/ martes 5 de octubre de 2021

Democracia y debate | Pandora

No, Pandora no es un grupo musical que se hizo famoso con la canción “¿Cómo te va mi amor?”, Pandora, no es una marca de joyería, o un diseño de pulseras. Tampoco es un mundo concebido en la imaginación de James Cameron, en la película Avatar, una de las más vistas en la historia del cine.

Fue Pandora, según la mitología griega, quien liberó todos los males que aquejan desde entonces a la humanidad, todas las desgracias que pesan sobre los seres humanos fueron según los griegos liberados por Pandora, de un ánfora y no una caja como se ha referido por diversas interpretaciones o traducciones.

Antes de Pandora los seres humanos vivían felices, sin mayores preocupaciones, libres de fatigas y de enfermedades, hasta que se abre esta ánfora que deja en libertad a todos los males, dejando sólo dentro de la misma a la esperanza, por eso es lo único que como humanidad tenemos para sostenernos ante tantos males que nos aquejan, es de la esperanza a la que nos aferramos a pesar de todo y contra todo, es lo único que queda dentro del ánfora o de la caja.

Hoy son un escándalo internacional los “Pandora Papers”, que no son producto de un personaje mitológico, no son liberados estos papeles de una caja o ánfora son producto de la investigación periodística y liberan nuevamente la desgracia para miles, dejándolos con poca esperanza.

Hablamos del poder y sus movimientos al descubierto, son mujeres y hombres poderosos, son presidentes, ex presidentes de todo el mundo, hablamos de artistas, deportistas, empresarios, que en 12 millones de documentos muestran diferentes estrategias y movimientos financieros, para ganar más y pagar menos, ganar más y más males (dinero) y pagar menos, mucho menos de impuestos (esperanza para los otros). 35 ex presidentes de los cuales 14 son de nuestro continente.

México aparece con más de tres mil registros, que documentan los movimientos de políticos, empresarios y personajes de poder e influencia, que movían recursos a paraísos fiscales mediante diferentes estrategias que buscaban lo ya señalado, ganar y ganar, sin pagar.

Estos datos fueron obtenidos por el Consorcio Internacional de Periodistas de Investigación, son más de 600 periodistas en 117 países, que están investigando a las mujeres y los hombres más poderosos del mundo.

Nuevamente los males son liberados en perjuicio de la humanidad, mucho se habla de la desigualdad social, de la gran brecha entre ricos y pobres, de la concentración de la riqueza y de los daños que causan a los más pobres y desprotegidos en todos los aspectos. Países enteros en África que no tienen acceso a las vacunas contra el coronavirus, miles, millones de personas en pobreza alimentaria, falta de medicamentos en general, hambre y enfermedad en el mundo.

Pero en la caja de Pandora, en el ánfora de Pandora, recordemos quedó la esperanza, que sea esta pues lo que nos siga manteniendo de pie y a salvo, procurando y empujando por más equilibrios entre mujeres y hombres. Tan sólo pensemos ¿para qué tanto?, no tiene ningún sentido. La gloria de la humanidad está en la esperanza, que camine hacia la solidaridad. Liberemos la esperanza de la caja de Pandora.


No, Pandora no es un grupo musical que se hizo famoso con la canción “¿Cómo te va mi amor?”, Pandora, no es una marca de joyería, o un diseño de pulseras. Tampoco es un mundo concebido en la imaginación de James Cameron, en la película Avatar, una de las más vistas en la historia del cine.

Fue Pandora, según la mitología griega, quien liberó todos los males que aquejan desde entonces a la humanidad, todas las desgracias que pesan sobre los seres humanos fueron según los griegos liberados por Pandora, de un ánfora y no una caja como se ha referido por diversas interpretaciones o traducciones.

Antes de Pandora los seres humanos vivían felices, sin mayores preocupaciones, libres de fatigas y de enfermedades, hasta que se abre esta ánfora que deja en libertad a todos los males, dejando sólo dentro de la misma a la esperanza, por eso es lo único que como humanidad tenemos para sostenernos ante tantos males que nos aquejan, es de la esperanza a la que nos aferramos a pesar de todo y contra todo, es lo único que queda dentro del ánfora o de la caja.

Hoy son un escándalo internacional los “Pandora Papers”, que no son producto de un personaje mitológico, no son liberados estos papeles de una caja o ánfora son producto de la investigación periodística y liberan nuevamente la desgracia para miles, dejándolos con poca esperanza.

Hablamos del poder y sus movimientos al descubierto, son mujeres y hombres poderosos, son presidentes, ex presidentes de todo el mundo, hablamos de artistas, deportistas, empresarios, que en 12 millones de documentos muestran diferentes estrategias y movimientos financieros, para ganar más y pagar menos, ganar más y más males (dinero) y pagar menos, mucho menos de impuestos (esperanza para los otros). 35 ex presidentes de los cuales 14 son de nuestro continente.

México aparece con más de tres mil registros, que documentan los movimientos de políticos, empresarios y personajes de poder e influencia, que movían recursos a paraísos fiscales mediante diferentes estrategias que buscaban lo ya señalado, ganar y ganar, sin pagar.

Estos datos fueron obtenidos por el Consorcio Internacional de Periodistas de Investigación, son más de 600 periodistas en 117 países, que están investigando a las mujeres y los hombres más poderosos del mundo.

Nuevamente los males son liberados en perjuicio de la humanidad, mucho se habla de la desigualdad social, de la gran brecha entre ricos y pobres, de la concentración de la riqueza y de los daños que causan a los más pobres y desprotegidos en todos los aspectos. Países enteros en África que no tienen acceso a las vacunas contra el coronavirus, miles, millones de personas en pobreza alimentaria, falta de medicamentos en general, hambre y enfermedad en el mundo.

Pero en la caja de Pandora, en el ánfora de Pandora, recordemos quedó la esperanza, que sea esta pues lo que nos siga manteniendo de pie y a salvo, procurando y empujando por más equilibrios entre mujeres y hombres. Tan sólo pensemos ¿para qué tanto?, no tiene ningún sentido. La gloria de la humanidad está en la esperanza, que camine hacia la solidaridad. Liberemos la esperanza de la caja de Pandora.