/ sábado 8 de octubre de 2022

El día en que Pancho Villa asesinó a 85 pobladores en San Pedro de la Cueva

Los villistas dieron inicio con las detonaciones, fusilaban de cuatro en cuadro o de seis en seis pobladores

Este 2 de diciembre del 2021 se cumplen 106 años de la terrible masacre cometida por el general Francisco Villa en San Pedro de la Cueva, Sonora, durante la época de la Revolución Mexicana, donde dejó un saldo de 85 habitantes fusilados, así como también personas de origen chino y el sacerdote del pueblo.

Lee también: Caborca recordará 164 años de ser "Heroica"

Debido a los constantes ataques de gavilleros y soldados desertores que asolaban a la región, los habitantes del pueblo habían decidido organizarse en grupos armados para explorar los caminos. En esos días llegó el rumor de que se acercaban partidas de bandido y el primero de diciembre un grupo de vecinos encabezados por el presidente municipal José María Cruz, Pedro Félix y Práxedes Noriega, abrió fuego desde el cerro del Cajete contra hombres armados, sin saber que se trataba del grupo de villistas.

Se cumplen 106 años de la terrible masacre cometida por el general Francisco Villa en San Pedro de la Cueva, Sonora / Foto: Cortesía | Historia de México

Después de algunos minutos de tiroteo, al percatarse de que habían entrado en contacto con un fuerza armada numerosas, los defensores huyeron a los cerros cercanos, dejando muerto a su compañero Mauricio Noriega y a cinco hombres más de Villa.

Al siguiente día, el revolucionario se encontraba enfurecido por lo sucedido, así que ordenó a Margarita Orozco que arrestara a todos los habitantes del pueblo, incluyendo a mujeres y niños. Fue entonces que los villistas registraron casa por casa y reclutaron casi 300 civiles frente al templo parroquial.

El comandante villista Macario Bracamontes, originario de Sonora, suplicó a Villa que no asesinara a las mujeres y niños, a lo que éste accedió, sin embargo los 136 hombres restantes, entre ellos menores de edad, fueron formados a un costado del templo católico para ser fusilados.

Los villistas registraron casa por casa y reclutaron casi 300 civiles frente al templo parroquial, entre ellos mujeres y niños / Foto: Cortesía | Reidezel Mendoza Soriano

Los villistas dieron inicio con las detonaciones, fusilaban de cuatro en cuadro o de seis en seis, mientras los menos de edad que no fueron perdonados caminaban hacia atrás en medio del llanto y suplicando que les perdonaran la vida.

El cura Flores regresó ante Villa y de rodillas le imploró que perdonara a los prisioneros, pero éste no lo escucho y lo amenazó de muerte. La matanza continuó y el sacerdote volvió a suplicar, sin embargo esta vez Villa sacó su pistola y le disparó en dos ocasiones en el costado izquierdo y otro en la cabeza.

Este evento continuó hasta que el coronel Bracamontes, sacó su pistola y retó a Villa a sacar la suya, mientras le gritaba que no iba a morir ni un hombre más, entonces Villa volteó a la fila de condenados y perdonó la vida de nueve adolescentes y 14 adultos. Pero 86 hombres fueron ejecutados, 80 habitantes, seis de ellos chinos y 5 fuereños.

Actualmente existe una lápida con los nombres de los 85 hombres que fueron asesinados / Foto: Cortesía | Reidezel Mendoza

Tras el atentado, varias mujeres fueron violadas por los villistas, a partir de eso Villa ordenó incendiar el pueblo y desde las alturas de la iglesia de Batuc, constató que sus órdenes habían sido cumplidas. Actualmente existe un monumento y una placa con los nombres de los vecinos sacrificados.

La masacre que perpetró Pancho Villa en el pueblo de San Pedro de la Cueva el 2 de diciembre de 1915, es un acontecimiento que quedó en la memoria de los habitantes como una de las más grandes y terribles tragedias, pues pasaban por las armas de todos los varones adultos del pueblo, para asesinarlos y particularmente el doloroso asesinato del sacerdote, a mano del propio Villa.

Cabe señalar que dicho capítulo de la historia fue relatado por el escritor Reidezel Mendoza Soriano en la segunda edición de su libro “Crímenes de Francisco Villa. Testimonios".

Tras varios momentos de súplicas, Villa sacó su pistola y le disparó en dos ocasiones en el costado izquierdo y otro en la cabeza al cura del pueblo / Foto: Cortesía | Reidezel Mendoza


Este 2 de diciembre del 2021 se cumplen 106 años de la terrible masacre cometida por el general Francisco Villa en San Pedro de la Cueva, Sonora, durante la época de la Revolución Mexicana, donde dejó un saldo de 85 habitantes fusilados, así como también personas de origen chino y el sacerdote del pueblo.

