/ domingo 27 de septiembre de 2020

¿Cómo se puede llegar a ser director de cine? Aquí te decimos

Cuando uno realmente sueña con algo, luchará por su meta hasta el final y hasta conseguirlo

Al igual que muchos aspiramos a cumplir nuestros sueños, llegar a dedicarnos o realizar los proyectos por los que luchamos día a día. Pero, ¿qué deben hacer aquellos que anhelan ser directores de cine?, ¿es posible si eres mexicana o mexicano?

RECIBE LAS NOTICIAS MÁS IMPORTANTES, ALERTAS, REPORTAJES E HISTORIAS DIRECTO EN TU CELULAR, ¡CON UN SOLO CLICK!

La respuesta más sensata es sí, claro que puedes llegar a ser director de cine siendo mexicano, sin embargo, como toda carrera (y sobre todo una artística en este país), pasarás un camino sumamente espinoso, quizá costoso y sumamente criticado, no suena tan prometedor, ¿no?

Todos aquellos que decidimos seguir una carrera en el ámbito del arte, lo sabemos de antemano, lo escuchamos desde secundaria y preparatoria, pero, cuando uno realmente sueña con algo, luchará por su meta hasta el final.

Camino rocoso

Si bien no necesariamente para entrar de lleno en esta industria se deba contar con una carrera especializada en ello, creemos que como todo profesional es indispensable saber sobre tu ámbito, por lo que la recomendación principal es que busques una carrera relacionada.

Por lo general, los directores de cine suelen tener licenciaturas en Bellas Artes, Medios Audiovisuales, Cinematografía, entre otros temas, siempre ligados a la producción del séptimo arte. Además de complementarlo con maestrías más especializadas y si bien, hay directores que no necesariamente estudiaron algo relacionado, realmente son casos muy específicos.

Si te interesa el mundo cinematográfico, pero no cuentas con el tiempo suficiente para estar en una carrera, muchos optan por cursos o programas que aunque no son tan completos, son de gran ayuda para dar tus primeros pasos dentro de los conocimientos necesarios y pueden ajustarse a tu tiempo.

De igual manera y como a todo aquel que le apasiona o se interesa en un tema, investigar por tu cuenta, empaparte sobre cine, directores, arte, producción audiovisual, cualquier cosa que te ayude, siempre mantente enterado de todo.

Recuerda que tú eres quien se pone los límites, pues aunque no todos cuenten con el mismo poder monetario, siempre hay maneras de adquirir conocimiento.

Algo que si debemos tomar en cuenta, es la enorme diferencia que existe en la industria en México si tomamos en cuenta a nuestros vecinos del Norte, pues Estados Unidos es la potencia más grande en este ámbito.

Foto: Cortesía | @__kairos_

Las oportunidades en nuestro país son más pocas, las producciones que llegan a las pantallas (de todo tipo, independientes o no) son sumamente escasas si nos queremos ver reflejados en la industria estadounidense, pues allá es un modelo viable en la economía, algo que aquí no sucede.

El director y productor de cine mexicano, Fernando Rovzar, comentó alguna vez que el cine nacional sigue definiéndose en la actualidad.

Es un arduo trabajo

Hoy en día, ser director de cine no sólo es sentarte en una silla y gritar acción, no sólo es tomar un guión e imaginarte cómo llevarlo a la pantalla grande, se necesitan conocimientos más allá de lo artístico.

Para directores como Gael García Bernal, se necesita tener conocimientos en temas administrativos, legales y fiscales, incluso contar con algún mentor o consejero en dichos temas.

Esto se debe a que el director de cine ha ido evolucionando con los años, necesita saber todo lo relacionado dentro de su entorno y ser quien guíe hacia su visión la obra que están creando en conjunto.

Foto: Cortesía | @nuberrante

Saber elegir a los actores, poder acercarse a los ejecutivos, saber sobre los ajustes que se realicen en el guión, etc. Es decir, ser una parte esencial y no sólo de autoridad durante el rodaje.

Aunque en México el número de directores de cine reconocidos es realmente poco, en los últimos años, nombres como Guillermo del Toro, Alejandro González Iñárritu o Alfonso Cuarón han ido ganándose un espacio entre lo mejor del mundo.

Sin embargo, no todos podemos ser como ellos, pero sí luchar y labrar poco a poco nuestro sueño, trabajo y aprovechar cada una de las oportunidades que se nos presenten, aunque suene trillado, ellos también empezaron desde abajo.

Foto: Cortesía | @EliasBriseoCast

Al igual que muchos aspiramos a cumplir nuestros sueños, llegar a dedicarnos o realizar los proyectos por los que luchamos día a día. Pero, ¿qué deben hacer aquellos que anhelan ser directores de cine?, ¿es posible si eres mexicana o mexicano?

RECIBE LAS NOTICIAS MÁS IMPORTANTES, ALERTAS, REPORTAJES E HISTORIAS DIRECTO EN TU CELULAR, ¡CON UN SOLO CLICK!

La respuesta más sensata es sí, claro que puedes llegar a ser director de cine siendo mexicano, sin embargo, como toda carrera (y sobre todo una artística en este país), pasarás un camino sumamente espinoso, quizá costoso y sumamente criticado, no suena tan prometedor, ¿no?

