imagotipo

Bravos de León tendrá que esperar, por fallas en el Estadio

Lo que tanto se temía, que el estadio Domingo Santana no estuviera listo para el primer juego de temporada, sucedió y con fallas en el alumbrado impidió que el duelo entre los Diablos Rojos del México y los anfitriones Bravos de León comenzara anoche.

La mayor parte de las torres del alumbrado prendieron, pero no fue suficiente y se podían observar del lado de la primera base donde se encontraba el club visitante más oscuro que el resto del terreno.

Néstor Alba Brito, director de operaciones de la LMB, dialogó por varios minutos con la gente de Bravos para encontrar una posible solución.

A nuestra llegada al inmueble encontramos todavía a varios trabajadores laborando a las afueras del terreno de juego.

No hay bullpens en ninguna de las dos casetas, por lo que los pitchers calentaron en los jardines.

Solamente se pudo llevar a cabo la ceremonia de inauguración, donde el Gobernador del estado de Guanajuato y el Presidente Municipal realizaron el lanzamiento de la primera bola.

El club lamentó que la compañía constructora no cumplió con lo prometido, deja de trabajar la semana pasada.

No hay palco para el sonido local, ni para los medios de comunicación, por lo que era imposible encontrar un contacto.

En el papel, León tenía mucho más adelantado su remodelación que de Durango que inauguran en casa este viernes.

Lea mas: Después de 25 años regresan los Bravos de Léon