país que tenemos. No el que vemos, claro, sino el que ve el señor Presidente y que por obligación tenemos que ver todos los mexicanos bajo pena de excomunión y ser blanco de los chayochairos y chairotrolles. Sin duda que quedaremos llenos de asombro al darnos cuenta de la enorme transformación que ha tenido el país. Ojalá incluyan en este discurso que ya no habrá calor en verano en Sonora, digo para creerme algo que valga la pena.

En fin, así la vida, y para arrancar semana les recuerdo lo que decía doña Betita del Cerro, el vago promete hasta conseguir, y una vez conseguido, al demonio lo prometido. Sale.

Fiesta nacional… Este primero de julio fue declarado por el Gobierno Federal como fiesta nacional por el triunfo electoral de Andrés Manuel López Obrador y el partido Morena, que dicho sea de paso no fue cosa menor, por algo le pusieron el “Tsunami Electoral”.

Le dio la Presidencia de la República con más de 30 millones de votos. Consiguieron mayoría en el Congreso de la Unión, logró más de 20 congresos locales, barrió en muchas capitales y municipios. Logró gubernaturas y mandó al PRI a tercera fuerza electoral. Sin duda mucho que celebrar, pero no para todos, porque este triunfo se ha convertido en amarga derrota para muchos mexicanos, comenzando por más de 100 mil empleados federales de los llamados de confianza, por honorarios y por contrato a tiempo determinado, que fueron los primeros en decirle adiós al presupuesto. En fin, algunos no tendrán nada que celebrar este día.

Muy criticado… Para hoy por la mañana se está convocando a una marcha a favor del presidente López Obrador y por su parte, Morena y el Gobierno Federal está invitando a un mitin en la tarde en la Plaza Emiliana de Zubeldía. Por cierto, malito se vio Jorge Taddei en un video donde invita a este mitin, pues se le vio soberbio y con una imagen de perdonavidas. Cuando menos en redes le fue como en feria porque todo mundo criticó, no la invitación, sino el estilito para hacerlo. Y claro lo más importante, que así lo quisieran ver respondiendo al grave problema de inseguridad que hay en el Estado en su papel de super delegado. Pero para esos problemas, parece que no hay tiempo, ni ganas. Es posible que entre los morenistas haya funcionado la convocatoria, pero para el resto de la población no chaira, que es el 60%, lo vieron como burla.

Nada que celebrar… Para los empleados federales que ayer se concretó su despido de plano no hay nada que celebrar, y seguramente para los mexicanos que tienen que hacer trámites en esas dependencias donde se hicieron los recortes, pues tampoco. Un ejemplo de lo que pasará luego del recorte del personal operativo. En Sonora se hizo un recorte en el Registro Agrario Nacional, dependencia que atiende a 1.055 ejidos sonorenses. Estos eran atendidos por 15 personas, los cuales mal atendían y con mucho rezago más de 3 mil solicitudes y trámites en proceso. Pues bien, a partir de ayer recortaron a 8 empleados de confianza y todo el trabajo se recargará en 7 empleados sindicalizados. Ya se imaginarán las broncas. Y así están todas las demás delegaciones federales. De por sí no dan la cara los delegados, luego de esto se van a encerrar a piedra y lodo. Eso sí, seguramente los veremos agitando banderías este día en el mitin de su patrón.

Fracasan los cambios… Otro fracaso sonado, porque además era algo absurdo, fue la descentralización de dependencias federales a los estados. De acuerdo con el periódico El Universal ninguna dependencia se ha cambiado al lugar que se anunció deberían estar despachando desde el 1 de diciembre pasado. Son mil y uno los pretextos, pero el caso es que nadie se ha movido y en algunos casos, como en Sonora, ya se han acondicionado lugares para el cambio, pero no llega nadie. En total 41 dependencias y organismos deberían estar despachando en “provincia” como dicen los chilangos. Por lo pronto, algunas secretarías dijeron zafo y sólo mandarán una especie de delegación simbólica, como el caso de la Secretaría del Bienestar que le toca Oaxaca y anuncia que sólo van 20 empleados. Bueno, para eso se inventó la simulación.

Malos funcionarios… Otros números que deben incluirse en el balance de estos siete meses son la actuación de los funcionarios que ganaron gracias a Morena. A muchos, por no decir la mayoría les está yendo como en feria. Comenzando por la cereza del pastel, la Ciudad de México, en donde Claudia Sheinbaum tiene ya calificaciones reprobatorias según encuesta de El Universal. En Sonora, salvo la alcaldesa de Hermosillo, Celida López, la mayoría de los egresados de Morena están reprobados y bien tronados. Casos de gobiernos patéticos como el de Navojoa, con Rosario Quintero. No se diga Guaymas, con Sara Valle, quien de todos sus males les echa la culpa a los periodistas. Francisco Genesta, de Empalme, peleado con medio Cabildo. El de Bácum, Rogelio Aboyte, detenido en Arizona por falsificación de documentos. No se diga el pobre diablo de Cajeme, Sergio Pablo Mariscal, al que sus numeritos le dicen que no pasa nada en el municipio. A esos y otros más no los puede proteger el manto de López Obrador como pasó en las elecciones. Ellos son el verdadero rostro de Morena y su forma de gobernar. Por lo mismo, el 2021 ya no pinta del guinda subido del que presumen y por el que van a festejar este día. Ojo, porque la gente no sabe por el momento qué es lo que están celebrando.

México maravilloso… Pero para todos los fifís, neoconservadores, mafios del poder, escépticos de la cuarta transformación, para todos ellos hoy serán testigos de la gran revelación porque el presidente Andrés Manuel López Obrador presentará sus números mágicos del nuevo país que tenemos. No el que vemos, claro, sino el que ve el señor Presidente y que por obligación tenemos que ver todos los mexicanos bajo pena de excomunión y ser blanco de los chayochairos y chairotrolles. Sin duda que quedaremos llenos de asombro al darnos cuenta de la enorme transformación que ha tenido el país. Ojalá incluyan en este discurso que ya no habrá calor en verano en Sonora, digo para creerme algo que valga la pena.

En fin, así la vida, y para arrancar semana les recuerdo lo que decía doña Betita del Cerro, el vago promete hasta conseguir, y una vez conseguido, al demonio lo prometido. Sale.

viernes 12 de julio de 2019

Corren rumores | Gobierno Montesori

jueves 11 de julio de 2019

Corren rumores | Algo se pudrió en BC

miércoles 10 de julio de 2019

Corren rumores | Cuidado con los ninis

martes 09 de julio de 2019

Corren rumores | Viene el jefe

lunes 08 de julio de 2019

Corren rumores | Una buena bandera

sábado 06 de julio de 2019

Corren rumores | Todo yo, todo yo

viernes 05 de julio de 2019

Corren rumores | La mano guinda

miércoles 03 de julio de 2019

Corren rumores | Bienvenidos welcome

martes 02 de julio de 2019

Corren rumores | El Caudillo del Sur

Cargar Más