/ viernes 26 de junio de 2020

Corren rumores | Tomen las cosas en serio

Tengo la boca chueca… Las mamás y abuelitas solían regañarnos con aquello de “tengo la boca chueca de tanto decirte eso”.

Y bien, parecería que esto es lo que está sucediendo en estos momentos en que las autoridades nos advierten que debemos meterle ganas para las medidas de contención del coronavirus, y no porque simplemente nos vayamos a contagiar, sino porque vivimos la realidad mexicana y por lo mismo, la estructura hospitalaria está siendo rebasada.

ACCEDE A NUESTRA EDICIÓN DIGITAL EN UN SOLO LUGAR Y DESDE CUALQUIER DISPOSITIVO ¡SUSCRÍBETE AQUÍ!

Lo hemos comentado, en Navojoa y Etchojoa llegó un momento en las ambulancia de Cruz Roja no cubrían llamadas de casos de Covid 19, simplemente porque no había dónde llevarlos. En estos momentos de acuerdo al Sector Salud los hospitales privados están al tope y en las instituciones públicas para allá van. Hay ciudades con alarmas encendidas como el caso de Hermosillo, San Luis Río Colorado, Ciudad Obregón, Nogales, Navojoa y Guaymas. Y todavía no hacemos caso.

Ni para dónde correr… Nos comentan médicos amigos la desesperación y angustia de su gremio por lo que se vive en este momento. Los hospitales privados de la capital están al tope. Incluso uno de ellos nos dice que a sus pacientes de otras enfermedades los atiende en camillas, porque ya no hay dónde ponerlos. Esto es gravísimo, porque la gente aunque tenga dinero no tiene para dónde acudir en caso de sentir los síntomas del Covid. A esto, sumen complicaciones como problemas en los riñones que obligan a diálisis, servicio ya saturado. O bien, tener que hacer una operación de emergencia de corazón cuando no hay quirófanos. Estamos realmente en una situación de guerra, en donde sólo pueden sobrevivir los que necesiten menos atención médica. No hay descanso, porque por uno que dan de alta, una docena toca la puerta.

Tremenda indiferencia… Las medidas que se han adoptado para contener la epidemia en lugar de aceptarlas de inmediato son rechazadas, y todo porque sacan a la gente de su zona de confort. Ya se dio el caso de un abogado que se amparó en contra de la restricción vehicular y le dieron suspensión provisional. ¿ Para qué quiere andar en la calle? Va a poner el mal ejemplo. Seguramente lo presumirá al ir a lugares concurridos donde corre riesgo de infectarse y luego contagiar a los demás. La gente que se enoja porque les dan horario preferente a los adultos mayores en Walmart. Todo porque no quieren levantarse temprano. Lo peor, que los primeros que critican, son los que más se lamentan y lloran cuando se enferman y ven que está todo saturado. La enfermedad, en la mayoría de las veces, no le llegó por correo ni por Twitter sino por estar en contacto con gente infectada. Pero bueno, veremos que sigue más adelante.

No se cumplió… De nueva cuenta el doctor Hugo López Gatell, experto en el juego del bote pateado, erró en sus pronósticos, pues dijo que para el 25 de junio se llegaría al tope máximo de contagios. Y bueno, todo parece indicar que estamos muy lejos. Seguramente que ahora volverá a decir que nunca dijo lo que dijo, cuando sí dijo lo que dijo. Tratará de justificar el error y de nuevo pateará el bote para el próximo mes. Seguramente le echarán la culpa a los gobiernos estatales y municipales por no cumplir con sus obligaciones de evitar que la gente ande en la calle sin cuidarse y sin necesidad. Aunque suene repetitivo, pero debemos tomar conciencia que esto se domará hasta que haya una vacuna o bien una medicina realmente efectiva para evitar casos graves. En tanto, a cuidarse, no hay más.

