/ jueves 8 de noviembre de 2018

El faro | Los paradigmas de Trump

El Senado para republicanos, la Cámara Baja para demócratas…

Ante el momento crucial que vive nuestro país vecino, se celebró el pasado martes 6 de noviembre el periodo de las elecciones intermedias, algo de mucha relevancia para este cierre de año, puesto que los ciudadanos las consideraban aburridas, pero resultó todo lo contrario pues se superó la participación política esperada por parte de los ciudadanos. Los estadounidenses votaron por legisladores federales y gobernadores, pero, más allá de salir a votar y de los resultados de las elecciones, los ciudadanos dieron un mensaje a la presidencia que encabeza Donald Trump.

Por mencionar un ejemplo, en Texas hubo un descontento por parte de los republicanos, ya que, siendo el segundo Estado más grande del país y de preferencia por el Partido Republicano, el aspirante al Senado por el Partido Demócrata, Beto O’Rourke, logro establecer una verdadera y cerrada elección ante el republicano Ted Cruz, lo que demuestra que Texas ya es un campo abierto y no exclusivo de los republicanos. La relevancia de Texas es la gran relación y potencia comercial que mantiene con nuestro país, aparte de los 8.6 millones de mexicanos que viven en el estado de Texas.

De entrada, con estos resultados se aclaran diversas dudas acerca del futuro de la política estadounidense y que el país está totalmente divido. Al parecer los ciudadanos se oponen a las políticas y actitudes reaccionarias de Trump.

Algo que se refleja y es curioso, es que Trump sigue siendo victorioso en los sectores rurales de Estados Unidos y en el Sur conservador. Quizá sea el discurso y la oferta política que maneja el actual Presidente de los Estados Unidos, la tendencia dice que el voto republicano viene del campo, es masculino y sin duda blanco. Por otra parte, el voto demócrata es urbano, multicultural, femenino y joven. El discurso de Donald Trump, sin duda, está provocando una división entre el voto rural y el voto urbano.

De momento surge la duda, porque en Estados Unidos las elecciones intermedias siempre se realizan en un día laborable, y no cualquier día, sino que el primer martes después del primer lunes de noviembre. Atendiendo lo que antecede en el párrafo anterior, que el voto republicano corresponde mayormente a las áreas rurales y al Partido Republicano, se dice que la respuesta viene del siglo XIX y que tiene que ver con los carruajes de caballos y también con la religión. La razón por la cual las elecciones son en martes es que la sociedad estadounidense en aquel entonces eran personas que vivían en granjas y áreas rurales por lo cual tenían justificaciones para no salir a votar el domingo. Quizá es momento de reformar la historia de las elecciones en martes y adecuarlas para el fin de semana.

Sin duda la esfera política cada vez es más abierta, y me refiero a la diversidad, estas elecciones quedaron marcadas por la diversidad de candidatos, destacan entre ellos la joven de la izquierda demócrata Alexandria Ocasio-Cortez, quien a sus 29 años se ha convertido en la congresista más joven de la historia. También la elección del primer gobernadorabiertamente gay de los Estados Unidos, Jared Polis. Asimismo, primeras mujeres raciales y religiosas en llegar al Congreso, como también primeras musulmanas.

Los demócratas recuperanla Cámara de Representantes, llegó a su término la supremacía de los republicanos, habrá una mayor diversidad racial en el Congreso, es inicio de una generación más representativa, joven y femenina. La derrota de la Cámara Baja representa un golpe claro para el presidente Trump, ya que no logró superar la maldición de las intermedias. El Presidente se enfrentaráa un problema, ya que su monopolio quedó extintoen el Congreso y ahora la Casa Blanca tendrá más problemas para operar, por lo que deberá crear líneas de acción para afrontar a losdemócratas que están decididos a limitar su poder.

Sin duda, no todo está perdido para Donald Trump,después de dos años en el poder aún tiene mucho a su favor, un importante terreno, el Senado sigue siendo algo que le permite gozarde buena salud política y estar preparado para la reelección en 2020 que cada vez está más cerca.

Estos resultados electorales darán forma al futuro de la presidencia de Donald Trump.

David Martínez. RMR Consultores en Innovación Disruptiva.

