/ jueves 30 de mayo de 2019

El faro | Turbulencia empresarial

“Cuando hay una tormenta los pajaritos se esconden, pero las águilas vuelan más alto” Mahatma Gandhi


La vida es más emocionante cuando hay riesgos que correr, y el sector empresarial no está exento de ellos, de hecho, en los negocios se vive con riesgos, conflictos y turbulencia.

Por mencionar un ejemplo, imaginemos las emociones que se mezclan en el caso de cerrar una importante negociación y la mediación que se necesita implementar entre las partes involucradas para cerrar ese business que nos dará una gran cantidad de dinero para nuestra empresa, no solo es cerrar el business, hablamos de reconocer los intereses de ambas partes por encima de nuestros propios intereses y lograr formular un acuerdo que trascienda para bien y a largo plazo.

Los empresarios deben de estar conscientes de que los riesgos y los conflictos son elementos permanentes de sus empresas y negocios, por lo que deberán de crear hábitos que les ayude a vivir en riesgo y turbulencia, así que es importante prepararse para aceptar estos dos elementos y adoptarlos para evitar el estancamiento y propulsar el crecimiento e innovación de las empresas.

Además, veamos el lado positivo de la situación, los riesgos, conflictos y la turbulencia nos obliga a buscar nuevas soluciones, buscar claridad, pensar nuevas ideas y claro crear innovación. Tenemos que reconocer que, de estos desafíos, nacen nuevas oportunidades para mejorar tiempos y la energía que se invierte en los análisis, las técnicas específicas y los procesos de producción.

Contar con este tipo de visión permitirá a la empresa avanzar en la confrontación de los riesgos, conflictos y turbulencia, sin duda, ayudará para ir creando condiciones favorables para la empresa.

No sabemos cuántas actividades del negocio pueden salir mal en un día, ¿Una? ¿Cinco? ¿Quince?, lo que sí tenemos que saber es que con una visión positiva lograremos avanzar a través de la turbulencia que se vive en los negocios.

Te has preguntado ¿Qué sucedería con tu empresa si de la noche a la mañana el socio más importante decide abandonar el barco? O qué tal si descubres que la persona encargada de la administración de los recursos y finanzas se traspasó todo el dinero de tu empresa a su cuenta personal, suena algo turbulento ¿no?

Todas las empresas se enfrentan a riesgos y conflictos importantes que ponen en peligro su existencia, así como su salud financiera y otras áreas más.

Hoy en la era de la 4ta transformación tecnológica las empresas corren grandes riesgos, las nuevas tecnológicas nos proporcionan reducción de errores humanos, mejores soluciones, reducción de personal, mayor ligereza, gracias a la automatización de procesos, pero nadie está hablando del tema de seguridad de datos, es decir, la ciberseguridad en las empresas y cómo esto puede afectar a la misma organización, clientes o a los empleados. En la actualidad los activos de valor de las empresas son digitales, lo que los hace hackeable, es decir, robar o modificar, imaginemos lo que conlleva el robo de información de tu empresa, ¿Podría llevarte a la quiebra o incluso a la desaparición de la misma?

La ciberseguridad es y debe ser vista como un tema latente que puede convertirse en un gran problema, ya que afecta directamente a todas las empresas del mundo. La transformación digital es un nuevo modelo de negocio que están adoptando todas las empresas, el conflicto y riesgo es que las empresas no han contemplado un ciberataque a sus datos digitales y se pierda toda la información confidencial (datos de usuarios, cuentas bancarias, planes estratégicos, etc.) se sienten muy confiados y nada preocupados, es necesario prevenir la tormenta que se acerca e invertir en infraestructura y blindar todos los ordenadores y móviles que sean hackeables, para evitar pérdidas económicas, el desprestigio de la marca y la misma clausura de la empresa.

En fin, existen miles de riesgos y conflictos en el sector empresarial, pero lo interesante es no permitir que estos elementos terminen por acabarlo a usted y su empresa. Abraza la turbulencia que nace de los riesgos y conflictos, implementa nuevas estrategias ante estos hechos, es útil y recomendable efectuar y seguir un análisis de riesgo y llevarlo como cualquier otro proyecto de la empresa, esto nos dará un norte de por dónde empezar y evitar los riesgos a los que se puede enfrentar la empresa.

Por último, para atacar estas adversidades el elemento básico es el capital humano, contar con profesionales que cuenten con la confianza suficiente para abrazar la turbulencia y sean eficaces en estas situaciones.

David Martínez. RMR Consultores en Innovación Disruptiva.

