imagotipo

Nueva Zelanda buscará sorprender al anfitrión

Nueva Zelanda no parte como favorita mañana sábado en el inicio del torneo ante Rusia, está 30 puestos por debajo de la selección europea en la última Clasificación Mundial FIFA, pero es posible que considere este encuentro su mejor opción de ganar en el Grupo A, donde le esperan luego sendos compromisos ante México y Portugal.

“Llegamos a este torneo con el deseo de hacer algo importante, algo que nunca ha hecho Nueva Zelanda: ganar un partido en esta competición”, declaró Anthony Hudson, técnico de esta selección, después de los amistosos que su selección jugó ante Irlanda del Norte y Bielorrusia, ambos saldados con ajustadas derrotas por 1-0.

El delantero Chris Wood, del Leeds United, será una pieza clave de un conjunto en ocasiones falto de gol: “Va a ser una ocasión muy especial”, afirmó ayer, antes del saque inicial del certamen, mañana frente al país organizador, en el estadio de San Petersburgo.

“Para esto nos hemos esforzado tanto. Y por esto disputamos todos esos encuentros difíciles en las islas. Queremos estar aquí, compitiendo en estos grandes torneos. Los compañeros ya están entusiasmados, deseando que empiece”, advirtió Wood, máximo goleador del Championship (Segunda División inglesa) la temporada que acaba de concluir.