Correo: corporativo@rmr.mx


El Senado para republicanos, la Cámara Baja para demócratas…

Ante el momento crucial que vive nuestro país vecino, se celebró el pasado martes 6 de noviembre el periodo de las elecciones intermedias, algo de mucha relevancia para este cierre de año, puesto que los ciudadanos las consideraban aburridas, pero resultó todo lo contrario pues se superó la participación política esperada por parte de los ciudadanos. Los estadounidenses votaron por legisladores federales y gobernadores, pero, más allá de salir a votar y de los resultados de las elecciones, los ciudadanos dieron un mensaje a la presidencia que encabeza Donald Trump.

Por mencionar un ejemplo, en Texas hubo un descontento por parte de los republicanos, ya que, siendo el segundo Estado más grande del país y de preferencia por el Partido Republicano, el aspirante al Senado por el Partido Demócrata, Beto O’Rourke, logro establecer una verdadera y cerrada elección ante el republicano Ted Cruz, lo que demuestra que Texas ya es un campo abierto y no exclusivo de los republicanos. La relevancia de Texas es la gran relación y potencia comercial que mantiene con nuestro país, aparte de los 8.6 millones de mexicanos que viven en el estado de Texas.

De entrada, con estos resultados se aclaran diversas dudas acerca del futuro de la política estadounidense y que el país está totalmente divido. Al parecer los ciudadanos se oponen a las políticas y actitudes reaccionarias de Trump.

Algo que se refleja y es curioso, es que Trump sigue siendo victorioso en los sectores rurales de Estados Unidos y en el Sur conservador. Quizá sea el discurso y la oferta política que maneja el actual Presidente de los Estados Unidos, la tendencia dice que el voto republicano viene del campo, es masculino y sin duda blanco. Por otra parte, el voto demócrata es urbano, multicultural, femenino y joven. El discurso de Donald Trump, sin duda, está provocando una división entre el voto rural y el voto urbano.

De momento surge la duda, porque en Estados Unidos las elecciones intermedias siempre se realizan en un día laborable, y no cualquier día, sino que el primer martes después del primer lunes de noviembre. Atendiendo lo que antecede en el párrafo anterior, que el voto republicano corresponde mayormente a las áreas rurales y al Partido Republicano, se dice que la respuesta viene del siglo XIX y que tiene que ver con los carruajes de caballos y también con la religión. La razón por la cual las elecciones son en martes es que la sociedad estadounidense en aquel entonces eran personas que vivían en granjas y áreas rurales por lo cual tenían justificaciones para no salir a votar el domingo. Quizá es momento de reformar la historia de las elecciones en martes y adecuarlas para el fin de semana.

Sin duda la esfera política cada vez es más abierta, y me refiero a la diversidad, estas elecciones quedaron marcadas por la diversidad de candidatos, destacan entre ellos la joven de la izquierda demócrata Alexandria Ocasio-Cortez, quien a sus 29 años se ha convertido en la congresista más joven de la historia. También la elección del primer gobernadorabiertamente gay de los Estados Unidos, Jared Polis. Asimismo, primeras mujeres raciales y religiosas en llegar al Congreso, como también primeras musulmanas.

Los demócratas recuperanla Cámara de Representantes, llegó a su término la supremacía de los republicanos, habrá una mayor diversidad racial en el Congreso, es inicio de una generación más representativa, joven y femenina. La derrota de la Cámara Baja representa un golpe claro para el presidente Trump, ya que no logró superar la maldición de las intermedias. El Presidente se enfrentaráa un problema, ya que su monopolio quedó extintoen el Congreso y ahora la Casa Blanca tendrá más problemas para operar, por lo que deberá crear líneas de acción para afrontar a losdemócratas que están decididos a limitar su poder.

Sin duda, no todo está perdido para Donald Trump,después de dos años en el poder aún tiene mucho a su favor, un importante terreno, el Senado sigue siendo algo que le permite gozarde buena salud política y estar preparado para la reelección en 2020 que cada vez está más cerca.

Estos resultados electorales darán forma al futuro de la presidencia de Donald Trump.

David Martínez. RMR Consultores en Innovación Disruptiva.

Correo: corporativo@rmr.mx


jueves 08 de noviembre de 2018

El faro | Los paradigmas de Trump

jueves 25 de octubre de 2018

El faro | La crítica

jueves 18 de octubre de 2018

El faro | Punto ciego

jueves 11 de octubre de 2018

El faro | La intuición

jueves 04 de octubre de 2018

El faro | Es el proceso no el resultado

jueves 27 de septiembre de 2018

El faro | Contabilidad y finanzas

jueves 06 de septiembre de 2018

El faro | La importancia del networking

Cargar Más