/ jueves 24 de diciembre de 2020

¡Don Lupe Reyes celebrará cien navidades con su familia!

En sus recuerdos esta tradicional celebración era un día grande donde predominaba la unión y el respeto, así como la alegría y el baile

Guadalupe López Reyes creció rodeado de la naturaleza, animales y la comida de campo; desde pequeño llegó a residir al ejido Javier Mina ubicado en el Valle del Yaqui, lugar donde comenzó a trabajar en la siembra para apoyar a la economía familiar.

RECIBE LAS NOTICIAS MÁS IMPORTANTES, ALERTAS, REPORTAJES E HISTORIAS DIRECTO EN TU CELULAR, ¡CON UN SOLO CLICK!

Nació el 20 de noviembre de 1920 en una ranchería en Álamos, pero a los dos años de edad su familia emigró al ejido, 100 años después continúa recordando los momentos que pasó al lado de sus seres queridos en su pueblo, así como también fechas más importantes que celebra como las fiestas decembrinas.

El día de su nacimiento, su madre se vio afectada de salud por lo que don Lupe se crió tomando leche de cabra, comiendo vegetales y carne natural, alimentos que considera que fueron parte fundamental para tener buena salud y llegar a sus 100 años de vida. Sin haber asistido a la escuela, su desempeño en el trabajo lo llevó a tener el mando de un rancho completo y cuando nacieron sus hijos e iban a la escuela lo enseñaron a leer, escribir y sumar.

Don Lupe siempre trabajó en el campo, comenzó en la siembra y posteriormente se convirtió en el administrador del rancho, que forma parte del ejido Javier Mina (también conocido como Campo 60, es un pueblo que pertenece al municipio de Bácum, en la zona del Valle del Yaqui), cuando llegaron al lugar sólo había un ejido, pero con el paso del tiempo se fueron incluyendo más.

Foto: Cortesía | Denise Islas

En su pueblo conoció a su esposa María Dolores Valenzuela con quien tuvo nueve hijos; actualmente solo viven seis, tres mujeres y tres hombres. Han pasado 70 años desde que contrajo matrimonio y cada día viene a su recuerdo la Navidad que pasaba en familia con sus padres y hermanos antes de casarse, después con su esposa e hijos.

Foto: Cortesía | Denise Islas

“Antes veían la fecha como un día muy grande y trataban de pasarla con la familia, unidos todos y ahora ya no sucede eso porque ya cada quien la pasa con sus otras familias. Antes, ese día se respetaba, la gente no tomaba, no decía malas palabras, creyendo mucho en Dios, mis papás eran muy católicos y pues pasábamos todo el tiempo juntos esos días”, mencionó.

Foto: Cortesía | Denise Islas

Cada Navidad don Lupe reúne a toda su familia en su casa del ejido, a sus hijos, nietos y bisnietos, encienden la música para dar inicio con el tradicional baile, se preparan los platillos favoritos de los abuelos: menudo, tamales, pozole y de postre no pueden faltar los buñuelos, pues viene a su recuerdo cuando su mamá los preparaba iniciando el mes de diciembre.

“La gente siempre se portaba bien y estaba unida porque así se lo hacían ver los padres, no podrías decir malas palabras porque si bien te iba sólo te regañaban, si no te pegaban. Siempre fui muy feliz y trabajé muy a gusto, ahí donde vivía me casé y nacieron mis hijos, también me siento muy orgulloso de celebrar otro año más con mi esposa. Nunca nos hemos separado, no hay quien discuta con la pareja y tenga sus malos ratos pero luego uno regresa y sigue adelante, siempre hemos estado unidos durante estos 70 años de matrimonio”, expresó nuestro entrevistado.

Con lágrimas en los ojos, don Lupe compartió su dolor al vivir separado de su esposa por cuestiones de salud, pues debido a su edad no pueden estar solos y entre sus hijas los cuidan a los dos, sin embargo María Dolores está con una de sus hijas y él con otra de ellas.

