/ martes 9 de julio de 2019

Corren rumores | Viene el jefe

A limpiar y barrer… Más vale que se pongan las pilas los delegados o su equivalente en pesos, porque el próximo 2 de septiembre estará en Sonora el presidente Andrés Manuel López Obrador y trae ganas de inaugurar cosas y supervisar otras.

Seguramente por eso anda a mil el delegado del Seguro Social revisando hospitales, porque sabe que es la última ocurrencia de su jefe en sus giras por los estados. Lo bueno, que Guillermo Noriega le entiende bien a esto y seguramente tendrá todo en orden para cuando le toque revisión. Las broncas son para los que andan muy atrasados, como el delegado de la SCT, Eduardo Pacheco, quien tiene la encomienda de tener preparadas las tijeras y el listón o las banderitas, para inaugurar las obras de modernización de la Cuatro Carriles. O sea, que tiene que sacar todo en menos de dos meses, porque ya lo anunció el patrón y recuerden, el jefe nunca se equivoca.

Dolor de cabeza… Ya se imaginarán lo que sintió el delegado de la SCT cuando le dijeron que en la mañanera un subsecretario había asegurado que la Cuatro Carriles quedaba lista para el 31 de agosto, porque ya solamente le faltaban de terminar 26.9 kilómetros. Está más que decir que alguien informó mal, porque a esta carretera para ser de concreto le falta el tramo Hermosillo-Santa Ana. Ahora, si vamos a jugar a las farsas y simulaciones como antes, pues le faltará ese pedacito. Otro detalle comprobado por las cámaras de Meganoticias son el titipuchal de puentes que no están terminados y son entre 13 o 15. No sabemos con precisión porque recuerden que en este sexenio no se informa de nada y solamente hay que atenerse a los numeritos alegres que se dan en las mañaneras. Como la pinten, el pobre de Eduardo Pacheco debe traer una migraña cuata.

El super duper… Otro que de inmediato practicó su acto al estilo Houdini fue el super delegado Jorge Taddei, pues a raíz de la denuncia hecha por el periódico Reforma de que la Secretaría del Bienestar y el DIF nacional le reconocieron vía transparencia que no tienen listas de “niños fantasmas” en Estancias Infantiles, se esfumó porque algo debía de responder a los medios locales, porque aseguró que por eso fue que les había quitado el presupuesto. Además los acusó de corrupción y de malos manejos. Nunca presentó pruebas, ni listas ni documentos que probaran estos señalamientos. Y sobre esos dichos se aprovechaban para pegar con singular alegría. Ahora que han sido exhibidos por el Reforma, algo tendrá que decir, porque ahora corre el riesgo hasta de ser acusado de difamación por los dueños de las estancias y madres de familia cuyos hijos salieron raspados. Pero igual, ayer se tiró a perder y nadie sabe tan siquiera si anda aquí o todavía anda de cháchara en el otro lado.

Que se den de santos… Por otro lado, los delegados y funcionarios federales deben agradecer a sus deidades de la cuarta transformación, porque en Sonora no traen pleito abierto y casado con el Gobierno estatal como pasa en Jalisco. Si fuera así, ya los estuvieran exprimiendo como limón de elotero o como a la pobre de Ana Gabriela Guevara en la Cámara de Diputados. Ahorita tienen tiempo para operar y tratar de salir del atolladero en que se están metiendo y que parece que cada vez se les complica más. Y no pueden acusar de que son zancadillas lo que son en realidad auténticas metidas de pata. Pero apúrenle porque ya la gente comienza a impacientarse por tanto resbalón.