Piden auxilio… Los comerciantes del Centro de Hermosillo están naufragando en deudas y piden un salvavidas a las autoridades porque de lo contrario el naufragio es inminente. Tienen toda la razón de que mientras las grandes cadenas comerciales pueden vender de todo, incluso lo no esencial como ropa, joyería, y hasta herramientas, a los pequeños negocios se los niegan. No es parejo el asunto. Recuerdan que más del 85% de las empresas que generan empleos son micro y pequeñas. Sin duda que las autoridades deberán replantear este tema, pero sería bueno que los comerciantes también replantearan sus propuestas. En Caborca, por ejemplo, están pidiendo apertura pero ofrecen que se haga en base a protocolos de sanidad estrictos y aprobados por Salud. Además, piden capacitación para sus empleados y ofrecen equiparse en forma completa con todo tipo de material sanitizante. Ese enfoque deberían ofrecer los negocios de Hermosillo no esenciales. Esto les puede tender un buen puente para negociar con las autoridades, que seguramente entienden que si no les tiran un salvavidas terminarán ahogándose.

Muy buena gestión… Hay que reconocer que la gobernadora Claudia Pavlovich se aventó una buena gestión con la Asociación Mexicana de Bancos, ya que a través de su presidente Luis Niño de Rivera le pidió que abrieran más sucursales o más días. Que tuvieran protocolos para evitar que la gente se muera bajo los rayos del sol haciendo fila. En respuesta le ofrecieron que promoverán horarios para adultos mayores de 8:30 a 10:00 am. Abrirán más ventanillas y ofrecerán sombrillas a los que hagan filas por fuera. Bien, porque hay lugares como Magdalena y otros municipios donde sólo abren dos veces a la semana las sucursales bancarias. En Nogales, la gente hace fila desde la noche anterior para entrar rápido. Esas son gachadas que se tienen que arreglar. A lo mejor, es el primer Estado que lo hace.

En fin, lo bueno que hoy es un sabroso… ¡¡viernes!!, y a darle como dijo El Pecho (de pechocho), las penas con pan son buenas y con tortillas de manteca, mejor. Sale.

Tengo la boca chueca… Las mamás y abuelitas solían regañarnos con aquello de “tengo la boca chueca de tanto decirte eso”.

Y bien, parecería que esto es lo que está sucediendo en estos momentos en que las autoridades nos advierten que debemos meterle ganas para las medidas de contención del coronavirus, y no porque simplemente nos vayamos a contagiar, sino porque vivimos la realidad mexicana y por lo mismo, la estructura hospitalaria está siendo rebasada.

ACCEDE A NUESTRA EDICIÓN DIGITAL EN UN SOLO LUGAR Y DESDE CUALQUIER DISPOSITIVO ¡SUSCRÍBETE AQUÍ!

Lo hemos comentado, en Navojoa y Etchojoa llegó un momento en las ambulancia de Cruz Roja no cubrían llamadas de casos de Covid 19, simplemente porque no había dónde llevarlos. En estos momentos de acuerdo al Sector Salud los hospitales privados están al tope y en las instituciones públicas para allá van. Hay ciudades con alarmas encendidas como el caso de Hermosillo, San Luis Río Colorado, Ciudad Obregón, Nogales, Navojoa y Guaymas. Y todavía no hacemos caso.

Ni para dónde correr… Nos comentan médicos amigos la desesperación y angustia de su gremio por lo que se vive en este momento. Los hospitales privados de la capital están al tope. Incluso uno de ellos nos dice que a sus pacientes de otras enfermedades los atiende en camillas, porque ya no hay dónde ponerlos. Esto es gravísimo, porque la gente aunque tenga dinero no tiene para dónde acudir en caso de sentir los síntomas del Covid. A esto, sumen complicaciones como problemas en los riñones que obligan a diálisis, servicio ya saturado. O bien, tener que hacer una operación de emergencia de corazón cuando no hay quirófanos. Estamos realmente en una situación de guerra, en donde sólo pueden sobrevivir los que necesiten menos atención médica. No hay descanso, porque por uno que dan de alta, una docena toca la puerta.

