imagotipo

Marquez solo piensa en Cotto para su próxima pelea

  • ESTO
  • en Deportes

Juan Manuel Márquez confirmó su adhesión al proyecto deportivo del doctor Ricardo Monreal, al regresar a la delegación Cuauhtémoc para el anuncio oficial del convenio de apoyo entre el Consejo Mundial de Boxeo y esa demarcación política, y de la cartelera del 1 de abril en el Zócalo.

Márquez ratificó que tiene decidido que su próxima pelea sea contra el puertorriqueño Miguel Cotto, por razón de que “no desea ser escalón de nadie”; asimismo, considera que el único tetracampeón universal que ha dado la isla de Borinquen tiene los méritos como para tomar el riesgo contra él, además de que Miguel es otro veterano contendor.

A sus 43 años y con cuatro coronas universales en diferentes divisiones, aparte de la tranquilidad económica que le ha dado administrar bien sus ganancias, Juan Manuel es un hombre en plena madurez, inmune a cualquier planteamiento “de mucho dinero”, de esos que nunca les faltan a estrellas de su nivel.

Muy recientemente, Juan estableció, ante una “propuesta” que tenía tintes fantasiosos, que “ni por 100 millones de dólares sostendría una quinta contienda contra Manny Pacquiao”, pues prefiere quedarse con la satisfacción de haberlo fulminado en seis rounds el 8 de diciembre de 2012 en Las Vegas.

Juan Manuel (56-7, 40 noqueados y un empate, éste con Pacquiao) reiteró su intención de medirse con Cotto, pero de la misma manera confirmó su condición de que el pleito sea pactado en peso welter (máximo de 147 libras o 66.678 kilogramos). Esto último no se mira demasiado exigente, porque el boricua de 36 años ha sido soberano mundial superwelter e incluso mediano, pero Márquez estima que el físico de ese rival también podría acomodarse nuevamente a la categoría de los welters.

Prueba de que Cotto era un peso mediano chico, es que cuando peleó con Saúl “Canelo” Álvarez, el icono de Puerto Rico dio 153 libras y media. Álvarez, quien se impuso por decisión unánime para obtener la faja de los medios del WBC, dejó en la báscula un registro de 155 libras en dicha ocasión.

Márquez doblegó por amplio veredicto en 12 giros a Mike Alvarado en la que ha sido la vez más reciente que escaló un ring a tirar golpes y ello fue el 17 de mayo de 2014. Esa noche capturó la correa internacional welter de la WBO, que estaba vacante.

Un dato muy significativo es que Boxrec.com señala que en tal ocasión, Juan Manuel pesó 141 libras y tres cuartos, muy cerca del límite de los superligeros. Alvarado marcó 143 y un cuarto.
NO, A NUEVA YORK

Otro muy importante requisito de Márquez para que acceda a un duelo de tretracampeones contra Cotto (40-5, 33 por nocaut), es que no se realice en el Garden de Nueva York: “Para mí sería ir la casa de Cotto”, explicó.