/ miércoles 11 de noviembre de 2020

Covid pone en jaque a la industria de la piel

En Holanda, la crisis de los visones obligará a adelantar el cierre de la industria, programado para 2024

Granjas contaminadas, millones de animales sacrificados. El mercado de las pieles se ve afectado por la crisis del coronavirus sobre todo en Europa tras la decisión de Dinamarca de matar a millones de visones por ser posibles transmisores del virus.

Según datos de la Organización No Gubernamental (ONG) antipieles Humane Society International, China, Dinamarca, Finlandia y Polonia son los mayores productores de pieles del mundo.

Cada año se matan en el mundo unos 100 millones de animales por su pelaje, 37 millones de ellos en la Unión Europea.

De hecho, en el Viejo Continente, se contabilizaron en 2018 34.7 millones de visones, 2.7 millones de zorros, 166 mil mapaches y 227 mil chinchillas, según la organización.

El mayor número de granjas de visones se encuentra en Dinamarca (17.6 millones), seguida de Polonia (cinco millones), Holanda (4.5 millones), Finlandia (1.85 millones), Lituania y Grecia (1.2 millones).

En conjunto, Europa es hoy en día el líder de la producción de visones frente a China (20.7 millones en cría), Estados Unidos (3.1 millones) y Canadá con 1.7 millones de animales.

Según Humane Society International, en todo el mundo se crían unos 60.5 millones de visones.

Una piel de visón sin procesar tiene un valor de 100 euros en el mercado del viejo continente. La industria enfrenta presiones hace 20 años / Foto: Reuters

COMPENSAR PÉRDIDAS

Dinamarca acaba de anunciar el sacrificio de la totalidad de los visones que se crían actualmente en su territorio, debido a una mutación del Covid-19, ya transmitida a 12 personas y que amenaza la eficacia de una futura vacuna.

Antes de eso, la región española de Aragón había ordenado en julio pasado el sacrificio de alrededor de 100 mil visones de una granja en la que casi 90 por ciento de los animales habían dado positivo al nuevo coronavirus.

Holanda, que durante mucho tiempo fue uno de los principales productores de visones del mundo, adoptó medidas similares este verano boreal.

También ordenaron el cierre definitivo de todas las granjas de visón a partir de 2021 para evitar que el sector se convirtiera en un nido de infecciones con Covid-19, precipitando así el fin de la industria de la piel de visón en este país, inicialmente prevista para el año 2024.

El sacrificio de millones de visones no significa que su pelaje acabe comercializándose en el sector, que en total pesa alrededor de 30 mil millones de dólares en el mundo que incluye la producción y confección combinadas.

Trabajadores de la granja Henrik Nordgaard Hansen and Ann-Mona Kulsoe Larsen en Dinamarca preparan a los visones para el sacrificio / Foto: Reuters

En Dinamarca, la mayor parte de las pieles serán destruidas y el gobierno ha previsto compensar las pérdidas, en un país donde 53 por ciento de las exportaciones de estas pieles se destinaron a China en el último año.

Dinamarca representa 63 por ciento del mercado mundial de visones, de acuerdo con datos de la Unión Europea.

Una portavoz de la autoridad veterinaria en el país europeo precisó el sábado que la venta seguía siendo posible para las granjas no contaminadas y situadas lejos del foco de contagio.

Interrogado por la agencia AFP, un representante del sector en Francia subraya que la evolución de los precios sigue siendo difícil de anticipar.

"El mercado de la piel no es Wall Street", resume Pierre Philippe Frieh, portavoz del sector peletero.

Una piel de visón sin procesar y confeccionar en el mercado europeo tiene un valor estimado de 100 euros.

La creciente importancia de la causa animal en las últimas dos décadas ha obstaculizado seriamente el desarrollo de la industria de las pieles en todo el mundo.

En Europa, este fenómeno se nota especialmente, ya que numerosos estados han adoptado ya medidas legislativas para prohibir y suprimir de forma progresiva la cría de animales de peletería.





Te recomendamos el podcast ⬇️

Spotify

Apple Podcasts

Google Podcasts

Acast

Deezer



Lee también otros contenidos de Normal ⬇️

Granjas contaminadas, millones de animales sacrificados. El mercado de las pieles se ve afectado por la crisis del coronavirus sobre todo en Europa tras la decisión de Dinamarca de matar a millones de visones por ser posibles transmisores del virus.

Según datos de la Organización No Gubernamental (ONG) antipieles Humane Society International, China, Dinamarca, Finlandia y Polonia son los mayores productores de pieles del mundo.

Cada año se matan en el mundo unos 100 millones de animales por su pelaje, 37 millones de ellos en la Unión Europea.

De hecho, en el Viejo Continente, se contabilizaron en 2018 34.7 millones de visones, 2.7 millones de zorros, 166 mil mapaches y 227 mil chinchillas, según la organización.

