/ jueves 9 de julio de 2020

Como hobbie, César hace maceteros rústicos de material reciclado

César tiene 78 años de edad y dedica sus tiempos libres para elaborar algunas piezas de madera y venderlas entre sus seres queridos y amigos

En el año 2018, César Ballesteros mejor conocido por sus familiares y amigos como Julio, comenzó a trabajar la madera en su casa haciendo repisas de decoración para resaltar algunos espacios del lugar, al ver la madera sobrante decidió utilizar los trozos para hacer maceteros, jabas y otros artículos de este material.

ACCEDE A NUESTRA EDICIÓN DIGITAL EN UN SOLO LUGAR Y DESDE CUALQUIER DISPOSITIVO ¡SUSCRÍBETE AQUÍ!

César es originario de Obregón, Sonora pero actualmente radica en Hermosillo, tiene 78 años de edad y dedica sus tiempos libres para elaborar algunas piezas de madera y venderlas entre sus seres queridos y amigos.

Cuando era joven se dedicó un tiempo a ser boxeador, trabajó en ordeñas, en herrería, plomería y logró tener su propia empresa de imprenta donde dio empleo a muchos trabajadores y los apoyó para que éstos pudieran tener su propia casa.

Cortesía | César Ballesteros

Tiene 56 años felizmente casado con Loreto Dórame, de ese matrimonio nacieron sus tres hijos César, Julio y Lulú Ballesteros Dórame, quienes llegaron a alegrar la vida del matrimonio y por quienes continuaron en la lucha de salir adelante para ofrecerles un mejor futuro. Desde que contrajeron matrimonio viven en la colonia Villa de Seris y el trabajo de carpintería lo hace en su patio trasero.

“Mi papá es carpintero pero no de profesión, él le hace a todo, empezó a hacer maseteros porque le sobraban tablitas, entonces así invertía su tiempo libre en casa, también hace otros trabajos que fue aprendiendo y hasta le gusta la cocina, su especialidad son los chicharrones en salsa verde”, mencionó en entrevista para El Sol de Hermosillo Lulú, hija de César.

La mayor motivación de César es su esposa Loreto, quién menciona siempre ha estado ahí en las buenas, las malas y lo ha apoyado en cualquier decisión que tome para realizar distintas actividades desde casa.

“Esto empezó como un hobbie, una nieta se llevó algunos al otro lado y los vendió y eso le dio mucho gusto a mi papá, después Esmeralda esposa de su nieto mayor, se le ocurrió subir una publicación en Facebook para darle publicidad y apoyarlo para que tuviera pedidos”, dijo.

En punto de las 6:00 horas, con apoyo de madera, tornillos, pegamentos y un martillo, César empieza a elaborar maceteros, jabas, repisas y otros artículos para ponerlos a la venta. Los precios de estos pueden variar desde 200 hasta 800 pesos y pueden ser de distintos tamaños.

“Si por él fuera podría estar todo el día en el patio haciendo su trabajo, puede dedicarle hasta 6 horas, depende de los tamaños le puede tomar el tiempo para hacerlos, le puede llevar una mañana si tiene todo el material, a veces lo hace en un solo día pero si lleva más cosas lo entrega hasta en una semana”, manifestó.

Lo que más disfruta de esta en casa es poder trabajar en su patio trasero y tomarse un tiempo para ir a comer o tomar una taza de café. A pesar de sus dificultades de salud, él sigue disfrutando del trabajo que hace con mucho cariño para sus clientes.

“Para mi papá hace esto para sentirse útil porque eso le da vida y disfruta mucho estar compartiendo su trabajo en compañía de su esposa, son una pareja espectacular, siempre están juntos”, expresó.

Actualmente son 18 personas que se han comunicado con la familia para requerir uno de los servicios que hace César. Para más información se pueden dirigir a la calle Iturbide #80 entre Antonia Ruiz y cruz Gálvez colonia Villa de Seris o comunicarse al número 6624640836.

Cortesía | César Ballesteros

“Siempre he admirado mucho a mi papá, nos hizo crecer como personas y seres humanos, para ser una persona que estudió hasta tercero de primaria ha hecho muchísimo por todos, tuvo su propio negocio, mi papá es un corazón de oro y es mi orgullo, ojalá que la gente apoye a los adultos mayores, si siendo joven es difícil encontrar trabajo para un adulto mayor es más, espero que nos apoyen, hay que cambiar la mentalidad”, finalizó.

En el año 2018, César Ballesteros mejor conocido por sus familiares y amigos como Julio, comenzó a trabajar la madera en su casa haciendo repisas de decoración para resaltar algunos espacios del lugar, al ver la madera sobrante decidió utilizar los trozos para hacer maceteros, jabas y otros artículos de este material.

ACCEDE A NUESTRA EDICIÓN DIGITAL EN UN SOLO LUGAR Y DESDE CUALQUIER DISPOSITIVO ¡SUSCRÍBETE AQUÍ!

César es originario de Obregón, Sonora pero actualmente radica en Hermosillo, tiene 78 años de edad y dedica sus tiempos libres para elaborar algunas piezas de madera y venderlas entre sus seres queridos y amigos.