Foto: Cortesía | Denise Islas

“Ahora estamos separados pero no porque así lo queramos, sino porque mis hijos nos cuidan a cada uno porque no nos podemos valer por sí solos por nuestra edad, ella tiene 90 años y yo 100 años, el primer año fue difícil pero poco a poco nos vamos acostumbrando. Me casé con ella para nunca separarme, pero me llevan a visita como si fuéramos novios otra vez”, señaló don Lupe.

Foto: Cortesía | Denise Islas

Este año, por cuestiones de la pandemia pasarán el día familiar en Hermosillo, pero esperan que en 2021 puedan reunirse nuevamente todos para seguir bailando, platicando y degustando la comida que preparan sus hijas.

Sigue a El Sol de Hermosillo en Google News y mantente informado con las noticias más recientes

“Espero pasarla con mi familia y con mucho provecho, deseo que todos puedan convivir con su familia y sean felices, buscar la manera de ser felices, no decir malas palabras, no hay que enojarse con la pareja o con los hijos, hay que ser felices, yo ahorita no estoy con mi pareja pero no estamos enojados, que pasen todos felices fiestas”, concluyó.

Foto: Cortesía | Denise Islas

Guadalupe López Reyes creció rodeado de la naturaleza, animales y la comida de campo; desde pequeño llegó a residir al ejido Javier Mina ubicado en el Valle del Yaqui, lugar donde comenzó a trabajar en la siembra para apoyar a la economía familiar.

RECIBE LAS NOTICIAS MÁS IMPORTANTES, ALERTAS, REPORTAJES E HISTORIAS DIRECTO EN TU CELULAR, ¡CON UN SOLO CLICK!

Nació el 20 de noviembre de 1920 en una ranchería en Álamos, pero a los dos años de edad su familia emigró al ejido, 100 años después continúa recordando los momentos que pasó al lado de sus seres queridos en su pueblo, así como también fechas más importantes que celebra como las fiestas decembrinas.

El día de su nacimiento, su madre se vio afectada de salud por lo que don Lupe se crió tomando leche de cabra, comiendo vegetales y carne natural, alimentos que considera que fueron parte fundamental para tener buena salud y llegar a sus 100 años de vida. Sin haber asistido a la escuela, su desempeño en el trabajo lo llevó a tener el mando de un rancho completo y cuando nacieron sus hijos e iban a la escuela lo enseñaron a leer, escribir y sumar.

Don Lupe siempre trabajó en el campo, comenzó en la siembra y posteriormente se convirtió en el administrador del rancho, que forma parte del ejido Javier Mina (también conocido como Campo 60, es un pueblo que pertenece al municipio de Bácum, en la zona del Valle del Yaqui), cuando llegaron al lugar sólo había un ejido, pero con el paso del tiempo se fueron incluyendo más.

Foto: Cortesía | Denise Islas

En su pueblo conoció a su esposa María Dolores Valenzuela con quien tuvo nueve hijos; actualmente solo viven seis, tres mujeres y tres hombres. Han pasado 70 años desde que contrajo matrimonio y cada día viene a su recuerdo la Navidad que pasaba en familia con sus padres y hermanos antes de casarse, después con su esposa e hijos.

Foto: Cortesía | Denise Islas

“Antes veían la fecha como un día muy grande y trataban de pasarla con la familia, unidos todos y ahora ya no sucede eso porque ya cada quien la pasa con sus otras familias. Antes, ese día se respetaba, la gente no tomaba, no decía malas palabras, creyendo mucho en Dios, mis papás eran muy católicos y pues pasábamos todo el tiempo juntos esos días”, mencionó.

Foto: Cortesía | Denise Islas

Cada Navidad don Lupe reúne a toda su familia en su casa del ejido, a sus hijos, nietos y bisnietos, encienden la música para dar inicio con el tradicional baile, se preparan los platillos favoritos de los abuelos: menudo, tamales, pozole y de postre no pueden faltar los buñuelos, pues viene a su recuerdo cuando su mamá los preparaba iniciando el mes de diciembre.

