/ miércoles 12 de mayo de 2021

Lo digo como es | Ante desabasto de medicamentos, crece el mercado negro

México no tiene madre, ha dicho Alejandro Barbosa, director de la Asociación Civil Nariz Roja.

En su expresión se refleja el grado de desesperación en el que se encuentran muchos pacientes y padres de niños con cáncer, ante la escasez de medicamentos oncológicos.

La situación se ha agravado en los últimos meses. Aun con pandemia la desesperación de pacientes y sus familiares ha tenido que oírse y en los hechos se ha confirmado que no basta con escuchar, con aparentar empatía, con prometer porque lo que se requiere es resolver.

A la situación propia de la pandemia hay que agregarle el desmadre que se hizo con la determinación de quitar todo lo que sea del pasado y pretender gobernar con el discurso pero sin la estructura para hacerlo ni la demostración de la corrupción que supuestamente inspiró esas decisiones.

El desabasto de medicamento es cada vez más profundo en nuestro país. Toca todas las estructuras de la seguridad social e incluso propicia un mercado negro cada vez más amplio en el que los más jodidos se las ven más negras para conseguir el paliativo que permita mantener la vida y soportar el dolor físico, claro, cuando hablamos de que el producto es “real” y no se cae en las fórmulas falsas que gente sin escrúpulos vende aprovechándose de la necesidad de los enfermos.

Hace unos años el Gobierno de México venía aplicando la estrategia de compras consolidadas que no es otra cosa que adquirir en grandes volúmenes el medicamento para lograr mejores precios; trabajos periodísticos han documentado que del 2013 al 2018 por este concepto se lograron ahorros de alrededor de 21 mil millones de pesos.

Pero argumentando corrupción de esa de la que se habla todos los días para borrar de un plumazo todo lo que huela a pasado y que finalmente no tiene a nadie en la cárcel, el actuar régimen decidió que a través de la ONU vía su Unidad Para Servicios de Proyectos(Unops por sus siglas en inglés) haría las compras consolidadas del 2021 a 2024. Y como no son damas de la caridad, por este trabajo que antes hacía la SHCP y luego el IMSS dicho organismo cobrará una comisión de al menos 1.25% del monto total invertido en la compra.

Pero como ese es en realidad un pago por intermediarismo, costo que insisto se podía evitar porque ya se hacía desde las dependencias mexicanas que menciono, ello no incluye la distribución y entonces se conforma la paraestatal Birmex pero como bien lo documenta Impunidad Cero Birmex “... no cuenta con las capacidades, infraestructura, recursos, ni logística para poder proporcionar el servicio de distribución de insumos tan delicados, como lo son las medicinas, a todos los rincones del país. Esta situación es un problema que sigue sin resolverse”

Por eso es que cada vez más gente abraza expresiones como la de Alejandro Barbosa cuando dice: “No pedimos más, sólo que ¡hagan su trabajo! Que suministren el medicamento que hace falta en todo país, de manera constante, no solamente pequeñas dotaciones para la foto y decir que ya cumplieron”.

www.soledaddurazo.com

México no tiene madre, ha dicho Alejandro Barbosa, director de la Asociación Civil Nariz Roja.

En su expresión se refleja el grado de desesperación en el que se encuentran muchos pacientes y padres de niños con cáncer, ante la escasez de medicamentos oncológicos.

La situación se ha agravado en los últimos meses. Aun con pandemia la desesperación de pacientes y sus familiares ha tenido que oírse y en los hechos se ha confirmado que no basta con escuchar, con aparentar empatía, con prometer porque lo que se requiere es resolver.

A la situación propia de la pandemia hay que agregarle el desmadre que se hizo con la determinación de quitar todo lo que sea del pasado y pretender gobernar con el discurso pero sin la estructura para hacerlo ni la demostración de la corrupción que supuestamente inspiró esas decisiones.

El desabasto de medicamento es cada vez más profundo en nuestro país. Toca todas las estructuras de la seguridad social e incluso propicia un mercado negro cada vez más amplio en el que los más jodidos se las ven más negras para conseguir el paliativo que permita mantener la vida y soportar el dolor físico, claro, cuando hablamos de que el producto es “real” y no se cae en las fórmulas falsas que gente sin escrúpulos vende aprovechándose de la necesidad de los enfermos.

Hace unos años el Gobierno de México venía aplicando la estrategia de compras consolidadas que no es otra cosa que adquirir en grandes volúmenes el medicamento para lograr mejores precios; trabajos periodísticos han documentado que del 2013 al 2018 por este concepto se lograron ahorros de alrededor de 21 mil millones de pesos.

Pero argumentando corrupción de esa de la que se habla todos los días para borrar de un plumazo todo lo que huela a pasado y que finalmente no tiene a nadie en la cárcel, el actuar régimen decidió que a través de la ONU vía su Unidad Para Servicios de Proyectos(Unops por sus siglas en inglés) haría las compras consolidadas del 2021 a 2024. Y como no son damas de la caridad, por este trabajo que antes hacía la SHCP y luego el IMSS dicho organismo cobrará una comisión de al menos 1.25% del monto total invertido en la compra.

Pero como ese es en realidad un pago por intermediarismo, costo que insisto se podía evitar porque ya se hacía desde las dependencias mexicanas que menciono, ello no incluye la distribución y entonces se conforma la paraestatal Birmex pero como bien lo documenta Impunidad Cero Birmex “... no cuenta con las capacidades, infraestructura, recursos, ni logística para poder proporcionar el servicio de distribución de insumos tan delicados, como lo son las medicinas, a todos los rincones del país. Esta situación es un problema que sigue sin resolverse”

Por eso es que cada vez más gente abraza expresiones como la de Alejandro Barbosa cuando dice: “No pedimos más, sólo que ¡hagan su trabajo! Que suministren el medicamento que hace falta en todo país, de manera constante, no solamente pequeñas dotaciones para la foto y decir que ya cumplieron”.

www.soledaddurazo.com