imagotipo

La Selección Francesa se impuso 3-2 ante Inglaterra

La Selección Francesa se impuso 3-2 ante Inglaterra en un encuentro amistoso marcado por el homenaje previo a las víctimas de los atentados en Manchester y Londres.

Ousmane Dembelé, al minuto 78, le dio la victoria a los Bleus, que jugaron en inferioridad numérica desde el minuto 46, tras la expulsión del defensor Raphael Varane.

Francia cerró así con buen sabor de boca su último partido de la temporada, después de la reciente y dolorosa derrota ante Suecia en la fecha 6 de las eliminatorias europeas rumbo al Mundial de Rusia 2018.

El Stade de France, de París, vestido de los colores rojo, blanco y azul, rindió homenaje a las víctimas de los atentados en Manchester y Londres. Una de las tribunas se tiñó con una cruz roja sobre fondo blanco, en honor a la bandera de Inglaterra.

Antes del silbatazo inicial, la salida al terreno de juego de los jugadores se efectuó mientras sonaban los acordes de la canción del grupo Oasis “Don’t look back in anger” (No mires atrás con ira), tocada por la banda de música de la Guardia Republicana Francesa.

El presidente francés Emmanuel Macron y de la Primera Ministra británica Theresa May estaban presentes en la tribuna presidencial, y los acordes del “God Save The Queen” sonaron a continuación de La Marsellesa, como ocurrió en sentido inverso en el último amistoso en Wembley entre ambas Selecciones Nacionales, donde se homenajeó a las víctimas de los atentados en París durante el 2015.

El delantero del Tottenham, Harry Kane, abrió el marcador culminando una gran jugada colectiva de Inglaterra. El capitán remató un centro de Ryan Bertrand, tras un previo taconazo de Raheem Sterling.

Pero los Bleus dieron la vuelta antes del descanso, por medio de los defensores Samuel Umtiti, quien aprovechó un rechace de Tom Heaton; y de Djibril Sibidé, quien también cazó dentro del área otro descuido del portero inglés.

A los tres minutos del segundo tiempo, Kane devolvió la igualada al convertir un penalti, y a 12 del final, Dembelé dio el triunfo al combinado francés.

Didier Deschamps, seleccionador de Francia, había modificado el trío ofensivo que jugó ante Suecia. Sólo repitió Olivier Giroud, pero la expulsión de Varane obligó a la sustitución del jugador del Arsenal.

El defensor del Real Madrid vio la roja directa luego de que el árbitro recurrió al sistema de video (VAR), que le sirvió para confirmar el penalti que Kane convirtió.

Francia disfrutará de las vacaciones con el sabor de la victoria, pero deberá estar preparada para superar a Holanda el 31 de agosto, en un duelo trascendental, correspondiente a la fecha 7 de las eliminatorias europeas rumbo al Mundial de Rusia 2018. Inglaterra, por su parte, tiene un pie en la justa internacional.