“La gente siempre se portaba bien y estaba unida porque así se lo hacían ver los padres, no podrías decir malas palabras porque si bien te iba sólo te regañaban, si no te pegaban. Siempre fui muy feliz y trabajé muy a gusto, ahí donde vivía me casé y nacieron mis hijos, también me siento muy orgulloso de celebrar otro año más con mi esposa. Nunca nos hemos separado, no hay quien discuta con la pareja y tenga sus malos ratos pero luego uno regresa y sigue adelante, siempre hemos estado unidos durante estos 70 años de matrimonio”, expresó nuestro entrevistado.

Con lágrimas en los ojos, don Lupe compartió su dolor al vivir separado de su esposa por cuestiones de salud, pues debido a su edad no pueden estar solos y entre sus hijas los cuidan a los dos, sin embargo María Dolores está con una de sus hijas y él con otra de ellas.

Foto: Cortesía | Denise Islas

“Ahora estamos separados pero no porque así lo queramos, sino porque mis hijos nos cuidan a cada uno porque no nos podemos valer por sí solos por nuestra edad, ella tiene 90 años y yo 100 años, el primer año fue difícil pero poco a poco nos vamos acostumbrando. Me casé con ella para nunca separarme, pero me llevan a visita como si fuéramos novios otra vez”, señaló don Lupe.

Foto: Cortesía | Denise Islas

Este año, por cuestiones de la pandemia pasarán el día familiar en Hermosillo, pero esperan que en 2021 puedan reunirse nuevamente todos para seguir bailando, platicando y degustando la comida que preparan sus hijas.

Sigue a El Sol de Hermosillo en Google News y mantente informado con las noticias más recientes

“Espero pasarla con mi familia y con mucho provecho, deseo que todos puedan convivir con su familia y sean felices, buscar la manera de ser felices, no decir malas palabras, no hay que enojarse con la pareja o con los hijos, hay que ser felices, yo ahorita no estoy con mi pareja pero no estamos enojados, que pasen todos felices fiestas”, concluyó.

Foto: Cortesía | Denise Islas

Cultura

Conoce en Cócorit el Mariposario Yo'o Joara "Baiseborimta Joara"

En este centro cultural se busca la conservación de la especie cuyo capullo se usa para las danzas tradicionales del pascola y el venado

Local

Colegio privado hace campaña de recolección de ropa y calzado

En esta actividad participa toda la comunidad estudiantil y los beneficiarios se encuentran en las periferias de Hermosillo

Local

Toma conciencia, no relajes medidas anti Covid-19

El Secretario de Salud hizo un llamado también a las personas que ya tienen la vacuna contra el virus, pues siguen en riesgo de contagiarse

Doble Vía

Donar tu cabello ayuda a mejorar a una persona enferma

En Hermosillo hay un taller de pelucas que te apoya a cambiar tu imagen y mejorar la de alguien que por enfermedad ha perdido su cabello

Cultura

Conoce en Cócorit el Mariposario Yo'o Joara "Baiseborimta Joara"

En este centro cultural se busca la conservación de la especie cuyo capullo se usa para las danzas tradicionales del pascola y el venado

Local

Colegio privado hace campaña de recolección de ropa y calzado

En esta actividad participa toda la comunidad estudiantil y los beneficiarios se encuentran en las periferias de Hermosillo

Sociedad

“Nunca nos faltaron camas”, López-Gatell cierra ciclo de conferencias

El funcionario dijo que México llegó a una fase de "meseta" en la evolución de la pandemia

Justicia

Prisiones, saturadas por delitos fabricados: Zaldívar

Aseguró, se está trabajando en una defensoría jurídica para que haya abogadas y abogados del pueblo en todo el país

Mundo

Destrozan planes del G7 sobre vacunación

ONG advirtieron que los líderes no están a la altura de la crisis de la pandemia