imagotipo

Les apagaron el fuego y siguieron ardiendo…

  • Jesús Olivas

Contrapeso

Amenaza tras amenaza, así estaban plantados frente a Palacio algunos bomberos que exigían ver personalmente al alcalde Manuel Ignacio Acosta, de lo contrario no levantarían su protesta.

Pensaron tal vez que el munícipe no tendría los tamaños para darles la cara, pero vaya sorpresa que se llevaron cuando el “Maloro” los encaró para escuchar en santa paz las peticiones que tenían que esparcirle.

Mire usted, bastaba con verles el rostro cuando vieron a Acosta, y no por cuestiones de miedo, –aclaro el punto–, pero sí dudaban, y por ello habían dicho que sí sucedía se irían a trabajar. Sin embargo ahora resulta que no bastó la presencia del alcalde, ahora exigen que se resuelvan sus peticiones antes de levantar el plantón.

Lo que evidencia claros tintes políticos, deje me explico; las peticiones de estos bomberos son ancestrales, y lo que están exigiendo es un reclamo de más de 30 años y piden se les resuelva en un año.

Peticiones, algunas imposibles para el Ayuntamiento:

–Reducción del tiempo laboral para poder jubilarse a menor edad. Su argumento se basa en el estrés que provoca su trabajo y lo es que no sea cierto, pero es un tema que ajeno al Ayuntamiento.

–Mayores beneficios en atención médica y en prestaciones del Isssteson, lo tampoco es competencia de la Comuna.

Las peticiones expuestas, así como los aumentos salariales, la homologación salarial y abatir el rezago en la cantidad de bomberos que deberían existir en Hermosillo no son nuevas, han pasado años de lucha y espera.

Lo que a todas luces es un reclamo válido, sin duda, lo que no es aceptable es que pidan se resuelva de inmediato, pues no por su plantón habrá presupuesto para ello.

Lo que me parece excesivo es que pidan 21 millones de pesos más de presupuesto, y sobre todo que sea el departamento quien los administre, pues es dinero que actualmente no se tiene contemplado y aunque la contratación de bomberos urge tiene que ser en un periodo de tiempo predeterminado, no en lo inmediato como se exige.

El alcalde se expresó…

“Es muy difícil pensar que si tienen años peleando por todos estos temas, éstos se puedan resolver en uno solo, o de un ejercicio presupuestal a otro”, explicó.

“Estamos trabajando, estamos haciendo el esfuerzo para responder favorablemente a lo que nos toca, pero es claro que vamos a poder remontar el rezago que ellos mundo acusan tiene años en poco tiempo”.

Les dijo claramente sin cortapisas que no por el hecho de plantarse frente a Palacio aparecerá como por arte de magia más presupuesto, y les puso un ejemplo palpable.

“No por ir a exigir al Zócalo de la Ciudad de México más dinero me lo van a dar”.

Lo que hizo el “Maloro” me parece fue un acto de consciencia, les dijo la verdad, lo que se puede y no hacer, no los engañó, ya estará en su capacidad de análisis entender el mensaje o de plano seguir chispeando esos tintes políticos que empieza a labrar un panorama caótico para ambas partes.

Acosta Gutiérrez les encaminó a una reunión para tratar un tema en lo específico, y ante falta de argumentos dieron que se quedarían en el plantón, lo que desvistió el verdadero objetivo de la resistencia.

El alcalde dio la cara, y eso hay que señalarlo, y otro detalle sin duda para mencionar, es que no prometió cosas que sabe no se pueden cumplir con el afán de menguar sus quejas, por el contrario fue claro, y al parecer tampoco les gustó.

Veremos en qué para esta situación, pues su ausencia en el trabajo pudiera ocasionarles problemas contractuales, veremos si son lo suficientemente pensantes como para debatir el tema en una mesa de negociaciones.

El “Pato” para Hermosillo…

Esbozan algunas gargantas que el a secretario de Educación Ernesto de Lucas Hopkins está bien posicionado entre el electorado para aspirar a la Alcaldía de Hermosillo. ¿De verdad?

Y es que su paso por la Secretaría no ha sido lo suficientemente aseada como para pensar en esta situación, es más, me parece que ha sido todo lo contrario, pues sus incontables enfrentamientos con miembros de la educación ha sido notorio.

Las declaraciones del “Pato” tampoco han esparcido certidumbre, maestros y estudiantes lo han acusado de sobrada soberbia y un autoritarismo que ha dañado la educación en Sonora.

La tela de duda sobre su capacidad al frente de la SEC ha sido tema de debate de ciudadanos y medios de comunicación, por ello me parece precipitado pensar si quiera en que pueda ser candidato a la Presidencia Municipal de la capital de Sonora.

Sobre todo teniendo en cuenta que los que se han mencionado tienen camino recorrido vasto, como Ulises Cristópulos, Flor Ayala y aunque no tanto “Kitty” Gutiérrez Mazón, su segundo apellido pudiera pesar en demasía en un momento determinado.

Incluso se ha manejado la posibilidad de la jefa de la Oficina de la Gobernadora, Natalia Rivera, quien ha mostrado capacidad para desempeñar cualquier puesto, su análisis de las diferentes situaciones la han colocado como la mano derecha de la mandataria, lo que también podría pesar.

¿El “Pato”?, ¡No!, no lo creo, le faltan aletas para nadar esas aguas. Sin embargo, en política todo puede pasar, incluso las equivocaciones.

Listo…Dios los bendiga, cuide y proteja…

Cualquier duda, aclaración o crítica:

Correo: jessolfi@gmail.com

Twitter @jessolfi_y