imagotipo

Entretelones

  • Samuel Valenzuela

Planchada y aprobada
A fin de cuentas se dio el consenso y prácticamente por unanimidad de los partidos representados en el Congreso del Estado, aprobaron el nuevo marco jurídico electoral, que garantiza que los comicios del año próximo en Sonora serán equitativos, limpios, baratos y campañas cortas y pacíficas.
Desde antes del arranque de la sesión percibimos que el tema estaba planchado frente a la lógica argumentativa y nuevas disposiciones normativas planteadas por la gobernadora Claudia Pavlovich, al presentar esa iniciativa y cuya aprobación pone a la entidad a la vanguardia nacional en la materia.
Obvio que se aplicaron como expertos con la plancha política, los diputados Epifanio Salido y Luis Serrato, así como el secretario de Gobierno, Miguel Ernesto Pompa Corella, para que a fin de cuentas solo se disintiera en detalles que no afectan el todo y que por ello no se generó ningún ruido ni debate durante la sesión de este jueves.
En el marco de esa uniformidad republicana que se vivió en la sesión extraordinaria de la 61 Legislatura, sólo agarró monte la loquilla diputada Célida López, quien como es tradicional, confundió la gimnasia con la magnesia, al dedicar una perorata sobre la inseguridad pública, para ratificar así el interés electorero del PAN en ese tema.
Imaginamos que con todo el complejo de culpa y responsabilidad asumida, dijo que los de su partido están en contra de que funcionarios de gobierno aprovechen sus puestos para la promoción electoral, de lo cual por supuesto ella y varios de sus compañeros de bancada saben mucho, pero que ahora, con la propuesta de la Gobernadora aprobada, ya no ocurrirá.
De ahí en fuera todo bien planchadito, quedando para la hilaridad el presunto radicalismo de Ramón Díaz Nieblas contra dos artículos que a fin de cuentas fueron aprobados sólo con el voto en contra de 10 representantes pitufos, bajo una buena conducción del diputado presidente de la sesión, Omar Guillén.
Con esta reforma todos los sonorenses ganamos, pero principalmente ganan las mujeres, que como candidatas o votantes tienen la garantía legal de respeto y equidad en los órganos de representación popular y amplios caminos para la participación política.
Como ven, en el Congreso del Estado resultó imposible sustraerse al encanto de la propuesta enviada por la Gobernadora y lo más que pudieron hacer los del PAN fue ejercer un brevísimo derecho al pataleo y como no hubo quien les siguiera el juego, el trámite de pleno se desahogó en un santiamén, toda vez de la exitosa negociación tras bambalinas.
El problema de los del PAN, que aprovechan a la perfección otros partidos en la entidad, es que cuando se abordan temas como esos o la transparencia o bien el combate a la corrupción, carecen de calidad moral y no tienen la voz completa, y lo saben perfectamente bien.
Es que cómo van a tener serenidad luego de conocerse que la Procuraduría General de la República (PGR) inició dos carpetas de investigación por el posible desvío de casi 450 millones de pesos atribuibles a la administración de su aún jefe ex gobernador de Sonora, Guillermo Padrés.
La Auditoría Superior de la Federación radicó denuncia desde mediados de abril pasado y se refiere a transferencias de casi 900 millones de pesos de recursos federales para la ejecución de 129 obras de beneficio comunitario, sin que se sepa el destino de la mitad de ese dinero a pesar de estar etiquetado para invertirse en obras como pavimentación, reparación o mantenimiento de alcantarillado y drenaje, iluminación, entre otros, en diversos municipios de la entidad.
Con estas dos denuncias que interpuso la Auditoría Superior de la Federación, ya suma cuatro investigaciones penales por el presunto desvío de recursos federales promovidas contra la administración de Guillermo Padrés, además de las que resulten por la falta de solventación de observaciones de casi tres mil millones de pesos que no fueron aplicados a los programas de inversión que fueron etiquetados.
O sea, más mezcla, maistro, cuando sabemos del compromiso y del efectivo trabajo que se realiza en la Contraloría General del Estado para desentrañar el misterio sobre dónde quedaron al menos 30 mil millones de pesos, sospechándose que se los robaron, porque no fueron aplicados en escuelas, hospitales, obras de infraestructura ni en seguridad pública.