Lee también: Caborca recordará 164 años de ser "Heroica"

Debido a los constantes ataques de gavilleros y soldados desertores que asolaban a la región, los habitantes del pueblo habían decidido organizarse en grupos armados para explorar los caminos. En esos días llegó el rumor de que se acercaban partidas de bandido y el primero de diciembre un grupo de vecinos encabezados por el presidente municipal José María Cruz, Pedro Félix y Práxedes Noriega, abrió fuego desde el cerro del Cajete contra hombres armados, sin saber que se trataba del grupo de villistas.

Se cumplen 106 años de la terrible masacre cometida por el general Francisco Villa en San Pedro de la Cueva, Sonora / Foto: Cortesía | Historia de México

Después de algunos minutos de tiroteo, al percatarse de que habían entrado en contacto con un fuerza armada numerosas, los defensores huyeron a los cerros cercanos, dejando muerto a su compañero Mauricio Noriega y a cinco hombres más de Villa.

Al siguiente día, el revolucionario se encontraba enfurecido por lo sucedido, así que ordenó a Margarita Orozco que arrestara a todos los habitantes del pueblo, incluyendo a mujeres y niños. Fue entonces que los villistas registraron casa por casa y reclutaron casi 300 civiles frente al templo parroquial.

El comandante villista Macario Bracamontes, originario de Sonora, suplicó a Villa que no asesinara a las mujeres y niños, a lo que éste accedió, sin embargo los 136 hombres restantes, entre ellos menores de edad, fueron formados a un costado del templo católico para ser fusilados.

Los villistas registraron casa por casa y reclutaron casi 300 civiles frente al templo parroquial, entre ellos mujeres y niños / Foto: Cortesía | Reidezel Mendoza Soriano

Los villistas dieron inicio con las detonaciones, fusilaban de cuatro en cuadro o de seis en seis, mientras los menos de edad que no fueron perdonados caminaban hacia atrás en medio del llanto y suplicando que les perdonaran la vida.

El cura Flores regresó ante Villa y de rodillas le imploró que perdonara a los prisioneros, pero éste no lo escucho y lo amenazó de muerte. La matanza continuó y el sacerdote volvió a suplicar, sin embargo esta vez Villa sacó su pistola y le disparó en dos ocasiones en el costado izquierdo y otro en la cabeza.

Este evento continuó hasta que el coronel Bracamontes, sacó su pistola y retó a Villa a sacar la suya, mientras le gritaba que no iba a morir ni un hombre más, entonces Villa volteó a la fila de condenados y perdonó la vida de nueve adolescentes y 14 adultos. Pero 86 hombres fueron ejecutados, 80 habitantes, seis de ellos chinos y 5 fuereños.

Actualmente existe una lápida con los nombres de los 85 hombres que fueron asesinados / Foto: Cortesía | Reidezel Mendoza

Tras el atentado, varias mujeres fueron violadas por los villistas, a partir de eso Villa ordenó incendiar el pueblo y desde las alturas de la iglesia de Batuc, constató que sus órdenes habían sido cumplidas. Actualmente existe un monumento y una placa con los nombres de los vecinos sacrificados.

La masacre que perpetró Pancho Villa en el pueblo de San Pedro de la Cueva el 2 de diciembre de 1915, es un acontecimiento que quedó en la memoria de los habitantes como una de las más grandes y terribles tragedias, pues pasaban por las armas de todos los varones adultos del pueblo, para asesinarlos y particularmente el doloroso asesinato del sacerdote, a mano del propio Villa.

Cabe señalar que dicho capítulo de la historia fue relatado por el escritor Reidezel Mendoza Soriano en la segunda edición de su libro “Crímenes de Francisco Villa. Testimonios".

Tras varios momentos de súplicas, Villa sacó su pistola y le disparó en dos ocasiones en el costado izquierdo y otro en la cabeza al cura del pueblo / Foto: Cortesía | Reidezel Mendoza


Local

Cuidado en el radar de velocidad: puntos donde estarán ubicados

Esta semana entró en operación el primero radar solar para la detección de altas velocidades, informó la Dirección de Vialidad de Hermosillo

Local

Clima en Hermosillo: ¿hay probabilidades de lluvia este fin de semana?

La Coordinación Estatal de Protección Civil compartió su reporte sobre el estado del tiempo para Hermosillo y las probabilidades de lluvia para los próximos días

Local

Vuelos varados: Falla de Microsoft provoca caos en el Aeropuerto

Una falla cibernética que impactó en las comunicaciones en aeropuertos, bancos, supermercados y computadoras que operan con Microsoft provocó

Gossip

Belanova ofreció una gran fiesta color rosa con su concierto (FOTOS)

El trío pop mexicano hizo vibrar el Centro de Usos Múltiples con un repaso en vivo por los mejores temas de su discografía

Local

Atención: Agencias fiscales permanecerán abiertas este verano

La Subsecretaría de Ingresos dio a conocer que el personal de guardia es el que atenderá en las Agencias Fiscales estas vacaciones de verano

Local

Río Sonora, la ruta turística por siete pueblos este verano

Asociación de Touroperadores en Sonora expuso que en estas vacaciones de verano se genera una derrama económica superior al 15% para prestadores de servicio