/ sábado 21 de agosto de 2021

Guillermo vende dulces en las calles para pagar sus estudios

Una idea que tuvo para apoyarse económicamente le ha acompañado hasta la educación universitaria, donde continúa siendo una gran fuente de apoyo

Con una caja de madera que cuelga de su cuello llena de dulces, sueños y esperanzas Guillermo Castro ha recorrido durante 7 años las calles de Ciudad Obregón, Sonora, para vender sus productos con el propósito de solventar sus gastos personales y pagar sus estudios universitarios.

Lee también: Sofía busca el cuidado del medio ambiente con un enfoque psicológico

Hace 14 años falleció el padre de Guillermo, al poco tiempo del suceso el joven comenzó a trabajar en una panadería mientras estudiaba la primaria, posteriormente en la secundaria se fue a vivir a la casa de sus abuelos, quienes lo apoyaban a cubrir sus gastos escolares y actualmente vende dulces en las avenidas principales del municipio para pagar su carrera.

“Empecé vendiendo dulces en la escuela, llevaba un maletín con más de 10 tipos de dulces, recuerdo que mis compañeros de clase se dieron cuenta que no me encontraba bien, casi no me comunicaba con nadie porque siempre me quedaba dormido porque estudiaba y trabajaba, un día se tomaron la molestia de reunir dinero para apoyarme”, mencionó.

El joven consideró que era importante cuidar esa cantidad de dinero para subsistir durante el ciclo escolar, fue entonces que se le ocurrió invertirlo en dulces para seguir generando ingresos y continuar estudiando, tomando como inspiración a su amiga Madelina, quien también se dedicaba a la venta de productos.

Fue así que habilitó una caja de cartón para vender sus dulces y con la ayuda de la mamá de un compañero que se dedicaba a la costura, forraron la caja con tela de mezclilla, les colocó dos cordones anchos y se dispuso a vender sus dulces en la escuela y las calles.

Foto: Cortesía | Guillermo Castro

“Tenía un amigo en la secundaria e iba mucho a su casa, pero cuando pasé a prepa iba más a visitar a su mamá porque era costurera y a mí me interesaba aprender, en una de esas le dije que si podía ayudarme a cubrir la caja y le hicimos una forma para que se pudiera colgar de los hombros, después de un tiempo la caja se rompió, tenía un valor sentimental”, expresó.

Inició vendiendo 3 productos: brownies elaborados por una de sus amigas, chocolates y los famosos chacachacas, en la universidad amplió su menú, pues cargaba un maletín con más de 12 dulces diferentes. Actualmente tiene una caja de madera y ofrece 9 variedades de golosinas.

“Al principio lo hacía a escondidas para que no se enteraran mis abuelos, pero al graduarme de la prepa se enteraron, en la universidad seguí vendiendo y hace 3 años empecé a salir a las calles a vender dulces, me ha ido muy bien, a pesar de que a veces no puedo ir todos los días de la semana me mantengo bien”, señaló.

Guillermo estudia el séptimo semestre de Ingeniería en Mecatrónica en el Instituto Tecnológico de Sonora en Obregón, de lunes a viernes se coloca en la esquina de la calle París y 200 a un costado de un cine entre las 16:00 a 19:00 horas para vender sus productos bailando y corriendo entre los automóviles.

¡Recibe las noticias directo en tu celular! Suscríbete al WhatsApp de El Sol de Hermosillo

“Si están pasando por una mala racha en la vida visualicen que es lo que realmente quieren, el trabajo o la carrera que quieren, muchas cosas se ponen en juego pero no hay de dejar de persistir, espero que esta historia llegue al corazón de muchos porque vale la pena conocer a personas que luchan por salir adelante, mucha gente me dice que soy un ejemplo a seguir, por eso espero que llegue a muchos este mensaje”, concluyó.

Foto: Cortesía | Guillermo Castro

Con una caja de madera que cuelga de su cuello llena de dulces, sueños y esperanzas Guillermo Castro ha recorrido durante 7 años las calles de Ciudad Obregón, Sonora, para vender sus productos con el propósito de solventar sus gastos personales y pagar sus estudios universitarios.

Lee también: Sofía busca el cuidado del medio ambiente con un enfoque psicológico

Hace 14 años falleció el padre de Guillermo, al poco tiempo del suceso el joven comenzó a trabajar en una panadería mientras estudiaba la primaria, posteriormente en la secundaria se fue a vivir a la casa de sus abuelos, quienes lo apoyaban a cubrir sus gastos escolares y actualmente vende dulces en las avenidas principales del municipio para pagar su carrera.

