imagotipo

Están de vuelta

  • El Sol de Hermosillo
  • en Deportes

Los Ángeles, California (AP).- Por segunda vez consecutiva, Puerto Rico avanzó al encuentro por el título del Clásico Mundial de Beisbol, tras superar el lunes 4-3 a Holanda en una semifinal que requirió de 11 inings para dirimirse.

Eddie Rosario elevó un globo corto de sacrificio para remolcar a Carlos Correa con la carrera de la victoria.

La selección boricua se medirá el miércoles por el cetro mundial al bicampeón Japón o a Estados Unidos, también en el Dodger Stadium. Puerto Rico buscará dar el paso que le faltó en 2013, cuando sucumbió 3-0 ante República Dominicana en la final.

Con las cabelleras teñidas de rubio en una muestra de unidad, los boricuas saltaron sin parar una vez que concluyó el tenso duelo de 4 horas y 19 minutos.

T.J. Rivera sonó un jonrón con dos outs en el segundo ining, para dar la ventaja provisional de 3-2 a Puerto Rico. Pero el duelo requirió de que se aplicara la regla que coloca a dos corredores en base por cada equipo a partir de la undécima entrada, a fin de agilizar el desempate.

Y los boricuas, a diferencia de Holanda, aprovecharon su oportunidad.

De nueva cuenta la labor de relevo estuvo a cargo de Ewin Díaz, quien se llevó la victoria.