Paredón de fusilamiento… En eso se convirtió la Comisión del Deporte de la Cámara de Diputados, en donde literalmente pasaron por las armas a la paisana Ana Gabriela Guevara, a quien le está cayendo más fuego amigo que en los territorios ocupados de Siria. En su comparecencia no sintió lo duro, sino lo tupido. Incluso, no faltó el que vio caballo ensillado y aprovechó para pedirle la renuncia. Sí Chuy. Lo malo que tampoco se deja ayudar porque en lugar de buscar la cercanía con los deportistas, parece que gusta sumar enemigos al decir que “No podemos dar becas a discreción o solamente por berrinche”. Ahora sí qué necesidad había de eso y de subir el nivel del debate y la confrontación. Pero bueno, esto sólo tiene dos finales. Que le pidan la bola, y eso buscan sus adversarios políticos. O bien, que su jefe le tire un salvavidas para sacarla del atolladero, como lo ha hecho con otros que han hecho cosas peores. Veremos, esto no se acaba hasta que se acaba.

Se cumplen cien años… Este día se cumplen cien años de que don Juan Navarrete y Guerrero, siervo de Dios, llegó a tierras sonorenses vía Nogales. Hasta allá fue una comitiva a recibirlo encabezada por el padre Martín Portela, que al verlo bajar le pregunto, ¿No venía con usted el señor obispo? El joven prelado, en ese momento el obispo más joven del mundo, le respondió de buen humor. Yo soy, qué poca cosa. ¿No cree? Abochornado, quiso arreglarla y le dijo, lo que pasa es que usted está muy joven. Y el remate sensacional, no se preocupe, eso se me va a quitar con el tiempo. Esa fue su llegada y desde un principio su impronta. Actuar con pasión y con optimismo ante las peores adversidades. También cumplió con aquel anuncio: Ahora sí, de Sonora al cielo. Bien, hoy tienen eventos en Nogales y 11 de julio empiezan en Hermosillo. Esta es una fecha para celebrar en grande.

En fin, señores, mejor hay que recordar lo que decía el Padre Poncho, si no eres un pecador empedernido, lástima de cara. Sale.

A limpiar y barrer… Más vale que se pongan las pilas los delegados o su equivalente en pesos, porque el próximo 2 de septiembre estará en Sonora el presidente Andrés Manuel López Obrador y trae ganas de inaugurar cosas y supervisar otras.

Seguramente por eso anda a mil el delegado del Seguro Social revisando hospitales, porque sabe que es la última ocurrencia de su jefe en sus giras por los estados. Lo bueno, que Guillermo Noriega le entiende bien a esto y seguramente tendrá todo en orden para cuando le toque revisión. Las broncas son para los que andan muy atrasados, como el delegado de la SCT, Eduardo Pacheco, quien tiene la encomienda de tener preparadas las tijeras y el listón o las banderitas, para inaugurar las obras de modernización de la Cuatro Carriles. O sea, que tiene que sacar todo en menos de dos meses, porque ya lo anunció el patrón y recuerden, el jefe nunca se equivoca.

Dolor de cabeza… Ya se imaginarán lo que sintió el delegado de la SCT cuando le dijeron que en la mañanera un subsecretario había asegurado que la Cuatro Carriles quedaba lista para el 31 de agosto, porque ya solamente le faltaban de terminar 26.9 kilómetros. Está más que decir que alguien informó mal, porque a esta carretera para ser de concreto le falta el tramo Hermosillo-Santa Ana. Ahora, si vamos a jugar a las farsas y simulaciones como antes, pues le faltará ese pedacito. Otro detalle comprobado por las cámaras de Meganoticias son el titipuchal de puentes que no están terminados y son entre 13 o 15. No sabemos con precisión porque recuerden que en este sexenio no se informa de nada y solamente hay que atenerse a los numeritos alegres que se dan en las mañaneras. Como la pinten, el pobre de Eduardo Pacheco debe traer una migraña cuata.

El super duper… Otro que de inmediato practicó su acto al estilo Houdini fue el super delegado Jorge Taddei, pues a raíz de la denuncia hecha por el periódico Reforma de que la Secretaría del Bienestar y el DIF nacional le reconocieron vía transparencia que no tienen listas de “niños fantasmas” en Estancias Infantiles, se esfumó porque algo debía de responder a los medios locales, porque aseguró que por eso fue que les había quitado el presupuesto. Además los acusó de corrupción y de malos manejos. Nunca presentó pruebas, ni listas ni documentos que probaran estos señalamientos. Y sobre esos dichos se aprovechaban para pegar con singular alegría. Ahora que han sido exhibidos por el Reforma, algo tendrá que decir, porque ahora corre el riesgo hasta de ser acusado de difamación por los dueños de las estancias y madres de familia cuyos hijos salieron raspados. Pero igual, ayer se tiró a perder y nadie sabe tan siquiera si anda aquí o todavía anda de cháchara en el otro lado.