El mayor número de granjas de visones se encuentra en Dinamarca (17.6 millones), seguida de Polonia (cinco millones), Holanda (4.5 millones), Finlandia (1.85 millones), Lituania y Grecia (1.2 millones).

En conjunto, Europa es hoy en día el líder de la producción de visones frente a China (20.7 millones en cría), Estados Unidos (3.1 millones) y Canadá con 1.7 millones de animales.

Según Humane Society International, en todo el mundo se crían unos 60.5 millones de visones.

Una piel de visón sin procesar tiene un valor de 100 euros en el mercado del viejo continente. La industria enfrenta presiones hace 20 años / Foto: Reuters

COMPENSAR PÉRDIDAS

Dinamarca acaba de anunciar el sacrificio de la totalidad de los visones que se crían actualmente en su territorio, debido a una mutación del Covid-19, ya transmitida a 12 personas y que amenaza la eficacia de una futura vacuna.

Antes de eso, la región española de Aragón había ordenado en julio pasado el sacrificio de alrededor de 100 mil visones de una granja en la que casi 90 por ciento de los animales habían dado positivo al nuevo coronavirus.

Holanda, que durante mucho tiempo fue uno de los principales productores de visones del mundo, adoptó medidas similares este verano boreal.

También ordenaron el cierre definitivo de todas las granjas de visón a partir de 2021 para evitar que el sector se convirtiera en un nido de infecciones con Covid-19, precipitando así el fin de la industria de la piel de visón en este país, inicialmente prevista para el año 2024.

El sacrificio de millones de visones no significa que su pelaje acabe comercializándose en el sector, que en total pesa alrededor de 30 mil millones de dólares en el mundo que incluye la producción y confección combinadas.

Trabajadores de la granja Henrik Nordgaard Hansen and Ann-Mona Kulsoe Larsen en Dinamarca preparan a los visones para el sacrificio / Foto: Reuters

En Dinamarca, la mayor parte de las pieles serán destruidas y el gobierno ha previsto compensar las pérdidas, en un país donde 53 por ciento de las exportaciones de estas pieles se destinaron a China en el último año.

Dinamarca representa 63 por ciento del mercado mundial de visones, de acuerdo con datos de la Unión Europea.

Una portavoz de la autoridad veterinaria en el país europeo precisó el sábado que la venta seguía siendo posible para las granjas no contaminadas y situadas lejos del foco de contagio.

Interrogado por la agencia AFP, un representante del sector en Francia subraya que la evolución de los precios sigue siendo difícil de anticipar.

"El mercado de la piel no es Wall Street", resume Pierre Philippe Frieh, portavoz del sector peletero.

Una piel de visón sin procesar y confeccionar en el mercado europeo tiene un valor estimado de 100 euros.

La creciente importancia de la causa animal en las últimas dos décadas ha obstaculizado seriamente el desarrollo de la industria de las pieles en todo el mundo.

En Europa, este fenómeno se nota especialmente, ya que numerosos estados han adoptado ya medidas legislativas para prohibir y suprimir de forma progresiva la cría de animales de peletería.





Te recomendamos el podcast ⬇️

Spotify

Apple Podcasts

Google Podcasts

Acast

Deezer



Lee también otros contenidos de Normal ⬇️

Local

Centro Ecológico presenta a sus guacamayas traídas desde Quintana Roo

Tras viajar de un extremo a otro del país, las aven por fin se encuentran adaptándose a su nuevo hogar, y pronto podrán convivir con los visitantes

Local

Covid-19 a la baja en Sonora, confirman 43 casos nuevos

Autoridades de la Secretaría de Salud presentaron los datos más recientes de la pandemia en la entidad

Policiaca

Colectivo de búsqueda encuentran tres fosas en Hermosillo

El colectivo detectó tres fosas clandestinas y restos calcinados, los cuales se reconocieron como humanos

Política

La Sedena fabricará sus propios cohetes

Para combatir el déficit, la Sedena invertirá en maquinaria para poder fabricarlos en México

Sociedad

La deserción escolar tiene un alto costo

Especialistas coinciden en que es incalculable porque trunca el futuro social y laboral de los estudiantes

Sociedad

Feministas crean el grupo Todas México

Se deslindan de partidos y buscan impulsar políticas para las mujeres a nivel federal, estatal y municipal

Finanzas

Fibra Plus convertirá en bodegas a hoteles, oficinas y plazas impactados por la pandemia

Gustavo Tomé detalla su plan tras la integración con Fibra HD y los ajustes del mercado por la pandemia

Finanzas

Algodoneros advierten caída en la producción por prohibición de agroquímico

La prohibición de semillas transgénicas les afecta, dicen, porque no hay convencionales

Mundo

China prueba un misil hipersónico

Pekín no está sujeto a ningún acuerdo de control de armas y rechaza hablar con EU sobre su arsenal y política nuclear