Todos aquellos que decidimos seguir una carrera en el ámbito del arte, lo sabemos de antemano, lo escuchamos desde secundaria y preparatoria, pero, cuando uno realmente sueña con algo, luchará por su meta hasta el final.

Camino rocoso

Si bien no necesariamente para entrar de lleno en esta industria se deba contar con una carrera especializada en ello, creemos que como todo profesional es indispensable saber sobre tu ámbito, por lo que la recomendación principal es que busques una carrera relacionada.

Por lo general, los directores de cine suelen tener licenciaturas en Bellas Artes, Medios Audiovisuales, Cinematografía, entre otros temas, siempre ligados a la producción del séptimo arte. Además de complementarlo con maestrías más especializadas y si bien, hay directores que no necesariamente estudiaron algo relacionado, realmente son casos muy específicos.

Si te interesa el mundo cinematográfico, pero no cuentas con el tiempo suficiente para estar en una carrera, muchos optan por cursos o programas que aunque no son tan completos, son de gran ayuda para dar tus primeros pasos dentro de los conocimientos necesarios y pueden ajustarse a tu tiempo.

De igual manera y como a todo aquel que le apasiona o se interesa en un tema, investigar por tu cuenta, empaparte sobre cine, directores, arte, producción audiovisual, cualquier cosa que te ayude, siempre mantente enterado de todo.

Recuerda que tú eres quien se pone los límites, pues aunque no todos cuenten con el mismo poder monetario, siempre hay maneras de adquirir conocimiento.

Algo que si debemos tomar en cuenta, es la enorme diferencia que existe en la industria en México si tomamos en cuenta a nuestros vecinos del Norte, pues Estados Unidos es la potencia más grande en este ámbito.

Foto: Cortesía | @__kairos_

Las oportunidades en nuestro país son más pocas, las producciones que llegan a las pantallas (de todo tipo, independientes o no) son sumamente escasas si nos queremos ver reflejados en la industria estadounidense, pues allá es un modelo viable en la economía, algo que aquí no sucede.

El director y productor de cine mexicano, Fernando Rovzar, comentó alguna vez que el cine nacional sigue definiéndose en la actualidad.

Es un arduo trabajo

Hoy en día, ser director de cine no sólo es sentarte en una silla y gritar acción, no sólo es tomar un guión e imaginarte cómo llevarlo a la pantalla grande, se necesitan conocimientos más allá de lo artístico.

Para directores como Gael García Bernal, se necesita tener conocimientos en temas administrativos, legales y fiscales, incluso contar con algún mentor o consejero en dichos temas.

Esto se debe a que el director de cine ha ido evolucionando con los años, necesita saber todo lo relacionado dentro de su entorno y ser quien guíe hacia su visión la obra que están creando en conjunto.

Foto: Cortesía | @nuberrante

Saber elegir a los actores, poder acercarse a los ejecutivos, saber sobre los ajustes que se realicen en el guión, etc. Es decir, ser una parte esencial y no sólo de autoridad durante el rodaje.

Aunque en México el número de directores de cine reconocidos es realmente poco, en los últimos años, nombres como Guillermo del Toro, Alejandro González Iñárritu o Alfonso Cuarón han ido ganándose un espacio entre lo mejor del mundo.

Sin embargo, no todos podemos ser como ellos, pero sí luchar y labrar poco a poco nuestro sueño, trabajo y aprovechar cada una de las oportunidades que se nos presenten, aunque suene trillado, ellos también empezaron desde abajo.

Foto: Cortesía | @EliasBriseoCast

Deportes

Un movimiento erróneo frenó la carrera de estos deportistas

La historia ha marcado trayectorias de gran éxito que se ven interrumpidas por un error involuntario de los atletas o de sus oponentes

Doble Vía

Su gusto por tés y tisanas llevó a Renata a crear Vida Mantra

Tiene 19 años y hace cinco meses inicio en el mundo del emprendimiento con sus combinaciones favoritas, de las que quiere compartir sus beneficios

Salud

Vacunación contra influenza dará prioridad a grupos vulnerables

María Concepción Félix informó que la meta para todo Sonora es de 750 mil 408 dosis aplicadas, a la fecha llevan 157 mil 609

Doble Vía

Su gusto por tés y tisanas llevó a Renata a crear Vida Mantra

Tiene 19 años y hace cinco meses inicio en el mundo del emprendimiento con sus combinaciones favoritas, de las que quiere compartir sus beneficios

Deportes

Un movimiento erróneo frenó la carrera de estos deportistas

La historia ha marcado trayectorias de gran éxito que se ven interrumpidas por un error involuntario de los atletas o de sus oponentes

Local

No son pasadizos secretos, son acequias del viejo Hermosillo

Eran utilizadas para regar los campos agrícolas en las distintas zonas de la ciudad, y para abastecer a los colonos para sus quehaceres diarios 

Mundo

Iglesias pierden la fe en Donald Trump

Evangelistas, mormones y cristianos han dejado de identificarse con él

Sociedad

Llegan turistas europeos a Cancún, pese a pandemia

El gobierno de Quintana Roo informó que siguen estables los niveles de contagio de Covid-19

Ciencia

Ingeniero mexicano gana concurso de robótica en Japón

Jiménez diseñó un robot blando con piel inteligente en forma de pinza, con el que obtuvo el premio