/ lunes 8 de junio de 2020

El serrucho | México al traste

Así es… Estamos ante la amenaza más grande de los últimos siglos. México está enfermo de muerte, está en ese punto donde no se puede regresar para intentar corregir.

ACCEDE A NUESTRA EDICIÓN DIGITAL EN UN SOLO LUGAR Y DESDE CUALQUIER DISPOSITIVO ¡SUSCRÍBETE AQUÍ!

Nuestro país tiene problemas severos, está, dirían los médicos en fase terminal.

No voy a culpar sólo a su historia, tampoco a los 70 años del PRI, menos a los 12 de decepción del PAN y tampoco voy a culpar exclusivamente a lo autodenominada “cuarta transformación”. No se trata de culpables sino de circunstancias.

Estamos pasando por una pandemia en el siglo XXl, algo nunca antes visto, un virus que nos muestra lo frágil que somos y lo vulnerables que estamos ante una epidemia.

Pudiéramos entender este momento como la mezcla perfecta para destruir un país y sus 130 millones de habitantes.

Una crisis de salud pública, con un gobierno que no ve para adelante, sólo intenta barrer la basura del pasado.

Un presidente con ideas caducas y enfocadas sólo a la dádiva social, un gobierno que nos vendió y nos sigue vendiendo austeridad y transparencia cuando es lo último que se ve.

Miente quien dice que México está de pie, está de rodillas esperando el tiro de gracia, qué aunque ya recibió muchos todavía está de rodillas, sangrando por las heridas y respirando lentamente.

La pandemia afectando a ricos y pobres, a jóvenes y viejos, a incrédulos y protegidos, nadie se salva, si tienes suerte sobrevives.

La economía del país en su peor momento, aunque nos quieren vender otra cosa, simplemente está mal, muy mal la economía. Se pierde oficialmente un millón de trabajos, y extraoficialmente se pierden 12 millones.

Se tiene oficialmente más de 13 mil muertes por Covid-19, pero extraoficialmente se habla de dos o tres veces más.

Un país donde la inversión extranjera se aleja a pasos acelerados, pues la amenaza gubernamental avisa que mucho de lo que existe sólo lo manejará el Estado.

Un México en el cual producir energías limpias es corrupción y en dónde de golpe y porrazo cancelan inversiones de ese rubro por más de 20 mil millones de pesos.

México se está convirtiendo en el próximo Venezuela, no se ve otro camino, un gobierno y un presidente que sólo cuenta lo que él piensa, dejando a un lado, lo que existe y lo que vale la pena, generando solamente malestar y enfrentamientos.

Estamos “al traste” estamos caminando hacia un control absoluto, estamos como esos judíos que se subían a un tren sin reclamar nada a sabiendas que iban a los campos de concentración para su sacrificio.

En efecto, no todos, todavía quedan algunos atrevidos que escriben o explican lo que sucede, aunque sean atacados brutalmente por el ejército digital que tiene el Gobierno para eliminar a sus enemigos.

México al traste, no se ve cómo se pueda remediar este problema, y no se ve que este gobierno y su partido tengan pensado abandonar el poder, ya vimos de lo que son capaces, lo vimos en el estado de Jalisco.

De ida

Se enojó Claudia Sheinbaum con los policías que atropellaron con sus botas a una joven que durante horas agredió a policías y trabajadores pacíficos.

Pero no se enojó con esa bola de rufianes que destrozaron docenas de negocios y que ofendieron, burlaron, agredieron y escupieron a los policías que intentaban resguardar la zona.

No, con esos no, como si fueran parte de su nómina incrustada para mostrar quién manda. O como si fueran sus familiares y amigos, con los rufianes, con los agresores a esos no se les toca ni con el pétalo de una rosa.

¿Ya entendieron a quién se protege en el Gobierno de la CDMX? ¡Qué bueno!

De vuelta

Mi muy personal apreciación en torno al Covid-19, es que el grueso de los mexicanos le hicimos confianza, creemos que no nos tocará el virus.

La verdad no culpo a las autoridades ni federales, ni estatales ni mucho menos municipales. Ellos no pueden hacer gran cosa, a quienes culpo es a nosotros mismos que nos está valiendo madres cualquier recomendación.

No culpo a quienes tienen o tenemos la obligación de salir a trabajar, culpo a quien no respeta los protocolos.

Ojo... Mucho ojo, o nos calmamos por la recomendación, o nos calma el virus.

Aserrín

Foco rojo en la Planta Ford de Hermosillo, el pasado viernes dieron positivo cuatro trabajadores, de seguir así seguramente que se tendrá que volver a detener.

Le hicieron la prueba al 5% de los que van a trabajar y ese fue el resultado. Seguramente qué esta semana saldrán algunos nuevos contagiados. A cuidarse muchachos… A cuidarse.

Víctor Mendoza Lambert director de Grupo Entre Todos.

Así es… Estamos ante la amenaza más grande de los últimos siglos. México está enfermo de muerte, está en ese punto donde no se puede regresar para intentar corregir.