Tremenda indiferencia… Las medidas que se han adoptado para contener la epidemia en lugar de aceptarlas de inmediato son rechazadas, y todo porque sacan a la gente de su zona de confort. Ya se dio el caso de un abogado que se amparó en contra de la restricción vehicular y le dieron suspensión provisional. ¿ Para qué quiere andar en la calle? Va a poner el mal ejemplo. Seguramente lo presumirá al ir a lugares concurridos donde corre riesgo de infectarse y luego contagiar a los demás. La gente que se enoja porque les dan horario preferente a los adultos mayores en Walmart. Todo porque no quieren levantarse temprano. Lo peor, que los primeros que critican, son los que más se lamentan y lloran cuando se enferman y ven que está todo saturado. La enfermedad, en la mayoría de las veces, no le llegó por correo ni por Twitter sino por estar en contacto con gente infectada. Pero bueno, veremos que sigue más adelante.

No se cumplió… De nueva cuenta el doctor Hugo López Gatell, experto en el juego del bote pateado, erró en sus pronósticos, pues dijo que para el 25 de junio se llegaría al tope máximo de contagios. Y bueno, todo parece indicar que estamos muy lejos. Seguramente que ahora volverá a decir que nunca dijo lo que dijo, cuando sí dijo lo que dijo. Tratará de justificar el error y de nuevo pateará el bote para el próximo mes. Seguramente le echarán la culpa a los gobiernos estatales y municipales por no cumplir con sus obligaciones de evitar que la gente ande en la calle sin cuidarse y sin necesidad. Aunque suene repetitivo, pero debemos tomar conciencia que esto se domará hasta que haya una vacuna o bien una medicina realmente efectiva para evitar casos graves. En tanto, a cuidarse, no hay más.

Piden auxilio… Los comerciantes del Centro de Hermosillo están naufragando en deudas y piden un salvavidas a las autoridades porque de lo contrario el naufragio es inminente. Tienen toda la razón de que mientras las grandes cadenas comerciales pueden vender de todo, incluso lo no esencial como ropa, joyería, y hasta herramientas, a los pequeños negocios se los niegan. No es parejo el asunto. Recuerdan que más del 85% de las empresas que generan empleos son micro y pequeñas. Sin duda que las autoridades deberán replantear este tema, pero sería bueno que los comerciantes también replantearan sus propuestas. En Caborca, por ejemplo, están pidiendo apertura pero ofrecen que se haga en base a protocolos de sanidad estrictos y aprobados por Salud. Además, piden capacitación para sus empleados y ofrecen equiparse en forma completa con todo tipo de material sanitizante. Ese enfoque deberían ofrecer los negocios de Hermosillo no esenciales. Esto les puede tender un buen puente para negociar con las autoridades, que seguramente entienden que si no les tiran un salvavidas terminarán ahogándose.

Muy buena gestión… Hay que reconocer que la gobernadora Claudia Pavlovich se aventó una buena gestión con la Asociación Mexicana de Bancos, ya que a través de su presidente Luis Niño de Rivera le pidió que abrieran más sucursales o más días. Que tuvieran protocolos para evitar que la gente se muera bajo los rayos del sol haciendo fila. En respuesta le ofrecieron que promoverán horarios para adultos mayores de 8:30 a 10:00 am. Abrirán más ventanillas y ofrecerán sombrillas a los que hagan filas por fuera. Bien, porque hay lugares como Magdalena y otros municipios donde sólo abren dos veces a la semana las sucursales bancarias. En Nogales, la gente hace fila desde la noche anterior para entrar rápido. Esas son gachadas que se tienen que arreglar. A lo mejor, es el primer Estado que lo hace.

En fin, lo bueno que hoy es un sabroso… ¡¡viernes!!, y a darle como dijo El Pecho (de pechocho), las penas con pan son buenas y con tortillas de manteca, mejor. Sale.

sábado 11 de julio de 2020

Corren rumores | Cuidado con las redes

viernes 10 de julio de 2020

Corren rumores | Dando y dando

jueves 09 de julio de 2020

Corren rumores | ¿Ya supiste?

martes 07 de julio de 2020

Corren rumores | Amargo regreso

lunes 06 de julio de 2020

Corren rumores | Por aquí no pasan

viernes 03 de julio de 2020

Corren rumores | Amor con amor se paga

martes 30 de junio de 2020

Corren rumores | La familia Moringa

lunes 29 de junio de 2020

Corren rumores | Golpe a las empresas

Cargar Más