/ viernes 10 de septiembre de 2021

Millennials: ni tan chicos ni tan grandes | Aborto legal e inclusivo para México

El pasado 7 de septiembre pasará a la historia como el día en que el aborto es legal en todo México para toda mujer y persona gestante antes de las 12 semanas de embarazo, en un acontecimiento que reconoce la lucha histórica de las mujeres así como de las personas trans y no binarias, en su derecho a decidir.

Lo anterior fue aprobado por la Suprema Corte de Justicia de la Nación y aunque pasó en Coahuila, y se quedará en Coahuila, esto no obligará al Poder Legislativo pero sí impulsa a los congresos locales a legislar en consecuencia a tal hecho, donde por ningún motivo se debe llevar a la cárcel, judicializar y criminalizar a las mujeres que decidan por sí mismas interrumpir su embarazo; vamos a ver qué partidos políticos le entran con todo al tema y lo hacen realidad con sus diputados y diputadas, sumándose a estos 5 de 32 estados, ya que empezó en la Ciudad de México cuando fue legislado en 2007, Oaxaca en 2019,y a Hidalgo, Veracruz y ahora Coahuila en este 2021.

Y aunque vivimos en un Estado conservador esperemos que en Sonora la nueva legislatura aproveche el momento y seamos la sexta entidad que reconozca los derechos sexuales y reproductivos de las mujeres, porque el aborto es una cuestión de salud pública, no moral ni mucho menos religiosa, ya que en un Estado laico la defensa de la autonomía de las mujeres debe ser incondicional y como dijo la ministra Ana Margarita Ríos Farjart "Nadie se embaraza en ejercicio de su autonomía para después abortar".

Es por eso que debemos dar paso a la libertad para decidir, debemos entender que la maternidad será deseada o no será, debemos darnos cuenta que NO todas las mujeres reciben educación sexual, NO todas las mujeres tienen acceso a anticonceptivos, NO todos los embarazos son deseados, que los anticonceptivos pueden fallar, NO todas las mujeres viven en condiciones dignas, NO todas las mujeres tienen acceso a Internet para investigar por su propia cuenta, y si nos ponemos más realistas NO todas las mujeres tienen los medios económicos para ir a abortar a otra ciudad o a Estados Unidos, lo que es un SÍ definitivamente es que la mujer que va abortar lo va a hacer sea legal o no sea legal, para ello es necesario entonces: Educación sexual para decidir, anticonceptivos para no abortar y aborto legal, seguro y gratuito para no morir.

Sabemos que aún falta mucho por andar pero el día de hoy existen menos piedras en el camino, por lo pronto en México la Suprema Corte declara inconstitucional la penalización del aborto en México, somos los segundos en Latinoamérica después de Argentina, en un hecho histórico que vivimos como generación, donde mis amigas, mis primas y hermanas nunca más serán juzgadas por las decisiones que tomen sobre su cuerpo.

A partir de ahora se inicia una nueva ruta de libertad, de dignidad y de respeto a todas las mujeres y personas gestantes, en la lucha histórica por su igualdad, por su dignidad y por el pleno ejercicio de sus derechos.

En memoria de todas las mujeres que murieron en abortos clandestinos, y con toda mi admiración y respeto a todas las mujeres y personas gestantes que han marchado, exigido, y peleado durante años para lograr el aborto legal en México.

El pasado 7 de septiembre pasará a la historia como el día en que el aborto es legal en todo México para toda mujer y persona gestante antes de las 12 semanas de embarazo, en un acontecimiento que reconoce la lucha histórica de las mujeres así como de las personas trans y no binarias, en su derecho a decidir.

Lo anterior fue aprobado por la Suprema Corte de Justicia de la Nación y aunque pasó en Coahuila, y se quedará en Coahuila, esto no obligará al Poder Legislativo pero sí impulsa a los congresos locales a legislar en consecuencia a tal hecho, donde por ningún motivo se debe llevar a la cárcel, judicializar y criminalizar a las mujeres que decidan por sí mismas interrumpir su embarazo; vamos a ver qué partidos políticos le entran con todo al tema y lo hacen realidad con sus diputados y diputadas, sumándose a estos 5 de 32 estados, ya que empezó en la Ciudad de México cuando fue legislado en 2007, Oaxaca en 2019,y a Hidalgo, Veracruz y ahora Coahuila en este 2021.

Y aunque vivimos en un Estado conservador esperemos que en Sonora la nueva legislatura aproveche el momento y seamos la sexta entidad que reconozca los derechos sexuales y reproductivos de las mujeres, porque el aborto es una cuestión de salud pública, no moral ni mucho menos religiosa, ya que en un Estado laico la defensa de la autonomía de las mujeres debe ser incondicional y como dijo la ministra Ana Margarita Ríos Farjart "Nadie se embaraza en ejercicio de su autonomía para después abortar".

Es por eso que debemos dar paso a la libertad para decidir, debemos entender que la maternidad será deseada o no será, debemos darnos cuenta que NO todas las mujeres reciben educación sexual, NO todas las mujeres tienen acceso a anticonceptivos, NO todos los embarazos son deseados, que los anticonceptivos pueden fallar, NO todas las mujeres viven en condiciones dignas, NO todas las mujeres tienen acceso a Internet para investigar por su propia cuenta, y si nos ponemos más realistas NO todas las mujeres tienen los medios económicos para ir a abortar a otra ciudad o a Estados Unidos, lo que es un SÍ definitivamente es que la mujer que va abortar lo va a hacer sea legal o no sea legal, para ello es necesario entonces: Educación sexual para decidir, anticonceptivos para no abortar y aborto legal, seguro y gratuito para no morir.

Sabemos que aún falta mucho por andar pero el día de hoy existen menos piedras en el camino, por lo pronto en México la Suprema Corte declara inconstitucional la penalización del aborto en México, somos los segundos en Latinoamérica después de Argentina, en un hecho histórico que vivimos como generación, donde mis amigas, mis primas y hermanas nunca más serán juzgadas por las decisiones que tomen sobre su cuerpo.

A partir de ahora se inicia una nueva ruta de libertad, de dignidad y de respeto a todas las mujeres y personas gestantes, en la lucha histórica por su igualdad, por su dignidad y por el pleno ejercicio de sus derechos.

En memoria de todas las mujeres que murieron en abortos clandestinos, y con toda mi admiración y respeto a todas las mujeres y personas gestantes que han marchado, exigido, y peleado durante años para lograr el aborto legal en México.