/ domingo 18 de agosto de 2019

Tiene “El Alacrán” Berchelt venenosa pegada sobre el ring

El sonorense por adopción habló sobre su pasado, presente y futuro en el deporte de los puños

El monarca Supergallo del CMB, Miguel “El Alacrán” Berchelt (36-1, 32 KO’s) sigue entrenándose a tope y en busca de nuevos desafíos de cara a una sexta defensa de su cetro.

Berchelt visitó las instalaciones de El Sol de Hermosillo, habló un poco sobre su pasado boxístico, sus comienzos en el deporte de los puños, así como los proyectos tanto a presente como a futuro.

“Yo elegí el boxeo porque a la edad de 15 años tenía varias opciones de practicar deporte, donde primeramente me enamoró fue el futbol, jugué mucho tiempo y estuve a punto de debutar Tercera División con los Pumas de la UNAM, me probé cuando estaba el periodo de Memo Vázquez pero no fui seleccionado y después de eso me desilusioné un poco de ello”.

Foto: Carlos Villalba

“En ese entonces había el único campeón que teníamos en Quintana Roo, se llama Rodolfo “Rudy” López, estaba muy sonado e iba a pelear la corona en quince días, entonces yo estaba fascinado con el personaje, quería saber por qué la gente lo aclamaba, deseaba estar junto a él porque le pedían autógrafos yo no lo entendía, pero cuando veo que sale del avión, ver ese cinturón verde y oro es cuando yo digo, quiero ser boxeador”, explicó.

Berchelt tuvo más que claro desde el primer momento en que miró el cinturón del CMB que el deporte de los puños era el indicado para él, por lo que persistió y siguió su sueño, le dedicó todo su trabajo, tiempo y esfuerzo para lograr su meta.

Además agregó, “no me tocó pelear con Valdez, pero bueno, ojalá en un futuro en el profesional se dé”, dejando una pequeña carta al aire.

Momentos claves

“El Alacrán”, también recordó los dos momentos que más han marcado su carrera hasta la fecha sobre los encordados.

Afirmó que arrebatarle el cetro a Francisco “Bandido” Vargas (25-2-2, 18 KO’s) es su otro gran momento, “la otra pelea que me encanta recordar es cuando me coroné campeón del mundo, eso es tocar la brea con las manos, ir en contra de todo el mundo", pronosticó.

“Vargas venía de dos peleas del año, yo no había enfrentado a nadie de esa calidad, peleado por HBO, pero bueno, di la sorpresa y me coroné campeón del mundo, al principio no lo podía creer, es muy sorprendente pero también es muy gratificante todo el esfuerzo de niño, el dejar mi natal Cancún, dejar Mérida y venir a Sonora, Dios sabe porqué hace las cosas, a mí me dicen El Alacrán, somos del desierto y que mejor de Sonora”, afirmó.

Origen del apodo

“Yo soy escorpión de signo zodiacal, mi abuela también lo era, yo siempre fui muy apegado a ella de hecho la tengo tatuada en mi brazo y ella me deja un alacrán de oro cuando yo jugaba futbol, entonces ella fallece y no me pude despedir, estaba muy niño y no me dejan pasar al hospital”.

Foto: Carlos Villalba

“Me dio mucha tristeza porque tenía una conexión muy fuerte con ella y me acuerdo que esa noche llegó mi abuelo y me dijo: mira lo que te dejó tu abuela y me dio el alacrán, cuando yo me voy a Mérida, me dicen que Berchelt es un apellido muy raro que no es mexicano, no iba a pegar y de la nada, esa persona que me lleva a Mérida me dice: tú vas hacer Miguel “El Alacrán” Berchelt”

Un sonorense más

Miguel Berchelt ya cuenta con seis años radicando oficialmente en Hermosillo, Sonora, por lo cual ya se siente un sonorense más, hasta en sus gustos.