“Empecé vendiendo dulces en la escuela, llevaba un maletín con más de 10 tipos de dulces, recuerdo que mis compañeros de clase se dieron cuenta que no me encontraba bien, casi no me comunicaba con nadie porque siempre me quedaba dormido porque estudiaba y trabajaba, un día se tomaron la molestia de reunir dinero para apoyarme”, mencionó.

El joven consideró que era importante cuidar esa cantidad de dinero para subsistir durante el ciclo escolar, fue entonces que se le ocurrió invertirlo en dulces para seguir generando ingresos y continuar estudiando, tomando como inspiración a su amiga Madelina, quien también se dedicaba a la venta de productos.

Fue así que habilitó una caja de cartón para vender sus dulces y con la ayuda de la mamá de un compañero que se dedicaba a la costura, forraron la caja con tela de mezclilla, les colocó dos cordones anchos y se dispuso a vender sus dulces en la escuela y las calles.

Foto: Cortesía | Guillermo Castro

“Tenía un amigo en la secundaria e iba mucho a su casa, pero cuando pasé a prepa iba más a visitar a su mamá porque era costurera y a mí me interesaba aprender, en una de esas le dije que si podía ayudarme a cubrir la caja y le hicimos una forma para que se pudiera colgar de los hombros, después de un tiempo la caja se rompió, tenía un valor sentimental”, expresó.

Inició vendiendo 3 productos: brownies elaborados por una de sus amigas, chocolates y los famosos chacachacas, en la universidad amplió su menú, pues cargaba un maletín con más de 12 dulces diferentes. Actualmente tiene una caja de madera y ofrece 9 variedades de golosinas.

“Al principio lo hacía a escondidas para que no se enteraran mis abuelos, pero al graduarme de la prepa se enteraron, en la universidad seguí vendiendo y hace 3 años empecé a salir a las calles a vender dulces, me ha ido muy bien, a pesar de que a veces no puedo ir todos los días de la semana me mantengo bien”, señaló.

Guillermo estudia el séptimo semestre de Ingeniería en Mecatrónica en el Instituto Tecnológico de Sonora en Obregón, de lunes a viernes se coloca en la esquina de la calle París y 200 a un costado de un cine entre las 16:00 a 19:00 horas para vender sus productos bailando y corriendo entre los automóviles.

¡Recibe las noticias directo en tu celular! Suscríbete al WhatsApp de El Sol de Hermosillo

“Si están pasando por una mala racha en la vida visualicen que es lo que realmente quieren, el trabajo o la carrera que quieren, muchas cosas se ponen en juego pero no hay de dejar de persistir, espero que esta historia llegue al corazón de muchos porque vale la pena conocer a personas que luchan por salir adelante, mucha gente me dice que soy un ejemplo a seguir, por eso espero que llegue a muchos este mensaje”, concluyó.

Foto: Cortesía | Guillermo Castro

Local

Conservar casas antiguas, el patrimonio cultural de Hermosillo

La capital sonorense conserva una herencia de cientos de años en su centro Histórico, pero estas casas se encuentran en ruinas

Policiaca

Solo el 0.4% de los delitos sexuales se denuncian en Sonora

Activistas por los derechos de las mujeres temen que la Fiscalía General de Justicia en el Estado no tenga la capacidad para atender todas las demandas

Policiaca

Turista denuncia amenaza de hombre armado en carretera internacional

Una imagen circuló en redes sociales de una persona en un vehículo, que es amenazada por un sujeto armado mientras transita por la carretera

Local

Conservar casas antiguas, el patrimonio cultural de Hermosillo

La capital sonorense conserva una herencia de cientos de años en su centro Histórico, pero estas casas se encuentran en ruinas

Finanzas

Gobierno de Alfonso Durazo, sin recursos para el pago de nómina

El secretario de Hacienda del actual gobierno, Omar del Valle dio a conocer que se calcula un déficit de 8 mil 200 millones de pesos en las arcas del Estado

Gossip

Charly García: 70 años del genio argentino

La capital argentina dedicó prácticamente todo el mes a celebrarlo por sus 70 años

Gossip

Masterchef Celebrity: la Bebeshita cambia el menú de su taquería

La Bebeshita está próxima a reabrir su taquería, y promete nuevos platillos inspirados en los retos de MasterChef

Cultura

La escritora María Dueñas recorre los escenarios de su novela Sira

La escritora española, que publicó a principios de año Sira, no sabe si habrá una tercera novela ambientada en Marruecos

Cultura

Un inédito álbum de fotos de Maximiliano y Carlota va a subasta

La Subasta de antigüedades: México, se llevará a cabo el próximo 27 de octubre