/ domingo 18 de julio de 2021

Caza ilegal de la totoaba: gran enemiga de la vaquita marina

El conteo más reciente de este cetáceo según el Comité Científico de la Comisión Ballenera Intercontinental señala que hay 10 ejemplares, incluidas tres crías

La captura y muerte incidental de las vaquitas marinas en redes agalleras utilizadas para la extracción ilegal de totoaba, ha llevado a ser considerada una de las especies en mayor peligro de extinción.

Puede interesarte: Conoce cómo funcionará el santuario de la vaquita marina en México

Pese a que la Procuraduría Federal de Protección al Medio Ambiente (Profepa) no cuenta con un dato preciso y oficial, desde el 2018, maneja que existen menos de 22 ejemplares de vaquitas marinas.

Mientras que, después de revisar datos de los avistamientos en el Alto Golfo de California entre 2019 y 2020, el Comité Científico de la Comisión Ballenera Intercontinental informó este año que la población de la vaquita marina descendió a 10 ejemplares, incluidas tres crías.

A decir de la Profepa, la vaquita marina es extremadamente difícil de estudiar, aún en las mejores condiciones ambientales se dificulta su detección/ Foto: Cortesía | Profepa

Aun cuando no exista un número oficial, se sabe que ha descendido drásticamente durante los últimos 24 años, ya que en 1997 la Profepa informó que después de registrar avistamientos por zonas delimitadas en la zona del norte del Golfo de California se pudo contabilizar 567 ejemplares.

Cifra que disminuyó más del 50% en tan sólo 10 años, donde en 2008 se tuvo registro de tan sólo 245 vaquitas.

Lo mismo sucedió en 2014 cuando se contabilizaron sólo 100 cetáceos de este tipo, mientras que en 2017 únicamente hubo 30 avistamientos que se concentran en la costa de San Felipe en Baja California, así como en el Golfo de Santa Clara y Puerto Peñasco, en Sonora.

Imagen: Cortesía | Profepa

A decir de la Profepa, la vaquita marina es extremadamente difícil de estudiar, aún en las mejores condiciones ambientales se dificulta su detección, esto obedece a varias razones, entre ellas: la talla pequeña del animal, el comportamiento discreto al salir a la superficie a respirar, sus tiempos de inmersión relativamente largos, y la turbidez del agua de la zona en la que habita.

Pero el contarla no es todo, sino lo importante es la preservación y conservación de la especie en aguas del Golfo de Baja California.

La problemática se vuelve aún más grande por diversos factores entre los que destacan el alto valor económico que se le da a la vejiga natatoria de la totoaba en el mercado asiático, que al intentar la captura, las vaquitas marinas que se encuentran en la misma zona quedan en las redes de cazadores furtivos y mueren.

Esto sumado a que el gobierno federal no ha podido prohibir la pesca en el área, ya que es una de las principales actividades económicas de la región.

Por lo que en el año 2020 se decretó el “Área de Tolerancia Cero”; 225 kilómetros cuadrados al interior del polígono del refugio de la vaquita marina donde el principal objetivo será la protección de la especie.

La idea es fortalecer las acciones de vigilancia e inspección en el norte del Golfo de California, así como prevenir e inhibir el tráfico ilegal de productos de totoaba y sus derivados, por lo cual realizan visitas de inspección a lugares y embarcaciones donde pudieran ejercerse actos ilegales de pesca de totoaba.

Imagen: Cortesía | Profepa

Conservación

La Profepa cuenta con dos bases de operación en la Zona del Alto Golfo de California, una en San Felipe, Baja California y otra en Puerto Peñasco, Sonora, donde se ubican de manera permanente de 8 a 15 inspectores quienes realizan recorridos marítimos, terrestres, verificación de puntos de observación y control y revisión de embarcaciones en zonas de embarque y desembarque.

En coordinación con Semar, Conapesca, Conanp, Guardia Nacional y la Sedena, se llevan a cabo recorridos terrestres aleatorios, por caminos, veredas, campos pesqueros y playas, con el objeto de detectar pescadores ilegales, así como la posesión y transporte de productos pesqueros en categoría de riesgo.

