imagotipo

Al bat | Días inolvidables…

  • Jesus Alberto Rubio

— Mire: fue apenas en la reciente Serie del Subway entre Mets-NYY, cuando los Mulos del Bronx recibieron su primera blanqueada del año (2-0). ¡Apenas!

 

——–

 

Pero deje usted eso. Con todo y el liderazgo que junto con Boston mantienen en el Este de la Americana, el equipo tiene hoyancos difíciles de llenar.

1.- Didi Gregorius ha estado en caída libre. A pesar de sus 12 jonrones y; por su parte, aguas, Gary Sánchez está bateando .190 y se ha ponchado 57 veces. Los NYY pudieran decirle bye bye en busca de un pitcher que sea total enemigo de las derrotas.

2.- Masahiro Tanaka, a causa de tirones leves (rigidez) en las corvas de ambas piernas, sigue fuera de acción por un tiempo indeterminado (10 días, parece ser); en tanto el también lanzador Jordan Montgomery ya le dijo adiós a la temporada debido a una operación Tommy John.

Pero mientras son peras o son manzanas, la serie que han iniciado contra los Nacionales de Washington, en verdad, de mírame y no me toques. Veremos finalmente de qué cuero habrán de salir más correas y, en el plano particular, el duelo entre los Sánchez/Judge/Stanton vs Bryce Harper.

¿3 contra 1?… ¡No se vale!

Por cierto, los “Nats” ya activaron a Daniel Murphy y pues que se cuide el pitcheo Mulo. De 33 años de edad, el segunda base ha vuelto al ruedo tras perderse los primeros 64 juegos de la temporada mientras se recuperaba de una cirugía en su rodilla derecha.

Bueno, también retornó el jardinero Adam Eaton, (.333) quien se lesionó el tobillo el 5 de abril al deslizarse en el plato y disputó dos juegos más antes de ser inhabilitado en 11 de abril. No estaba sanando bien, por lo que fue operado el 10 de mayo.

 

Gerardo Vázquez

Creo que Adrián a sus 36 abriles, todavía puede estar dos, o tres temporadas cumpliendo de BD y ocasionalmente en la primera base. Siento que los Mets se apresuraron debido a su situación en el standing y el que pagó los platos rotos fue el mexicano. Mi opinión personal.

 

Inolvidable jonrón

En el Ángel Camarena, que estaba ubicado frente al Puente Internacional de la línea fronteriza Tijuana-San Isidro, por qué no recordar cuando conecté allí mi primer y único jonrón, por encima de la barda del jardín izquierdo.

Lo interesante fue que cifraba los 15 años de edad cuando di el inesperado tablazo en un estadio construido con medidas de nivel profesional. Fueron aquellos días cuando ya casi hacía maletas para retornar a Hermosillo.

Nuestro equipo eran los Rayos de la Independencia que dirigía el profesor Sergio Urcadiz.

Lo interesante fue que esa tarde seleccioné un bat No. 4 y grueso, cuando normalmente utilizaba uno delgado de la misma medida. Y cuando conecté, sentí que la pelota iba a volar tras la barda… ¡y así fue!

Corría entre las bases y no quería creer lo sucedido.

Con un bat distinto al usual en mí, estaba dando un hermoso cuadrangular en aquel añorado e histórico parque ya desaparecido de Tijuana.

En aquella época de los mediados de los años 60, desde la categoría Infantil Mayor ya jugábamos en el Camarena, el Independencia y el Sierra Vera.

Esos escenarios después pasaron a otro sitio de Tijuana.

Días inolvidables de la infancia-adolescencia ida.

 

——–

 

Mis grandes compañeros en el campo de juego eran Miguel Cabrera Ávila, Raúl Nuño y Víctor Manuel Martínez Camacho, a quien todos conocían como “EL Zanahoria”.

Mucha añoranza, amigos y ni cómo remediarlo.