/ miércoles 21 de agosto de 2019

La Selección Mexicana, tiene su segundo día de trabajo en el CAR

El técnico argentino mostró muy claro en sus conceptos para los seleccionados de la liga

La Selección Mexicana, conformada por elementos de la Liga MX, tuvo ayer su segundo día de trabajo en el Centro de Alto Rendimiento como parte de los microciclos que el técnico Gerardo Martino decidió implementar desde que asumió el cargo en el banquillo de la Selección Nacional.

Un combinado sumamente joven fue el que el “Tata” dirigió en un interescuadras, donde se completaron con jugadores de divisiones inferiores de Pumas.

Durante el espacio de tiempo que fue abierto para los medios de comunicación, se pudo apreciar a un seleccionador nacional muy detallista en lo que pedía de sus futbolistas con poca experiencia.

La construcción de la jugada al salir desde propio campo, la circulación del esferico y los movimientos sin balón, fueron de suma importancia para él, es por eso que repitió las jugadas cuantas veces fue necesario para explicar cómo tenían que hacer las cosas y cuando fue necesario, soltar algún regaño.

Uno de los que pareció llenarle más el ojo a Martino fue Alan Mozo, a quien en repetidas ocasiones felicitó por su desempeño, mientras que Paolo Yrizar fue la contraparte, debido a que recibió reprimendas del “Tata” por temas que fueron desde la manera de controlar la de gajos hasta la ubicación en el terreno de juego.

Con el grupo en el centro del campo, Gerardo sacó las primeras conclusiones de lo que observaba y así se lo hizo saber a los futbolistas, quienes lo escuchaban atentos, a sabiendas de que ahí podrían empezar a ganar su llamado para los compromisos de octubre en la Liga de las Naciones ante Bermudas y Panamá

DOBLE SESIÓN

Cabe mencionar que los seleccionados trabajaron ayer a doble sesión. Posterior a la práctica matutina, volvieron a la concentración para descansar, comer y más tarde retomar los entrenamientos.

Hoy por la mañana, el Tricolor realizará su último entreno antes de romper filas y que cada uno de los elementos vuelva a sus respectivos clubes.

La Selección Mexicana, conformada por elementos de la Liga MX, tuvo ayer su segundo día de trabajo en el Centro de Alto Rendimiento como parte de los microciclos que el técnico Gerardo Martino decidió implementar desde que asumió el cargo en el banquillo de la Selección Nacional.

Un combinado sumamente joven fue el que el “Tata” dirigió en un interescuadras, donde se completaron con jugadores de divisiones inferiores de Pumas.

Durante el espacio de tiempo que fue abierto para los medios de comunicación, se pudo apreciar a un seleccionador nacional muy detallista en lo que pedía de sus futbolistas con poca experiencia.

La construcción de la jugada al salir desde propio campo, la circulación del esferico y los movimientos sin balón, fueron de suma importancia para él, es por eso que repitió las jugadas cuantas veces fue necesario para explicar cómo tenían que hacer las cosas y cuando fue necesario, soltar algún regaño.

Uno de los que pareció llenarle más el ojo a Martino fue Alan Mozo, a quien en repetidas ocasiones felicitó por su desempeño, mientras que Paolo Yrizar fue la contraparte, debido a que recibió reprimendas del “Tata” por temas que fueron desde la manera de controlar la de gajos hasta la ubicación en el terreno de juego.

Con el grupo en el centro del campo, Gerardo sacó las primeras conclusiones de lo que observaba y así se lo hizo saber a los futbolistas, quienes lo escuchaban atentos, a sabiendas de que ahí podrían empezar a ganar su llamado para los compromisos de octubre en la Liga de las Naciones ante Bermudas y Panamá

DOBLE SESIÓN

Cabe mencionar que los seleccionados trabajaron ayer a doble sesión. Posterior a la práctica matutina, volvieron a la concentración para descansar, comer y más tarde retomar los entrenamientos.

Hoy por la mañana, el Tricolor realizará su último entreno antes de romper filas y que cada uno de los elementos vuelva a sus respectivos clubes.