imagotipo

Bruna Kajiya impactó la Riviera Maya

  • ESTO
  • en Deportes

La belleza de Bruna Kajiya volvió a emocionar.

No solamente porque la campeona mundial de freestyle kitesurfer tuvo una exhibición, sino porque sus grandes atributos arriba de la tabla la llevaron a otro nivel.

Bruna, junto con RedBull, tuvieron una sesión fotográfica durante su impresionante demostración en las playas de la Riviera Maya.

La brasileña aprovechó su único estilo para dejar a boquiabiertos a lo presentes.

Su belleza una vez más fue la que cautivó a todos. Bruna subió a la tabla y dio esos saltos de grandes alturas que provocaron los aplausos de los presentes.

Su forma de hacer el freestyle kitesurfer volvió a cautivar, no por nada es considerada la mejor de su deporte.

“Este tipo de eventos me emocionan. La realidad es que me siento querida y con muchas ganas de continuar aquí, lo malo es que mi tiempo en México termina, pero estoy segura de que en un futuro no muy lejano voy a volver”, aclaró.

Su estancia en nuestro país la cautivó a tal punto que buscará regresa pronto para beneplácito de sus seguidores. “Todos han sido muy amables conmigo, la realidad es que no quisiera irme, aunque hay que volver a casa y continuar con mi preparación. Me siento feliz de haber vuelto a México porque hasta conocí la Ciudad de México, es impresionante”, agregó.

La emoción de subir a la tabla la mantiene viva. Su forma de ver la vida cambia cuando está encima de su cómplice en el agua. “Es una sensación fantástica. Cuando estás en la tabla muchas cosas pueden pasar. Me siento feliz en el agua y cuando hago lo que más amo es fantástico. Estar adentro me ayuda a sentirme en mi hábitat. Es simplemente indescriptible lo que se vive”.

Por último, agradeció a sus patrocinadores por las oportunidades que le dan de mantenerse en lo que más le gusta. “Solamente tengo que decir gracias a RedBull y a todos los que están conmigo, es gratificante que me ayuden a cumplir mi sueño. Todos los triunfos son para ellos, para los que creen en mi”, remató.