“Primero que nada la carne, Sonora es muy conocido por su carne, las tortillas de harina y los frijoles, ni se diga, pero me sentí muy agradecido y que la gente me reciba muy bien, me encanta la comida, el entrenamiento, ya me acostumbré también al calor, me asentó muy bien la ciudad, ya tengo hasta casa aquí y hasta mi familia va a venir a radicar a Hermosillo”, aseguró.

Para Miguel, venir al Norte del país resultó un giro totalmente en su carrera, “yo era un peleador joven antes de aquella derrota y te dicen eres un campeón, serás campeón del mundo y uno se lo cree, digo, no está mal pero si cuando dejas de entrenar, dejas de tener los motivos por lo que en realidad peleabas, es cuando llegan las derrotas que en realidad te marcan”.

Futuro próximo

Berchelt dejó claro dos cosas en su visita, una es que le gustaría medirse en un futuro al sonorense Óscar Valdez (26-0, 20 KO’s), ahora que se encuentra en su misma división y otra es que tendrá pelea el próximo mes de diciembre.

“Sin duda alguna ahorita en la división de 130 libras hay grandes prospectos, grandes campeones, pero yo he demostrado que soy uno de los mejores, pero por ahí también está Gervonta Davis, yo creo que entre él y yo está el número uno de los Superplumas, cualquier fanático del boxeo le encantaría ver una pelea entre nosotros por la explosividad de los estilos”.

“También hay otra, acaban de rankear a mi amigo, Óscar Valdez está número uno de mi división del WBC, él es mi amigo y le mando un gran saludo, pero pues bueno, ahora sí que lo cordial no quita lo valiente y creo también que sería una pelea que todo aficionado de cualquier plaza boxística pagaría por ver, sería una pelea muy grande como para Las Vegas yo creo”, explicó.

Para finalizar lanzó una primicia, “iba a pelear en la cartelera del 15 de septiembre que iba a estelarizar en el T-Mobile Arena de Las Vegas, Tyson Fury, pero se cayó la pelea y nos dieron una nueva fecha para el 2 de noviembre, suenan varios nombres, será la sexta defensa de mi título, me acaba de mandar un reto importante Jason Sosa (23-3-4, 16 KO’s) y a lo mejor por ahí nos vamos”, afirmó.

El monarca Supergallo del CMB, Miguel “El Alacrán” Berchelt (36-1, 32 KO’s) sigue entrenándose a tope y en busca de nuevos desafíos de cara a una sexta defensa de su cetro.

Berchelt visitó las instalaciones de El Sol de Hermosillo, habló un poco sobre su pasado boxístico, sus comienzos en el deporte de los puños, así como los proyectos tanto a presente como a futuro.

“Yo elegí el boxeo porque a la edad de 15 años tenía varias opciones de practicar deporte, donde primeramente me enamoró fue el futbol, jugué mucho tiempo y estuve a punto de debutar Tercera División con los Pumas de la UNAM, me probé cuando estaba el periodo de Memo Vázquez pero no fui seleccionado y después de eso me desilusioné un poco de ello”.

Foto: Carlos Villalba

“En ese entonces había el único campeón que teníamos en Quintana Roo, se llama Rodolfo “Rudy” López, estaba muy sonado e iba a pelear la corona en quince días, entonces yo estaba fascinado con el personaje, quería saber por qué la gente lo aclamaba, deseaba estar junto a él porque le pedían autógrafos yo no lo entendía, pero cuando veo que sale del avión, ver ese cinturón verde y oro es cuando yo digo, quiero ser boxeador”, explicó.

Berchelt tuvo más que claro desde el primer momento en que miró el cinturón del CMB que el deporte de los puños era el indicado para él, por lo que persistió y siguió su sueño, le dedicó todo su trabajo, tiempo y esfuerzo para lograr su meta.

Además agregó, “no me tocó pelear con Valdez, pero bueno, ojalá en un futuro en el profesional se dé”, dejando una pequeña carta al aire.

Momentos claves

“El Alacrán”, también recordó los dos momentos que más han marcado su carrera hasta la fecha sobre los encordados.