Y bien lo dijo el dirigente del PRI en Hermosillo, Edgardo Briseño, quien frente al oportunismo panista para potenciar y aprovechar la incertidumbre ciudadana por la inseguridad, acusó a los de la esquina azul de ser corresponsables y exhibió datos sobre los desfalcos perpetrados en contra de los hermosillenses por Javier Gándara Magaña y Alejandro López Caballero, al quedarse con millones de pesos que debieron aplicarse para la ejecución de obras sociales.
Fuertes en sus declaraciones Briseño y su segunda de a bordo, Claudia Cano al exhibir la tradicional doble morales del oficialismo panista que como gobierno fueron omisos y desatendieron la seguridad de los ciudadanos, que en el caso de Hermosillo se traduce en el desmantelamiento de toda la estructura de seguridad pública, tanto en lo que se refiere en equipamiento y recursos humanos.
“Tenemos memoria. Estos que ahora están al frente del panismo son los mismos que defienden delincuentes; son los mismos que robaron a Hermosillo y a Sonora”, apuntaron al exigir a los del PAN a que saquen las manos del tema de la seguridad, no abone a la incertidumbre social y permita a las autoridades hacer su trabajo, convocando a los padrecistas Damián Zepeda, David Galván, Alejandra López Noriega y Ramón Díaz, que sean una oposición responsable y no traten de lucrar con un tema tan serio como la seguridad.
Los damanianos y davidianos pitufos tienen muchos frentes abiertos y su balsa hace agua, con el riesgo de acabar de hundirse en el chapoteadero de inmundicia en el que medio flotan, con recientes fugas de connotados militantes, de divisiones y fracturas como la de la bancada en el Congreso del Estado y su primitiva y machetera campañita para generar incertidumbre social.
El frente más rastrero es el que atenta en contra de la gente ahora objeto de intenso bombardeo de estupideces que desparraman a través de las redes sociales y cuyo sello panista es indudable al empatar a la perfección con las otras estupideces declarativas que con toda desfachatez se avientan sus dirigentes y diputados, en sus afanes por enconar a los ciudadanos contra de las autoridades.
Deberían de recapacitar en esa estrategia tan ruin y en lugar subir materiales infamantes y falsos en plataformas como Twitter y Facebook, atender cuestiones elementales de humanidad y sobre todo, sumarse en serio en contra de la incidencia delictiva, que en el corto plazo el karma los puede alcanzar si insisten en recrear desgracias para otros.
También se dan tiempo para marcar su raya frente al gordillista aspirante presidencial, Rafael Moreno Valle, quien como se sabe está en Hermosillo para presentar el libro “La Fuerza del cambio”, en el marco de una nada bien disfrazada precampaña que por supuesto no le gusta nada a Ricardo Anaya y por eso el CDE del PAN organizó ocho días después el festejo por el Día de las Madres.
No es cierto que esa fiesta para las madres ya estaba programada para este día y eso lo saben perfectamente el ya mentado López Caballero y la diputada Carolina Lara, quienes trabajaron en la organización de la presentación del mentado libro.

Por lo demás, dados los pendientes legislativos, nos fue imposible cubrir dos eventos de gran relevancia y en ambos se puso en alto el nombre de Sonora, como fue el caso de la presentación de la Estrategia Nacional de Cultura Cívica por parte del consejero del INE, Marco Antonio Baños, quien dicho sea de paso reconoció los avances que representa la reforma electoral aprobada por diputados en Sonora.
La Enccívica fue suscrita por el ya mentado Potrillo Pompa Corella y la presidenta del IEES, Guadalupe Taddei, así como por representantes de los diferentes sectores de la sociedad sonorense, instituciones de educación superior, academia, organismos empresariales, partidos políticos, autoridades de los tres niveles de gobierno, organismos de la sociedad civil y ciudadanía en general, todos comprometidos en generar una nueva cultura cívica.
Tampoco pudimos ir, pero nos reportan un buen ambiente en la 24 Asamblea de la Red México de Radios y Televisoras Educativas y Culturales, en donde además de poner muy en alto el nombre de la entidad y demostrar sus capacidades para la organización de eventos de alto nivel, “La Maye” Verduzco, directora de Radio Sonora, fue nombrada vicepresidenta nacional de ese organismo.