Cuando era joven se dedicó un tiempo a ser boxeador, trabajó en ordeñas, en herrería, plomería y logró tener su propia empresa de imprenta donde dio empleo a muchos trabajadores y los apoyó para que éstos pudieran tener su propia casa.

Cortesía | César Ballesteros

Tiene 56 años felizmente casado con Loreto Dórame, de ese matrimonio nacieron sus tres hijos César, Julio y Lulú Ballesteros Dórame, quienes llegaron a alegrar la vida del matrimonio y por quienes continuaron en la lucha de salir adelante para ofrecerles un mejor futuro. Desde que contrajeron matrimonio viven en la colonia Villa de Seris y el trabajo de carpintería lo hace en su patio trasero.

“Mi papá es carpintero pero no de profesión, él le hace a todo, empezó a hacer maseteros porque le sobraban tablitas, entonces así invertía su tiempo libre en casa, también hace otros trabajos que fue aprendiendo y hasta le gusta la cocina, su especialidad son los chicharrones en salsa verde”, mencionó en entrevista para El Sol de Hermosillo Lulú, hija de César.

La mayor motivación de César es su esposa Loreto, quién menciona siempre ha estado ahí en las buenas, las malas y lo ha apoyado en cualquier decisión que tome para realizar distintas actividades desde casa.

“Esto empezó como un hobbie, una nieta se llevó algunos al otro lado y los vendió y eso le dio mucho gusto a mi papá, después Esmeralda esposa de su nieto mayor, se le ocurrió subir una publicación en Facebook para darle publicidad y apoyarlo para que tuviera pedidos”, dijo.

En punto de las 6:00 horas, con apoyo de madera, tornillos, pegamentos y un martillo, César empieza a elaborar maceteros, jabas, repisas y otros artículos para ponerlos a la venta. Los precios de estos pueden variar desde 200 hasta 800 pesos y pueden ser de distintos tamaños.

“Si por él fuera podría estar todo el día en el patio haciendo su trabajo, puede dedicarle hasta 6 horas, depende de los tamaños le puede tomar el tiempo para hacerlos, le puede llevar una mañana si tiene todo el material, a veces lo hace en un solo día pero si lleva más cosas lo entrega hasta en una semana”, manifestó.

Lo que más disfruta de esta en casa es poder trabajar en su patio trasero y tomarse un tiempo para ir a comer o tomar una taza de café. A pesar de sus dificultades de salud, él sigue disfrutando del trabajo que hace con mucho cariño para sus clientes.

“Para mi papá hace esto para sentirse útil porque eso le da vida y disfruta mucho estar compartiendo su trabajo en compañía de su esposa, son una pareja espectacular, siempre están juntos”, expresó.

Actualmente son 18 personas que se han comunicado con la familia para requerir uno de los servicios que hace César. Para más información se pueden dirigir a la calle Iturbide #80 entre Antonia Ruiz y cruz Gálvez colonia Villa de Seris o comunicarse al número 6624640836.

Cortesía | César Ballesteros

“Siempre he admirado mucho a mi papá, nos hizo crecer como personas y seres humanos, para ser una persona que estudió hasta tercero de primaria ha hecho muchísimo por todos, tuvo su propio negocio, mi papá es un corazón de oro y es mi orgullo, ojalá que la gente apoye a los adultos mayores, si siendo joven es difícil encontrar trabajo para un adulto mayor es más, espero que nos apoyen, hay que cambiar la mentalidad”, finalizó.

Salud

Isabel, la abuelita de 89 años que se recuperó de Covid-19

Logró superar la enfermedad provocada por el virus de Covid-19 y este domingo salió por su propio pie del Centro Covid en Ciudad Obregón

Policiaca

Fin de semana en la playa dejó una víctima en San Carlos

Un hombre de 47 años de edad fue arrastrado por el mar en la playa de Los Algodones en San Carlos Nuevo Guaymas

Local

Disminuyen casos de cáncer de mama este año en Sonora

De acuerdo con las últimas cifras de la Secretaría de Salud, el año pasado, a la misma fecha, se había detectado un mayor número de tumores de este tipo

Mundo

Partidos opositores boicotearán comicios en Venezuela

Grupo de los 27 partidos más importantes en el Parlamento acuerdan no participar en las legislativas por considerarlas “un fraude”

Mundo

América Latina duplica muertes por Covid-19 en un mes

Toque de queda en ciudad de Australia ante rebrote; en el mundo, 18 millones de contagios

Sociedad

Buscan que termoeléctrica de Tuxpan amplié la generación de energía

Rocío Nahle anunció inversiones del sector para la entidad en el 2021

Política

En Puebla, hacemos las cosas a nuestra manera: Miguel Barbosa

Admira a López Obrador desde hace 20 años y agradece su apoyo, pero asegura saber que no pertenece a su círculo cercano

México

A un año de la masacre en El Paso, flujo de armas sigue sin freno

Defensores de las víctimas expresaron su frustración porque autoridades prometieron leyes de control de armas para reducir la probabilidad de que más tiroteos masivos se presenten

Finanzas

Pierde la CNBV al 19% de su personal

La Comisión Nacional Bancaria y de Valores perdió en menos de un año a 327 colaboradores