/ jueves 18 de noviembre de 2021

México reconoce un tercer género desde hace mucho: ellas son las muxes

El muxe tiene la responsabilidad de cumplir con la manutención de su hogar y son considerados “verdaderas bendiciones”

Existe en México una comunidad donde habitan personas que no se definen ni como hombres ni mujeres. Juchitán, en Oaxaca, es una de las principales ciudades de la cultura zapoteca y es en donde radican los muxes, una sociedad indígena que se denomina el tercer género.

Lee también: Cómo entender el lenguaje inclusivo: desde lo personal a lo cultural

Según un artículo del Instituto Nacional de Pueblos Indígenas (INPI), los muxes son hombres que nacieron biológicamente hombres, pero que adoptan roles de mujer, tanto en el ámbito social como en el sexual. Un muxe aprende todo aquello que las mujeres de la comunidad le pueden enseñar y por lo general termina haciendo todo el trabajo doméstico.

Se conoce sobre mujeres muxes desde antes de la conquista / Foto: Moisés Pablo | Cuartoscuro

Además, el muxe tiene la responsabilidad de cumplir con la manutención de su hogar. Son considerados verdaderas bendiciones en el ámbito familiar, ya que son los encargados de cuidar a sus padres cuando estos envejecen y se quedan solos. También es conocida su solidaridad: durante el terremoto de 2017 auxiliaron y aportaron víveres y ropa a damnificados.

Otra de sus actividades es diseñar y bordar los trajes típicos que distinguen a la región juchiteca. A diferencia de lo que ocurre con la comunidad LGBTTTIQ+, los muxes no sufren discriminación, pues son valorados por sus aportes comunitarios; aunque todavía buscan su espacio en otras actividades profesionales.

“La sexualidad que caracteriza a las sociedades indígenas no es binaria, además de que el tercer género ha sido una constante histórica y está aceptada. Los muxes tienen gran respeto por los otros dos géneros, lo dejan claro porque ellos son el tercero, aquel que había desaparecido y faltaba para que todos estuvieran completos”, indica el artículo del INPI.

Han alcanzado importantes espacios en la sociedad

Se calcula que hay aproximadamente 3 mil muxes en Juchitán. Por otra parte, en un artículo del Centro de Investigaciones y Estudios de Género de la UNAM, se indica que en la década de los 80 los muxes aprovecharon la apertura sexual y optaron por vestir con el vestido tradicional.

“Muchos de ellos sabían bordar y así empezaron a generar su oficio, a travestirse, a retomar la vieja identidad zapoteca y a ganar espacios a nivel social y gubernamental, hasta que en 2017 lograron tener su identificación oficial con su identidad de género”, explica.

Existe en México una comunidad donde habitan personas que no se definen ni como hombres ni mujeres. Juchitán, en Oaxaca, es una de las principales ciudades de la cultura zapoteca y es en donde radican los muxes, una sociedad indígena que se denomina el tercer género.

Lee también: Cómo entender el lenguaje inclusivo: desde lo personal a lo cultural

Según un artículo del Instituto Nacional de Pueblos Indígenas (INPI), los muxes son hombres que nacieron biológicamente hombres, pero que adoptan roles de mujer, tanto en el ámbito social como en el sexual. Un muxe aprende todo aquello que las mujeres de la comunidad le pueden enseñar y por lo general termina haciendo todo el trabajo doméstico.

Se conoce sobre mujeres muxes desde antes de la conquista / Foto: Moisés Pablo | Cuartoscuro

Además, el muxe tiene la responsabilidad de cumplir con la manutención de su hogar. Son considerados verdaderas bendiciones en el ámbito familiar, ya que son los encargados de cuidar a sus padres cuando estos envejecen y se quedan solos. También es conocida su solidaridad: durante el terremoto de 2017 auxiliaron y aportaron víveres y ropa a damnificados.

Otra de sus actividades es diseñar y bordar los trajes típicos que distinguen a la región juchiteca. A diferencia de lo que ocurre con la comunidad LGBTTTIQ+, los muxes no sufren discriminación, pues son valorados por sus aportes comunitarios; aunque todavía buscan su espacio en otras actividades profesionales.

“La sexualidad que caracteriza a las sociedades indígenas no es binaria, además de que el tercer género ha sido una constante histórica y está aceptada. Los muxes tienen gran respeto por los otros dos géneros, lo dejan claro porque ellos son el tercero, aquel que había desaparecido y faltaba para que todos estuvieran completos”, indica el artículo del INPI.

Han alcanzado importantes espacios en la sociedad

Se calcula que hay aproximadamente 3 mil muxes en Juchitán. Por otra parte, en un artículo del Centro de Investigaciones y Estudios de Género de la UNAM, se indica que en la década de los 80 los muxes aprovecharon la apertura sexual y optaron por vestir con el vestido tradicional.

“Muchos de ellos sabían bordar y así empezaron a generar su oficio, a travestirse, a retomar la vieja identidad zapoteca y a ganar espacios a nivel social y gubernamental, hasta que en 2017 lograron tener su identificación oficial con su identidad de género”, explica.

Local

Hackean WhatsApp de María Dolores del Río Sánchez

Este martes la secretaria de Seguridad Pública de Sonora fue víctima de un ataque cibernético en su teléfono personal

Local

En Hermosillo, personas de talla baja piden inclusión

Con una silla, muestran la perspectiva de las dificultades que presentan en materia de infraestructura

Salud

Omicron no amenaza a la población sonorense: Salud Sonora

José Luis Alomía indicó que el 9 de noviembre se detectó en Sudáfrica, la cual se identificó tras un incremento en la carga de enfermedad en casos positivos

Cultura

Tuba de Goyo Trejo: El Juicio, una auténtica fiesta sonorense

La puesta en escena escrita por Sergio Galindo y dirigida por Paulo Galindo forma parte de la Temporada Otoño de El Mentidero

Salud

¿Por qué aún no hay vacuna contra el SIDA y la de Covid-19 se produjo en meses?

Desde el descubrimiento del VIH, a principios de los 80, solo se ha logrado que sea una enfermedad tratable

Doble Vía

Mexicano se queda varado en África por variante Ómicron

El ultramaratonista Daniel Almanza estaba en competencia cuando comenzó la alerta sanitaria por la variante del Covid-19

Sociedad

Preso fugado del penal de Tula habría secuestrado a un alcalde

José Artemio Maldonado, El R, es uno de los reos fugados del Cereso de Tula y es señalado por el secuestro del alcalde de Tepatitlán

Cultura

Rompe el silencio la FIL-Guadalajara por ataques de AMLO

La UdeG asegura que es una férrea defensora del libro, las libertades y el derecho a disentir

Local

En Hermosillo, personas de talla baja piden inclusión

Con una silla, muestran la perspectiva de las dificultades que presentan en materia de infraestructura