Correo: david@rmr.mx

“Cuando hay una tormenta los pajaritos se esconden, pero las águilas vuelan más alto” Mahatma Gandhi


La vida es más emocionante cuando hay riesgos que correr, y el sector empresarial no está exento de ellos, de hecho, en los negocios se vive con riesgos, conflictos y turbulencia.

Por mencionar un ejemplo, imaginemos las emociones que se mezclan en el caso de cerrar una importante negociación y la mediación que se necesita implementar entre las partes involucradas para cerrar ese business que nos dará una gran cantidad de dinero para nuestra empresa, no solo es cerrar el business, hablamos de reconocer los intereses de ambas partes por encima de nuestros propios intereses y lograr formular un acuerdo que trascienda para bien y a largo plazo.

Los empresarios deben de estar conscientes de que los riesgos y los conflictos son elementos permanentes de sus empresas y negocios, por lo que deberán de crear hábitos que les ayude a vivir en riesgo y turbulencia, así que es importante prepararse para aceptar estos dos elementos y adoptarlos para evitar el estancamiento y propulsar el crecimiento e innovación de las empresas.

Además, veamos el lado positivo de la situación, los riesgos, conflictos y la turbulencia nos obliga a buscar nuevas soluciones, buscar claridad, pensar nuevas ideas y claro crear innovación. Tenemos que reconocer que, de estos desafíos, nacen nuevas oportunidades para mejorar tiempos y la energía que se invierte en los análisis, las técnicas específicas y los procesos de producción.

Contar con este tipo de visión permitirá a la empresa avanzar en la confrontación de los riesgos, conflictos y turbulencia, sin duda, ayudará para ir creando condiciones favorables para la empresa.

No sabemos cuántas actividades del negocio pueden salir mal en un día, ¿Una? ¿Cinco? ¿Quince?, lo que sí tenemos que saber es que con una visión positiva lograremos avanzar a través de la turbulencia que se vive en los negocios.

Te has preguntado ¿Qué sucedería con tu empresa si de la noche a la mañana el socio más importante decide abandonar el barco? O qué tal si descubres que la persona encargada de la administración de los recursos y finanzas se traspasó todo el dinero de tu empresa a su cuenta personal, suena algo turbulento ¿no?

Todas las empresas se enfrentan a riesgos y conflictos importantes que ponen en peligro su existencia, así como su salud financiera y otras áreas más.

Hoy en la era de la 4ta transformación tecnológica las empresas corren grandes riesgos, las nuevas tecnológicas nos proporcionan reducción de errores humanos, mejores soluciones, reducción de personal, mayor ligereza, gracias a la automatización de procesos, pero nadie está hablando del tema de seguridad de datos, es decir, la ciberseguridad en las empresas y cómo esto puede afectar a la misma organización, clientes o a los empleados. En la actualidad los activos de valor de las empresas son digitales, lo que los hace hackeable, es decir, robar o modificar, imaginemos lo que conlleva el robo de información de tu empresa, ¿Podría llevarte a la quiebra o incluso a la desaparición de la misma?

La ciberseguridad es y debe ser vista como un tema latente que puede convertirse en un gran problema, ya que afecta directamente a todas las empresas del mundo. La transformación digital es un nuevo modelo de negocio que están adoptando todas las empresas, el conflicto y riesgo es que las empresas no han contemplado un ciberataque a sus datos digitales y se pierda toda la información confidencial (datos de usuarios, cuentas bancarias, planes estratégicos, etc.) se sienten muy confiados y nada preocupados, es necesario prevenir la tormenta que se acerca e invertir en infraestructura y blindar todos los ordenadores y móviles que sean hackeables, para evitar pérdidas económicas, el desprestigio de la marca y la misma clausura de la empresa.

En fin, existen miles de riesgos y conflictos en el sector empresarial, pero lo interesante es no permitir que estos elementos terminen por acabarlo a usted y su empresa. Abraza la turbulencia que nace de los riesgos y conflictos, implementa nuevas estrategias ante estos hechos, es útil y recomendable efectuar y seguir un análisis de riesgo y llevarlo como cualquier otro proyecto de la empresa, esto nos dará un norte de por dónde empezar y evitar los riesgos a los que se puede enfrentar la empresa.

Por último, para atacar estas adversidades el elemento básico es el capital humano, contar con profesionales que cuenten con la confianza suficiente para abrazar la turbulencia y sean eficaces en estas situaciones.

David Martínez. RMR Consultores en Innovación Disruptiva.

Correo: david@rmr.mx