ACCEDE A NUESTRA EDICIÓN DIGITAL EN UN SOLO LUGAR Y DESDE CUALQUIER DISPOSITIVO ¡SUSCRÍBETE AQUÍ!

Nuestro país tiene problemas severos, está, dirían los médicos en fase terminal.

No voy a culpar sólo a su historia, tampoco a los 70 años del PRI, menos a los 12 de decepción del PAN y tampoco voy a culpar exclusivamente a lo autodenominada “cuarta transformación”. No se trata de culpables sino de circunstancias.

Estamos pasando por una pandemia en el siglo XXl, algo nunca antes visto, un virus que nos muestra lo frágil que somos y lo vulnerables que estamos ante una epidemia.

Pudiéramos entender este momento como la mezcla perfecta para destruir un país y sus 130 millones de habitantes.

Una crisis de salud pública, con un gobierno que no ve para adelante, sólo intenta barrer la basura del pasado.

Un presidente con ideas caducas y enfocadas sólo a la dádiva social, un gobierno que nos vendió y nos sigue vendiendo austeridad y transparencia cuando es lo último que se ve.

Miente quien dice que México está de pie, está de rodillas esperando el tiro de gracia, qué aunque ya recibió muchos todavía está de rodillas, sangrando por las heridas y respirando lentamente.

La pandemia afectando a ricos y pobres, a jóvenes y viejos, a incrédulos y protegidos, nadie se salva, si tienes suerte sobrevives.

La economía del país en su peor momento, aunque nos quieren vender otra cosa, simplemente está mal, muy mal la economía. Se pierde oficialmente un millón de trabajos, y extraoficialmente se pierden 12 millones.

Se tiene oficialmente más de 13 mil muertes por Covid-19, pero extraoficialmente se habla de dos o tres veces más.

Un país donde la inversión extranjera se aleja a pasos acelerados, pues la amenaza gubernamental avisa que mucho de lo que existe sólo lo manejará el Estado.

Un México en el cual producir energías limpias es corrupción y en dónde de golpe y porrazo cancelan inversiones de ese rubro por más de 20 mil millones de pesos.

México se está convirtiendo en el próximo Venezuela, no se ve otro camino, un gobierno y un presidente que sólo cuenta lo que él piensa, dejando a un lado, lo que existe y lo que vale la pena, generando solamente malestar y enfrentamientos.

Estamos “al traste” estamos caminando hacia un control absoluto, estamos como esos judíos que se subían a un tren sin reclamar nada a sabiendas que iban a los campos de concentración para su sacrificio.

En efecto, no todos, todavía quedan algunos atrevidos que escriben o explican lo que sucede, aunque sean atacados brutalmente por el ejército digital que tiene el Gobierno para eliminar a sus enemigos.

México al traste, no se ve cómo se pueda remediar este problema, y no se ve que este gobierno y su partido tengan pensado abandonar el poder, ya vimos de lo que son capaces, lo vimos en el estado de Jalisco.

De ida

Se enojó Claudia Sheinbaum con los policías que atropellaron con sus botas a una joven que durante horas agredió a policías y trabajadores pacíficos.

Pero no se enojó con esa bola de rufianes que destrozaron docenas de negocios y que ofendieron, burlaron, agredieron y escupieron a los policías que intentaban resguardar la zona.

No, con esos no, como si fueran parte de su nómina incrustada para mostrar quién manda. O como si fueran sus familiares y amigos, con los rufianes, con los agresores a esos no se les toca ni con el pétalo de una rosa.

¿Ya entendieron a quién se protege en el Gobierno de la CDMX? ¡Qué bueno!

De vuelta

Mi muy personal apreciación en torno al Covid-19, es que el grueso de los mexicanos le hicimos confianza, creemos que no nos tocará el virus.

La verdad no culpo a las autoridades ni federales, ni estatales ni mucho menos municipales. Ellos no pueden hacer gran cosa, a quienes culpo es a nosotros mismos que nos está valiendo madres cualquier recomendación.

No culpo a quienes tienen o tenemos la obligación de salir a trabajar, culpo a quien no respeta los protocolos.

Ojo... Mucho ojo, o nos calmamos por la recomendación, o nos calma el virus.

Aserrín

Foco rojo en la Planta Ford de Hermosillo, el pasado viernes dieron positivo cuatro trabajadores, de seguir así seguramente que se tendrá que volver a detener.

Le hicieron la prueba al 5% de los que van a trabajar y ese fue el resultado. Seguramente qué esta semana saldrán algunos nuevos contagiados. A cuidarse muchachos… A cuidarse.

Víctor Mendoza Lambert director de Grupo Entre Todos.

lunes 06 de julio de 2020

El serrucho | ¡Buen viaje!

lunes 29 de junio de 2020

El serrucho | ¿Pasarán el examen?

lunes 08 de junio de 2020

El serrucho | México al traste

lunes 25 de mayo de 2020

El Serrucho | ¿Cuál curva?

lunes 18 de mayo de 2020

El serrucho | Imparable

lunes 11 de mayo de 2020

El serrucho | Ahora los médicos…

Cargar Más