imagotipo

El faro | La intuición

  • David A. Martínez

¿Alguna vez has tenido la experiencia de vivir una situación que simplemente no se siente bien? Ya sabes, ¿esa molesta sensación de que algo está mal?

Ese sentimiento que nos hace pensar o creer que algo va a ocurrir, aunque no tengamos todos los datos para llegar a esa conclusión, se llama intuición. Está basada en inferencias, es decir, razonamos tomando las partes de una realidad e intentamos llenar huecos de los que no disponemos información, con la experiencia pasada, con la lógica o los patrones o secuencias que somos capaces de detectar en la situación, es una sensación automática que sin esfuerzo te motiva a actuar rápidamente.

Se asocia a ella la idea de que es una voz interior que tiene que ver con nuestros instintos o capacidades inaccesibles de forma consciente y que sólo algunas personas, en algunos momentos, son capaces de desarrollarla y aprovechar su potencial. Algunas personas nacen con grandes habilidades intuitivas. Hay evidencia de que las mujeres, en particular, tienen una fuerte intuición porque (desde una perspectiva evolutiva) necesitaban un fuerte sentido de conciencia para proteger a sus hijos del peligro.

Las investigaciones demuestran que usar la intuición nos ayuda a tomar mejores decisiones y nos da más confianza en ellas. Esto podría sorprender a las personas que descartan la intuición como un concepto espiritual y fantasioso. En realidad, es una habilidad poderosa, respaldada científicamente. Aprender a confiar en sus instintos puede ser una ventaja competitiva tanto en los negocios como en la vida.

La intuición implica confiar en la recopilación de todas sus experiencias subconscientes. Se basa en todo lo que ha experimentado durante todos los años que ha estado vivo, lo que significa que está en constante crecimiento y evolución.

Como dicen coloquialmente, “sigue tus corazonadas”, (intuición) pareciera broma, pero así es como han surgido algunos descubrimientos, esto a raíz de que los científicos mantienen una mente abierta y curiosa, debido a esto, ellos son más capaces de detectar patrones y hacer conexiones creativas, por mencionar algunos descubrimientos la penicilina y el teflón.

La intuición es un mecanismo utilizado en diversas disciplinas como la criminología o la creatividad publicitaria. En la primera para conseguir llegar a conclusiones criminalísticas y en el segundo para conseguir crear campañas de comunicación y aumento de las ventas de un determinado producto o servicio.

En el sector empresarial, los empresarios confían en sus instintos todo el tiempo, ya que parte de su trabajo es poner orden, estructurar los pensamientos y comportamientos de los demás para generar y garantizar la productividad de la empresa, ello conlleva a que el empresario aumente y desarrolle su intuición y empatía para canalizar las actividades a las personas adecuadas para el trabajo.

 

¿Cómo desarrollar la intuición en los negocios?

1.- Autoevalúate, conoce tus limitaciones, conoce tu identificación e interpretación de las emociones, para diferenciar la parte intuitiva.

2.- Valora la experiencia, conocer las experiencias vividas te permitirá ver las cosas desde otra perspectiva.

3.- Elimina la sobre confianza, el exceso de confianza bloquea la intuición.

4.- Dejar la zona de confort, salir de la zona de confort aumenta la capacidad de ser más intuitivos.

5.- Incentiva tu curiosidad, experimentar cosas nuevas abre más nuestra mente, despierta curiosidad y la intuición empieza a trabajar.

6.- Cuestiona lo establecido, romper los límites es la clave la intuición.

7.- Anticipar, cambios de mercado, nuevas tendencias, nuevas tecnologías y normativa te ayudara a ser intuitivo.

8.- Analiza, toma tus intuiciones o corazonadas como un punto de partida para someterlas a críticas y análisis.

Ninguna gran compañía ha sido construida en base al raciocinio, las grandes empresas están fundadas gracias a la intuición, creatividad y en la inspiración de emprendedores, ya que gracias a su deseo y voluntad, se genera el combustible que es la fuerza de vida de cualquier gran compañía.

Algunos consejos para acceder a nuestra intuición:

  • Para potenciar la intuición es necesario ser menos crítico con cada conclusión.
  • Practicar la meditación o alguna técnica de relajación suele potenciar también la intuición.
  • Utilice la prueba de juicio rápido.
  • Lluvia de ideas.
  • No descuide los sentimientos y las corazonadas.

Cuando aprovechamos y aplicamos la intuición, podemos tomar decisiones de forma más rápida y cómoda. Muchas veces, tomamos decisiones que tienen resultados más exitosos. Y con el tiempo, nuestra capacidad de notar y usar nuestra intuición aumenta, y también lo hacen los beneficios.

La intuición nos acompaña en el desempeño cotidiano, todos podemos cultivar y desarrollar nuestras facultades de seres humanos y lograr nuestro cometido.

David Martínez. RMR Consultores en Innovación Disruptiva.

corporativo@rmr.mx