/ martes 8 de octubre de 2019

Salud y bienestar || Lo que sabemos de Cannsalud

Si bien la cannabis se conoce desde hace varios siglos por sus propiedades recreativas y medicinales, actualmente la mariguana, uno de sus productos, es la droga ilegal (hasta ahorita) que más se consume en el mundo y su abuso es un grave problema de salud pública, especialmente entre la población joven.

Su uso se favorece y extiende por la creencia generalizada de que es menos dañina que otras drogas ilegales y que no produce daños severos como los opioides y otros psicoestimulantes. Sin embargo, está plenamente demostrado que su consumo tiene diversas consecuencias negativas para la salud, tanto a nivel orgánico, como social y psicológico.

El pasado martes el coordinador de Morena en la Cámara de Diputados, Mario Delgado, presentó una propuesta que incluye la creación de una empresa estatal dedicada a la compra y venta de mariguana así como la posibilidad de que los mexicanos cultiven hasta seis plantas en su casa. La comisión reguladora estaría adscrita a la Secretaría de Salud, pero en la que también participarían la de Economía, la de Hacienda y Crédito Público, de Agricultura y Desarrollo Rural, de Bienestar y de Educación Pública. El organismo tendría la facultad de otorgar diversos tipos de licencias, para cultivar, producir, distribuir y vender cannabis, así como sus derivados. Se mantendría un registro de las personas que practiquen autocultivo y expediría las autorizaciones de producción distribución y transformación del producto.

De acuerdo con Delgado, la empresa denominada: “Cannsalud”, sería pública y propiedad del Gobierno federal para realizar las compras correspondientes a quienes tengan licencia, y sería la única entidad autorizada para la venta, tanto a las franquicias autorizadas, como al menudeo. En cuanto al Código Penal, propone derogar el último párrafo del artículo 198, para despenalizar la siembra, cultivo y cosecha de plantas de mariguana, siempre y cuando dichas actividades se ejecuten bajo la autorización de la comisión reguladora, es decir, con una licencia.

Los recursos que se generen con este impuesto, según la iniciativa, se destinarían de la siguiente manera: 25% a programas sociales en los municipios y comunidades que se hayan realizado erradicaciones de cultivo de cannabis, procurando apoyar principalmente a campesinos que cultiven cannabis a fin de que tengan mayor participación en la producción. La iniciativa presentada por el coordinador de Morena en la cámara, es similar a la que entró en vigor en Canadá sobre la legalización de cannabis de uso recreativo, con un proyecto presentado por los liberales del primer ministro Justin Trudeau y aprobado por los senadores en junio.

Generalmente, a lo largo del tiempo, los efectos tóxicos de la mariguana han sido poco señalados y se ha considerado básicamente como un “trampolín” o “puerta de entrada” para llegar a otras drogas, sobre todo cuando existe una relación con pares usuarios de ellas.

El Gobierno, los profesionales de la salud, los padres de familia y los adolescentes podrían entender y aceptar que el consumo de tabaco, alcohol y drogas ilícitas está contribuyendo a desarrollar un problema de salud pública mundial, y que debido a su vertiginoso incremento, su alto costo social y económico así́ como sus efectos a corto y largo plazo, son para los usuarios jóvenes una verdadera amenaza física, emocional y económica.

Dr. César Álvarez Pacheco

cesar_ap@hotmail.com

@cesar_alvarezp

Huatabampo, Sonora.

Si bien la cannabis se conoce desde hace varios siglos por sus propiedades recreativas y medicinales, actualmente la mariguana, uno de sus productos, es la droga ilegal (hasta ahorita) que más se consume en el mundo y su abuso es un grave problema de salud pública, especialmente entre la población joven.

Su uso se favorece y extiende por la creencia generalizada de que es menos dañina que otras drogas ilegales y que no produce daños severos como los opioides y otros psicoestimulantes. Sin embargo, está plenamente demostrado que su consumo tiene diversas consecuencias negativas para la salud, tanto a nivel orgánico, como social y psicológico.

El pasado martes el coordinador de Morena en la Cámara de Diputados, Mario Delgado, presentó una propuesta que incluye la creación de una empresa estatal dedicada a la compra y venta de mariguana así como la posibilidad de que los mexicanos cultiven hasta seis plantas en su casa. La comisión reguladora estaría adscrita a la Secretaría de Salud, pero en la que también participarían la de Economía, la de Hacienda y Crédito Público, de Agricultura y Desarrollo Rural, de Bienestar y de Educación Pública. El organismo tendría la facultad de otorgar diversos tipos de licencias, para cultivar, producir, distribuir y vender cannabis, así como sus derivados. Se mantendría un registro de las personas que practiquen autocultivo y expediría las autorizaciones de producción distribución y transformación del producto.

De acuerdo con Delgado, la empresa denominada: “Cannsalud”, sería pública y propiedad del Gobierno federal para realizar las compras correspondientes a quienes tengan licencia, y sería la única entidad autorizada para la venta, tanto a las franquicias autorizadas, como al menudeo. En cuanto al Código Penal, propone derogar el último párrafo del artículo 198, para despenalizar la siembra, cultivo y cosecha de plantas de mariguana, siempre y cuando dichas actividades se ejecuten bajo la autorización de la comisión reguladora, es decir, con una licencia.

Los recursos que se generen con este impuesto, según la iniciativa, se destinarían de la siguiente manera: 25% a programas sociales en los municipios y comunidades que se hayan realizado erradicaciones de cultivo de cannabis, procurando apoyar principalmente a campesinos que cultiven cannabis a fin de que tengan mayor participación en la producción. La iniciativa presentada por el coordinador de Morena en la cámara, es similar a la que entró en vigor en Canadá sobre la legalización de cannabis de uso recreativo, con un proyecto presentado por los liberales del primer ministro Justin Trudeau y aprobado por los senadores en junio.

Generalmente, a lo largo del tiempo, los efectos tóxicos de la mariguana han sido poco señalados y se ha considerado básicamente como un “trampolín” o “puerta de entrada” para llegar a otras drogas, sobre todo cuando existe una relación con pares usuarios de ellas.

El Gobierno, los profesionales de la salud, los padres de familia y los adolescentes podrían entender y aceptar que el consumo de tabaco, alcohol y drogas ilícitas está contribuyendo a desarrollar un problema de salud pública mundial, y que debido a su vertiginoso incremento, su alto costo social y económico así́ como sus efectos a corto y largo plazo, son para los usuarios jóvenes una verdadera amenaza física, emocional y económica.

Dr. César Álvarez Pacheco

cesar_ap@hotmail.com

@cesar_alvarezp

Huatabampo, Sonora.