Afirmó que arrebatarle el cetro a Francisco “Bandido” Vargas (25-2-2, 18 KO’s) es su otro gran momento, “la otra pelea que me encanta recordar es cuando me coroné campeón del mundo, eso es tocar la brea con las manos, ir en contra de todo el mundo", pronosticó.

“Vargas venía de dos peleas del año, yo no había enfrentado a nadie de esa calidad, peleado por HBO, pero bueno, di la sorpresa y me coroné campeón del mundo, al principio no lo podía creer, es muy sorprendente pero también es muy gratificante todo el esfuerzo de niño, el dejar mi natal Cancún, dejar Mérida y venir a Sonora, Dios sabe porqué hace las cosas, a mí me dicen El Alacrán, somos del desierto y que mejor de Sonora”, afirmó.

Origen del apodo

“Yo soy escorpión de signo zodiacal, mi abuela también lo era, yo siempre fui muy apegado a ella de hecho la tengo tatuada en mi brazo y ella me deja un alacrán de oro cuando yo jugaba futbol, entonces ella fallece y no me pude despedir, estaba muy niño y no me dejan pasar al hospital”.

Foto: Carlos Villalba

“Me dio mucha tristeza porque tenía una conexión muy fuerte con ella y me acuerdo que esa noche llegó mi abuelo y me dijo: mira lo que te dejó tu abuela y me dio el alacrán, cuando yo me voy a Mérida, me dicen que Berchelt es un apellido muy raro que no es mexicano, no iba a pegar y de la nada, esa persona que me lleva a Mérida me dice: tú vas hacer Miguel “El Alacrán” Berchelt”

Un sonorense más

Miguel Berchelt ya cuenta con seis años radicando oficialmente en Hermosillo, Sonora, por lo cual ya se siente un sonorense más, hasta en sus gustos.

“Primero que nada la carne, Sonora es muy conocido por su carne, las tortillas de harina y los frijoles, ni se diga, pero me sentí muy agradecido y que la gente me reciba muy bien, me encanta la comida, el entrenamiento, ya me acostumbré también al calor, me asentó muy bien la ciudad, ya tengo hasta casa aquí y hasta mi familia va a venir a radicar a Hermosillo”, aseguró.

Para Miguel, venir al Norte del país resultó un giro totalmente en su carrera, “yo era un peleador joven antes de aquella derrota y te dicen eres un campeón, serás campeón del mundo y uno se lo cree, digo, no está mal pero si cuando dejas de entrenar, dejas de tener los motivos por lo que en realidad peleabas, es cuando llegan las derrotas que en realidad te marcan”.

Futuro próximo

Berchelt dejó claro dos cosas en su visita, una es que le gustaría medirse en un futuro al sonorense Óscar Valdez (26-0, 20 KO’s), ahora que se encuentra en su misma división y otra es que tendrá pelea el próximo mes de diciembre.

“Sin duda alguna ahorita en la división de 130 libras hay grandes prospectos, grandes campeones, pero yo he demostrado que soy uno de los mejores, pero por ahí también está Gervonta Davis, yo creo que entre él y yo está el número uno de los Superplumas, cualquier fanático del boxeo le encantaría ver una pelea entre nosotros por la explosividad de los estilos”.

“También hay otra, acaban de rankear a mi amigo, Óscar Valdez está número uno de mi división del WBC, él es mi amigo y le mando un gran saludo, pero pues bueno, ahora sí que lo cordial no quita lo valiente y creo también que sería una pelea que todo aficionado de cualquier plaza boxística pagaría por ver, sería una pelea muy grande como para Las Vegas yo creo”, explicó.

Para finalizar lanzó una primicia, “iba a pelear en la cartelera del 15 de septiembre que iba a estelarizar en el T-Mobile Arena de Las Vegas, Tyson Fury, pero se cayó la pelea y nos dieron una nueva fecha para el 2 de noviembre, suenan varios nombres, será la sexta defensa de mi título, me acaba de mandar un reto importante Jason Sosa (23-3-4, 16 KO’s) y a lo mejor por ahí nos vamos”, afirmó.