imagotipo

Abigael Bohórquez

  • Paulina Castro

A fondo

Bien por aquellos que intentan rescatar el Centro Histórico de la ciudad de Hermosillo, pero sobre todo inmortalizar a los grandes talentos históricos de la cultura sonorense, tal y como lo es Abigael Bohórquez.

Óscar Cedillo fue el escultor que inmortalizó a este hombre “de a pie” y del pueblo por eso la idea de ponerlo sobre una banca. Es la primera escultura interactiva en la ciudad y a Óscar le tomó cuatro meses su creación, fue un trabajo donde se utilizó bronce, resina y fibra donde hoy el hermosillense o cualquier visitante podrá tomarse la foto con él.

El proyecto de “Me Gusta Hermosillo” pretende revivir nuestro Centro Histórico a través de nuestra cultura, nuestras tradiciones y sobre todo el nacionalismo. Invitando al ciudadano a que se sienta orgulloso de sus raíces y conozca pero sobre todo que se enamore de su cultura.

La escultura de Abigael Bohórquez es un ejemplo y un motivo más del cual debemos sentirnos orgullosos. En la cuchilla de las calles Sufragio Efectivo y Obregón, ahí se encuentra el precursor de la poesía erótica mexicana, a quien alguna vez corrimos de nuestra entidad y hoy, lo admiramos y reconocemos.

Una más del DIF

Qué es lo que pasa con esta dependencia, que todos los años o sexenios se ve involucrada en embrollos tan delicados. Será tan difícil poder resguardar unas criaturas, pero sobre todo realizar bien su trabajo. ¿O será que las cabezas siempre son personas incapaces de encaminar el desarrollo de la niñez sonorense? Ya no lo sé.

Y vaya que no me sorprende la fuga de los niños de la Casa Hogar Unacari, porque hace algunos ayeres, y me permito decirles que desde el año 2011, conozco este caso de fuga de niños que son internados en esta casa hogar, que en Sonora hay 49 refugios para los pequeños que sufren de maltrato, para mí muchas.

Recordaré cuando mi compañero de titulación Misael Galindo y su servidora, decidimos investigar un caso de fuga de la casa hogar Jineseki. Esto nació porque un jovencito originario de Nogales, deambulaba por las calles de la colonia Ley 57, y ahí quedó en resguardo por unos vecinos. Nos enteramos que él y otros pequeños optaban por salirse de esta institución, por vagancia o por miedo pero muchas veces la felicidad estaba fuera y no dentro de estas instituciones que prometen cariño y amor, o venta como en otros casos, pero esa es otra historia.

Nada nuevo, al contrario es un tema al que nuestros gobernantes mejor les apuestan al olvido, como el caso de la venta de niños. ¿Avances? No veo alguno. Pero eso sí, lo que nunca se nos va olvidar es el concierto de Miguel Bosé a beneficio del DIF. Espectacular por cierto.

Espero que la millonada que recibieron se vea reflejada en la seguridad, integridad pero sobre todo programas para nuestros pequeños. Por favor autoridades, tengan tantita madre y trabajen por los niños que andan en los cruceros y centros comerciales pidiendo dinero.

No quisiera enterarme de un accidente porque son tantos los pequeños que andan en las calles de nuestra ciudad vendiendo mazapanes, pidiendo dinero o lavando parabrisas. Ojalá usted hubiera visto en el concierto de Bosé a beneficio del DIF Sonora lleno de guaruras, cuidando a funcionarios y gente de la high, incongruencias de la vida.

Bomberos, la piedrita en el zapato

Nuevamente, como cada año, las exigencias y necesidades del Cuerpo de Bomberos no son escuchadas.

Qué tristeza saber que uno de los oficios más nobles pero sobre todo el más peligroso del mundo sea el menos valorado en nuestra capital, a pesar de que el bombero en cada llamado de emergencia arriesga su vida.

Al parecer al “Maloro” Acosta pareciera no importarle, recuerdo que algún día, se acercó a ellos pidiéndole su voto de confianza para hoy sentarse en una silla que le quedó grande.

Un gran hartazgo hay en esta corporación en la que se dedican a rescatar personas, animales y extinguir incendios, hay que reconocerse el valor, la entrega y sobre todo el compromiso que implica salvaguardar las vidas, o sea hay que tenerles respeto.

Ellos siempre están, los bomberos siempre acuden a nuestro llamado aunque sea un poco de maleza ardiendo o en situaciones difícil como incendios forestales, inundaciones, deslaves, accidentes y siniestros naturales, ellos ponen su vida de por medio.

Es un compromiso que no tiene límite, pero el de nuestras autoridades sí, cada cambio de administración sucede lo mismo, hoy piden ser escuchados y atendidos, o seguirán con el plantón frente al Ayuntamiento, porque un alcalde inepto y su séquito de amigos, sólo les dan largas y les cancelan reuniones, como siempre a la buena de Dios, la huelga seguirá hasta que alguien los escuche y resuelva sus dudas y necesidades.

Paulina Castro. Lic. en Periodismo y maestra en la Universidad Kino.

@PauliieC