Periódicamente se establecen campamentos móviles de vigilancia en la línea de costa, principalmente en la zona cercana al nuevo polígono denominado Zona de Tolerancia Cero, lo que ha incidido en la recuperación de cadáveres de totoaba y redes abandonadas en zonas de playa.

También, se llevan a cabo revisiones de embarcaciones de manera aleatoria en sitios de embarque y desembarque, verificando con ello que éstas cuenten con su documentación pesquera en regla, que no porten artes de pesca no permitidos y que no posean o transporten especies marinas en riesgo.

En coordinación con la Semar y Conanp, se aplica el Programa de retiro de redes abandonadas o fantasma en el Alto Golfo de California y especialmente en el polígono de refugio de la vaquita marina.

¡Recibe las noticias directo en tu celular! Suscríbete al WhatsApp de El Sol de Hermosillo

Se mantiene un despliegue móvil de embarcaciones, vehículos y personal a las zonas donde se desplace la totoaba, sin dejar de vigilar el área de refugio de la vaquita marina.

La captura y muerte incidental de las vaquitas marinas en redes agalleras utilizadas para la extracción ilegal de totoaba, ha llevado a ser considerada una de las especies en mayor peligro de extinción.

Puede interesarte: Conoce cómo funcionará el santuario de la vaquita marina en México

Pese a que la Procuraduría Federal de Protección al Medio Ambiente (Profepa) no cuenta con un dato preciso y oficial, desde el 2018, maneja que existen menos de 22 ejemplares de vaquitas marinas.

Mientras que, después de revisar datos de los avistamientos en el Alto Golfo de California entre 2019 y 2020, el Comité Científico de la Comisión Ballenera Intercontinental informó este año que la población de la vaquita marina descendió a 10 ejemplares, incluidas tres crías.

A decir de la Profepa, la vaquita marina es extremadamente difícil de estudiar, aún en las mejores condiciones ambientales se dificulta su detección/ Foto: Cortesía | Profepa

Aun cuando no exista un número oficial, se sabe que ha descendido drásticamente durante los últimos 24 años, ya que en 1997 la Profepa informó que después de registrar avistamientos por zonas delimitadas en la zona del norte del Golfo de California se pudo contabilizar 567 ejemplares.

Cifra que disminuyó más del 50% en tan sólo 10 años, donde en 2008 se tuvo registro de tan sólo 245 vaquitas.

Lo mismo sucedió en 2014 cuando se contabilizaron sólo 100 cetáceos de este tipo, mientras que en 2017 únicamente hubo 30 avistamientos que se concentran en la costa de San Felipe en Baja California, así como en el Golfo de Santa Clara y Puerto Peñasco, en Sonora.

Imagen: Cortesía | Profepa

A decir de la Profepa, la vaquita marina es extremadamente difícil de estudiar, aún en las mejores condiciones ambientales se dificulta su detección, esto obedece a varias razones, entre ellas: la talla pequeña del animal, el comportamiento discreto al salir a la superficie a respirar, sus tiempos de inmersión relativamente largos, y la turbidez del agua de la zona en la que habita.

Pero el contarla no es todo, sino lo importante es la preservación y conservación de la especie en aguas del Golfo de Baja California.

La problemática se vuelve aún más grande por diversos factores entre los que destacan el alto valor económico que se le da a la vejiga natatoria de la totoaba en el mercado asiático, que al intentar la captura, las vaquitas marinas que se encuentran en la misma zona quedan en las redes de cazadores furtivos y mueren.

Esto sumado a que el gobierno federal no ha podido prohibir la pesca en el área, ya que es una de las principales actividades económicas de la región.

Por lo que en el año 2020 se decretó el “Área de Tolerancia Cero”; 225 kilómetros cuadrados al interior del polígono del refugio de la vaquita marina donde el principal objetivo será la protección de la especie.

