/ domingo 19 de julio de 2020

Con novela “Nadie nos vio partir”, Tamara Trottner abraza la vulnerabilidad del humano

Tamara Trottner recurre a la autoficción para narrar una historia que la ha acompañado durante casi toda su vida

La novela Nadie nos vio partir de Tamara Trottner, lleva al lector por tres continentes: África en tiempos del Apartheid, Europa y América, igualmente convulsos, con sus conflictos locales, al tiempo que, explica la autora, "la protagonista va cambiando y modificándose con su entorno".

Basada en su propia vivencia: al día siguiente de su fiesta de cumpleaños, su padre la secuestró, la separó de su madre y la llevó a otro país, Nadie nos vio partir es protagonizada por Ana, una niña que observa con la inocencia de sus cinco años lo que sucede a su alrededor. A su edad, no es posible hacer juicios de valor. Y en la ficción, tampoco lo hace. "No juzgo a los personajes", advierte Trottner.

En la trama, parar vengarse de su esposa, un hombre secuestra a sus hijos y huye con ellos a distintos países; entonces, dos poderosas familias se enfrentan. "Algunas acciones de los personajes que podemos juzgar como malas, después nos damos cuenta que también tienen su razón de ser, no hay verdades absolutas. Ante los ojos de una niña, observando a las dos personas que más quiere en el mundo, le genera lo que quiero provocar en el lector, emociones viscerales".

"Como niños se nos permite ser vulnerables, pero como adultos ya como que no deberíamos serlo. Esta es la mirada de una niña de cinco años, pero también la de una escritora de 50, que decide plasmar la historia, con su visión. Todos somos vulnerables y se vale, estamos en este mundo viviendo una vida que nos vuelve vulnerables".

El libro no sólo refleja su experiencia, sino la pasión que la autora tiene por viajar. "Al moverte geográficamente por otros espacios, te vulneras, no hablas el idioma, no conoces la comida y tienes que recibir el aprendizaje con absoluta humildad. Si viajas como viajero y no como turista y te expones a los países en donde de repente no vas a saber qué pasa y te vas a perder, es increíble, sales de ese viaje transformada en otra persona, como pasa en la novela, que el texto mismo es un viaje".

Del género autoficción (acuñado en los años 70), inspirada en hechos reales, la novela ha acompañado a la autora durante la mayor parte de su vida. "Al ser una autoficción, no hay mucho qué investigar, porque es una vivencia que llevo en las entrañas. Empecé a escribir a los 16 años y la terminé 40 años después, ya con un doctorado en letras, un taller literario y lo llevé a la ficción, algunas vivencias son personales y otras noveladas, aunque en realidad empecé a hacerla mucho antes, con 7, 8 años, en el patio de la escuela. Les platicaba la historia a mis compañeritos y veía cómo se les abrían los ojos, se quedaban con el sándwich a medio morder, esperando a que siguiera; yo creo que eso me convirtió en escritora, darme cuenta del poder de la palabra para embelesar, para conquistar, para enamorar".

La novela Nadie nos vio partir de Tamara Trottner, lleva al lector por tres continentes: África en tiempos del Apartheid, Europa y América, igualmente convulsos, con sus conflictos locales, al tiempo que, explica la autora, "la protagonista va cambiando y modificándose con su entorno".

Basada en su propia vivencia: al día siguiente de su fiesta de cumpleaños, su padre la secuestró, la separó de su madre y la llevó a otro país, Nadie nos vio partir es protagonizada por Ana, una niña que observa con la inocencia de sus cinco años lo que sucede a su alrededor. A su edad, no es posible hacer juicios de valor. Y en la ficción, tampoco lo hace. "No juzgo a los personajes", advierte Trottner.

En la trama, parar vengarse de su esposa, un hombre secuestra a sus hijos y huye con ellos a distintos países; entonces, dos poderosas familias se enfrentan. "Algunas acciones de los personajes que podemos juzgar como malas, después nos damos cuenta que también tienen su razón de ser, no hay verdades absolutas. Ante los ojos de una niña, observando a las dos personas que más quiere en el mundo, le genera lo que quiero provocar en el lector, emociones viscerales".

"Como niños se nos permite ser vulnerables, pero como adultos ya como que no deberíamos serlo. Esta es la mirada de una niña de cinco años, pero también la de una escritora de 50, que decide plasmar la historia, con su visión. Todos somos vulnerables y se vale, estamos en este mundo viviendo una vida que nos vuelve vulnerables".

El libro no sólo refleja su experiencia, sino la pasión que la autora tiene por viajar. "Al moverte geográficamente por otros espacios, te vulneras, no hablas el idioma, no conoces la comida y tienes que recibir el aprendizaje con absoluta humildad. Si viajas como viajero y no como turista y te expones a los países en donde de repente no vas a saber qué pasa y te vas a perder, es increíble, sales de ese viaje transformada en otra persona, como pasa en la novela, que el texto mismo es un viaje".

Del género autoficción (acuñado en los años 70), inspirada en hechos reales, la novela ha acompañado a la autora durante la mayor parte de su vida. "Al ser una autoficción, no hay mucho qué investigar, porque es una vivencia que llevo en las entrañas. Empecé a escribir a los 16 años y la terminé 40 años después, ya con un doctorado en letras, un taller literario y lo llevé a la ficción, algunas vivencias son personales y otras noveladas, aunque en realidad empecé a hacerla mucho antes, con 7, 8 años, en el patio de la escuela. Les platicaba la historia a mis compañeritos y veía cómo se les abrían los ojos, se quedaban con el sándwich a medio morder, esperando a que siguiera; yo creo que eso me convirtió en escritora, darme cuenta del poder de la palabra para embelesar, para conquistar, para enamorar".

Local

Partidos de béisbol de la LMP continuarán sin público en Sonora

El sábado pasado, las autoridades estatales anunciaron el cierre de aficionados a los estadios, ante la falta de protocolos durante el juego inaugural de Yaquis

Local

Reformas a la Ley del Isssteson buscarán que haya cuentas claras

La iniciativa del diputado Montes Piña propone que se presenten informes cada seis meses para que haya transparencia y se mejore el servicio

Local

Inmobiliarias sembrarán un árbol por cada casa que vendan

Diputados locales aprobaron que cada vivienda construida en Sonora tenga un árbol nativo para mejorar la calidad del aire

Local

Hermosillo llega a las mil muertes por Covid-19

El Secretario de Salud hizo un llamado a la población para que no acuda a los panteones el Día de Muertos y evitar así la posibilidad de más contagios

Local

Isssteson realiza II Congreso de Actualización Médica en línea

Con la modalidad en línea, más de 900 profesionales de la salud verán temas actuales relacionados con cardiología, pediatría y epidemiología

Local

Habitantes de Bacanora, Arivechi y Sahuaripa reciben apoyos productivos, obras y becas

En su gira de trabajo, la gobernadora Claudia Pavlovich convivió con los alcaldes y la población a quienes llevó diversos beneficios

Policiaca

Persecución en Caborca deja muerto a un inocente

Sujetos armados que eran perseguidos por la Guardia Nacional impactaron el auto en el que viajaba un hombre que debieron sacar con las quijadas de la vida

Local

Reformas a la Ley del Isssteson buscarán que haya cuentas claras

La iniciativa del diputado Montes Piña propone que se presenten informes cada seis meses para que haya transparencia y se mejore el servicio

Policiaca

José Alejandro golpeó a hombre esposado que murió, irá 26 años a prisión

Los hechos ocurrieron el 1 de enero de 2019; el inculpado y dos personas más fueron los causantes de este homicidio con ventaja