Que se den de santos… Por otro lado, los delegados y funcionarios federales deben agradecer a sus deidades de la cuarta transformación, porque en Sonora no traen pleito abierto y casado con el Gobierno estatal como pasa en Jalisco. Si fuera así, ya los estuvieran exprimiendo como limón de elotero o como a la pobre de Ana Gabriela Guevara en la Cámara de Diputados. Ahorita tienen tiempo para operar y tratar de salir del atolladero en que se están metiendo y que parece que cada vez se les complica más. Y no pueden acusar de que son zancadillas lo que son en realidad auténticas metidas de pata. Pero apúrenle porque ya la gente comienza a impacientarse por tanto resbalón.

Paredón de fusilamiento… En eso se convirtió la Comisión del Deporte de la Cámara de Diputados, en donde literalmente pasaron por las armas a la paisana Ana Gabriela Guevara, a quien le está cayendo más fuego amigo que en los territorios ocupados de Siria. En su comparecencia no sintió lo duro, sino lo tupido. Incluso, no faltó el que vio caballo ensillado y aprovechó para pedirle la renuncia. Sí Chuy. Lo malo que tampoco se deja ayudar porque en lugar de buscar la cercanía con los deportistas, parece que gusta sumar enemigos al decir que “No podemos dar becas a discreción o solamente por berrinche”. Ahora sí qué necesidad había de eso y de subir el nivel del debate y la confrontación. Pero bueno, esto sólo tiene dos finales. Que le pidan la bola, y eso buscan sus adversarios políticos. O bien, que su jefe le tire un salvavidas para sacarla del atolladero, como lo ha hecho con otros que han hecho cosas peores. Veremos, esto no se acaba hasta que se acaba.

Se cumplen cien años… Este día se cumplen cien años de que don Juan Navarrete y Guerrero, siervo de Dios, llegó a tierras sonorenses vía Nogales. Hasta allá fue una comitiva a recibirlo encabezada por el padre Martín Portela, que al verlo bajar le pregunto, ¿No venía con usted el señor obispo? El joven prelado, en ese momento el obispo más joven del mundo, le respondió de buen humor. Yo soy, qué poca cosa. ¿No cree? Abochornado, quiso arreglarla y le dijo, lo que pasa es que usted está muy joven. Y el remate sensacional, no se preocupe, eso se me va a quitar con el tiempo. Esa fue su llegada y desde un principio su impronta. Actuar con pasión y con optimismo ante las peores adversidades. También cumplió con aquel anuncio: Ahora sí, de Sonora al cielo. Bien, hoy tienen eventos en Nogales y 11 de julio empiezan en Hermosillo. Esta es una fecha para celebrar en grande.

En fin, señores, mejor hay que recordar lo que decía el Padre Poncho, si no eres un pecador empedernido, lástima de cara. Sale.

viernes 12 de julio de 2019

Corren rumores | Gobierno Montesori

jueves 11 de julio de 2019

Corren rumores | Algo se pudrió en BC

miércoles 10 de julio de 2019

Corren rumores | Cuidado con los ninis

martes 09 de julio de 2019

Corren rumores | Viene el jefe

lunes 08 de julio de 2019

Corren rumores | Una buena bandera

sábado 06 de julio de 2019

Corren rumores | Todo yo, todo yo

viernes 05 de julio de 2019

Corren rumores | La mano guinda

miércoles 03 de julio de 2019

Corren rumores | Bienvenidos welcome

martes 02 de julio de 2019

Corren rumores | El Caudillo del Sur

Cargar Más