La idea es fortalecer las acciones de vigilancia e inspección en el norte del Golfo de California, así como prevenir e inhibir el tráfico ilegal de productos de totoaba y sus derivados, por lo cual realizan visitas de inspección a lugares y embarcaciones donde pudieran ejercerse actos ilegales de pesca de totoaba.

Imagen: Cortesía | Profepa

Conservación

La Profepa cuenta con dos bases de operación en la Zona del Alto Golfo de California, una en San Felipe, Baja California y otra en Puerto Peñasco, Sonora, donde se ubican de manera permanente de 8 a 15 inspectores quienes realizan recorridos marítimos, terrestres, verificación de puntos de observación y control y revisión de embarcaciones en zonas de embarque y desembarque.

En coordinación con Semar, Conapesca, Conanp, Guardia Nacional y la Sedena, se llevan a cabo recorridos terrestres aleatorios, por caminos, veredas, campos pesqueros y playas, con el objeto de detectar pescadores ilegales, así como la posesión y transporte de productos pesqueros en categoría de riesgo.

Periódicamente se establecen campamentos móviles de vigilancia en la línea de costa, principalmente en la zona cercana al nuevo polígono denominado Zona de Tolerancia Cero, lo que ha incidido en la recuperación de cadáveres de totoaba y redes abandonadas en zonas de playa.

También, se llevan a cabo revisiones de embarcaciones de manera aleatoria en sitios de embarque y desembarque, verificando con ello que éstas cuenten con su documentación pesquera en regla, que no porten artes de pesca no permitidos y que no posean o transporten especies marinas en riesgo.

En coordinación con la Semar y Conanp, se aplica el Programa de retiro de redes abandonadas o fantasma en el Alto Golfo de California y especialmente en el polígono de refugio de la vaquita marina.

¡Recibe las noticias directo en tu celular! Suscríbete al WhatsApp de El Sol de Hermosillo

Se mantiene un despliegue móvil de embarcaciones, vehículos y personal a las zonas donde se desplace la totoaba, sin dejar de vigilar el área de refugio de la vaquita marina.

Doble Vía

Viridiana vende lasaña, sus ventas aumentaron 70% en pandemia

La buena sazón de Viridiana es la motivación para haber creado y mantener por cuatro años su negocio, que se ha mantenido y crecido

Deportes

José Romero Corpus sueña con el plano internacional

El hermosillense corrió una ruta de 101.1 km por toda la ciudad y busca competencias fuera del país

Tecnología

Evita que tu WhatsApp sea hackeado; sigue estos pasos

Con el auge de las plataformas digitales para comunicarse hoy en día y su constante aumento por la actual pandemia, las estafas y ciberataques también crecen

Deportes

Búhos Unison debuta con empate 1-1 ante Ceproffa en TDP

El conjunto universitario cumplió su regreso al futbol profesional con un complicado duelo en casa ante unos Toros que se llevaron el punto extra

Gossip

Johnmichel comparte el ilusionismo artístico con el mundo

El ilusionista destaca su pasión por mostrar el concepto del ilusionismo moderno, con el que pretende generar un aprendizaje y transmitir sentimientos por medio de la magia

Policiaca

Ladrones e invasores ‘se dieron vuelo’ el día viernes

Policías municipales detuvieron a cuatro sujetos por estos delitos en distintos operativos de Hermosillo y Miguel Alemán

Gossip

"Dos veces tú", la nueva propuesta del cine mexicano

La actriz mexicana Anahí Dávila interpreta el papel de Tania Cohen en su primer largometraje que ya se encuentra disponible en Netflix

Deportes

Selección Cubana de beisbol suma un segundo caso de deserción

El prospecto lanzador Ubert Mejías Rodríguez abandonó la concentración del equipo caribeño en Ciudad Obregón previó a su duelo ante México

Finanzas

Buen Fin 2021: Consejos para comprar por Internet de forma segura

En El Sol de Hermosillo te compartimos algunas sugerencias para que tus compras por Internet sean exitosas para este Buen Fin 2021