/ jueves 5 de septiembre de 2019

Prometedor futuro el de Kassandra Córdova

La medallista de bronce compartió sus experiencias en la pasada Olimpiada Nacional

El mundo de la halterofilia sigue creciendo en la capital sonorense, siendo una de las disciplinas que más atletas sonorenses de calidad da para una Ola Roja que busca quedarse con todas las medallas en las diversas competencias.

Kassandra Córdova Durazo está dentro de las nuevas generaciones de pesistas que van pujando fuertemente por una oportunidad en los eventos importantes, logrando subirse al podio en su primera Olimpiada Nacional, colgándose la medalla de bronce.

“Un día vine y vi como levantaban, me gusto la verdad, se veía padre y decidí entrar, además de que mi tío practicaba este deporte”, comentó.

Sobre el cambio que fue para ella entrar a Ola Roja, se mostró contenta, “estuvo muy padre porque me sentía más preparada, aquí la verdad sí es muy pesado, pero nomás empiezas a entrenar, a levantar más y ya cuando compites, habrá otra y otra donde irás mejorando tus marcas”.

La joven, experimentó por primera vez la presión que conlleva una Olimpiada Nacional, sin embargo, mostró una buena cara y logró colgarse su primera presea en una competencia de este tipo, a penas en su primera oportunidad.

“Cuando estaba allá me sentí muy nerviosa, pero nada más empecé a competir y todo salió muy bien. En el momento en que me dieron la medalla me sentí muy bien, tengo más ganas de seguir entrenando, me gusta hacer y con más ganas de buscar más”, expresó.


Importante salto

Kassandra Córdova compite en la categoría Sub 17 en los 64 kilogramos, sin embargo, el próximo año deberá dar el salto a Sub 20, donde quedará como una de las más pequeñas.

“Hay que seguir echándole ganas, entrando cada vez más, no hay que faltar, hay que seguir constantes, no por arte de magia vas a subir tus marcar, tienes que dar lo mejor para lograrlo”, aseguró.

Para la hermosillense, no es sólo un deporte que viva en el momento, sino sueña y quiere pensar en competencias importantes y en un futuro vestir la casaca nacional.

“No creó estar aquí por nada, esperó sí llegar a alguna competencia grande, entrenó de tres a cuatro horas, entrenamos duro, no hay más, no creo que haya alguna diferencia con cualquier otro deporte (en cuestión de disciplina), es algo muy diferente a otros deportes, de verdad es algo que llena de adrenalina”.

Por ahora, Córdova apunta su mira hacía el Inter-Prepas, donde quiere quedarse con el máximo logró para la UVM en la que cursa preparatoria, “me siento lista pero aún tengo que prepararme para el evento, aún no se tiene fechas ni lugar definidos”.

El mundo de la halterofilia sigue creciendo en la capital sonorense, siendo una de las disciplinas que más atletas sonorenses de calidad da para una Ola Roja que busca quedarse con todas las medallas en las diversas competencias.

Kassandra Córdova Durazo está dentro de las nuevas generaciones de pesistas que van pujando fuertemente por una oportunidad en los eventos importantes, logrando subirse al podio en su primera Olimpiada Nacional, colgándose la medalla de bronce.

“Un día vine y vi como levantaban, me gusto la verdad, se veía padre y decidí entrar, además de que mi tío practicaba este deporte”, comentó.

Sobre el cambio que fue para ella entrar a Ola Roja, se mostró contenta, “estuvo muy padre porque me sentía más preparada, aquí la verdad sí es muy pesado, pero nomás empiezas a entrenar, a levantar más y ya cuando compites, habrá otra y otra donde irás mejorando tus marcas”.

La joven, experimentó por primera vez la presión que conlleva una Olimpiada Nacional, sin embargo, mostró una buena cara y logró colgarse su primera presea en una competencia de este tipo, a penas en su primera oportunidad.

“Cuando estaba allá me sentí muy nerviosa, pero nada más empecé a competir y todo salió muy bien. En el momento en que me dieron la medalla me sentí muy bien, tengo más ganas de seguir entrenando, me gusta hacer y con más ganas de buscar más”, expresó.


Importante salto

Kassandra Córdova compite en la categoría Sub 17 en los 64 kilogramos, sin embargo, el próximo año deberá dar el salto a Sub 20, donde quedará como una de las más pequeñas.

“Hay que seguir echándole ganas, entrando cada vez más, no hay que faltar, hay que seguir constantes, no por arte de magia vas a subir tus marcar, tienes que dar lo mejor para lograrlo”, aseguró.

Para la hermosillense, no es sólo un deporte que viva en el momento, sino sueña y quiere pensar en competencias importantes y en un futuro vestir la casaca nacional.

“No creó estar aquí por nada, esperó sí llegar a alguna competencia grande, entrenó de tres a cuatro horas, entrenamos duro, no hay más, no creo que haya alguna diferencia con cualquier otro deporte (en cuestión de disciplina), es algo muy diferente a otros deportes, de verdad es algo que llena de adrenalina”.

Por ahora, Córdova apunta su mira hacía el Inter-Prepas, donde quiere quedarse con el máximo logró para la UVM en la que cursa preparatoria, “me siento lista pero aún tengo que prepararme para el evento, aún no se tiene fechas ni lugar definidos”.