/ lunes 10 de mayo de 2021

La maternidad perfecta incluye a las madres diversas

La actividad de criar hijos, tener tiempo para sí y caminar por la vida sin sentir culpas es parte de la mujer actual

El título de mamá es uno de los más difíciles de alcanzar, pues el común denominador de la sociedad lo proyecta con una serie de expectativas que están muy alejadas de los procesos emocionales y de las formas en que una maternidad puede ser ejercida.

También puedes leer: El mejor regalo a las madres es no exponerlas al virus: Clausen

Generalmente el concepto de la ‘buena’ madre está basado en un inconmensurable amor por sus hijos, ser un ejemplo de valores a trasmitir, tener siempre un tiempo para que mamá pueda estar con sus pequeños cuando lo necesiten a la par de mantener un hogar pulcro y cumplir con las comidas de los menores en el hogar; a lo que se suma la carga escolar además de atender las necesidades de un esposo porque, para ser buena madre, también hay que criar en un matrimonio.

Por mencionar un poco de las múltiples actividades que implica ser madre; sin embargo, la realidad es apremiante para muchas mujeres que ejercen una maternidad en circunstancias muy distintas a las que el convencionalismo social profesa; ello no es un reflejo de fracaso, sino de aceptación a la diversidad que hoy en día se hace visible.

La culpabilidad

Yuridia Avilés, psicóloga clínica, considera que es un tema profundo con el que las madres de familia cargan ya que hay creencias y prejuicios detrás de la crianza de los hijos y que no son más que reproducciones de patrones que se han perpetuado hasta ahora.

“Constantemente tenemos que estar trabajando en nosotras mismas para dejar eso a un lado, porque de algún modo lo traemos; me refiero a que nos enseñaron algo que se llama ‘buena madre’ y que es bien difícil de alcanzar”.

Indicó que la realidad en México es más compleja del significado de ser ‘buena mamá’, ya que los señalamientos son más profundos hacia las mujeres que tienen hijos y son solteras, quienes no son buenas cocineras; si trabajan tiempo completo o buscan tener sus espacios de esparcimiento o las mujeres que ejercen la lesbomaternidad.

La entrevistada mencionó que las mujeres no ejercen un solo tipo de maternidad porque se vive y experimenta de diferente manera, en medida de lo que se considera es bueno para los hijos.

“Soy fiel creyente de que la maternidad es diversa, todas las madres hacemos lo que creemos bajo nuestro criterio, lo mejor para nuestros hijos en nombre del amor”, indicó.

Señaló que el oficio de ser madre incluye el error, el cansancio, la tristeza, el enojo y muchos más procesos emocionales dentro del crecimiento de los hijos.

“Claro que nos equivocamos y cometemos errores, lo bueno es que podamos darnos cuenta para así rectificar; cuando eso ocurre y nos entra la culpa debemos ‘apapacharnos’ para decirnos que estamos haciéndolo lo mejor que podemos”, concluyó la psicóloga.

Madres distintas

Ivonne Pacheco, quien trabaja en un consultorio médico como recepcionista, es activista en Lesbianzine y Café Lésbico de la Desierta, vive su maternidad desde el lesbofeminismo.

Foto: Cortesía | Ivonne Pacheco

Desde hace 17 años se convirtió en madre, asegura que la mejor decisión que ha tomado en todos los aspectos es compartir su maternidad con otra mujer, lo que significa que juntas llevan a cabo la crianza de dos niños.

Para ella, el término ‘madre’ se creó como una especie de dadora incondicional de cuidados y de amor, concepto engañoso dentro de esta sociedad.

“En la sociedad heterocapitalista, patriarcal en la que los hombres de todas las edades necesitan que una persona, en ese caso las mujeres, las madres, sean las que se hagan cargo de atender enfermedades, crecimiento y el apoyo de los hombres en su edad productiva para poder ser exitosos en la vida pública”, explicó.

Por lo que consideró que, a partir de la posición del hombre y sus necesidades durante toda la vida, mencionando que una de las maneras en que se puede romper esa visión de la maternidad es el cuestionamiento y comunicación entre mujeres.

La maternidad en un contexto lesbomaternal es un camino a visibilizar, ya que al igual que Ivonne, muchas mujeres descubren su sexualidad, que no está precisamente opuesta al desarrollo de la crianza de sus hijos.

En este sentido, hay quienes han decidido llevar a cabo en matrimonio igualitario, como Brenda Barajas López, quien reconoce que las familias encabezadas por dos madres con hijos siempre han existido, sin embargo, no cuentan con el respaldo legal como una familia tradicional.

“En mi historia de vida, casarme legalmente, mi esposa y ser mamá han sido un sueños que durante años deseé. Ahora que fue posible, nos enfrentamos a lagunas legales que impiden registrar a ese bebé legalmente ambas como madres, por lo que nuevamente tendremos que recurrir a inciertos juicios de amparo para seguir consolidando nuestra familia”, mencionó Brenda.

Por otro lado, Tania Alcántar, madre soltera de un hijo de dos años, mencionó que el peso de la culpabilidad para sacarlo adelante sí fue muy marcado los primeros meses “sí sentía un poco de culpa por tener que dejarlo o tener que hacer mis cosas, pero luego vas entendiendo que necesitas tu espacio, conocer a más gente y tener tu vida”, indicó.

Foto: Cortesía | Tania Alcántar

Señaló que para poder tener un tiempo de esparcimiento o convivencia tiene que planearlo con anticipación, sin embargo es necesario que las madres tengan un tiempo para ellas mismas y así darles un bienestar emocional a sus hijos.

Sin duda, los juicios para las mujeres que son madres generan una nube de insatisfacción, tristeza y culpabilidad, pero es importante que se hable colectivamente sobre el tema para romper los estándares y prejuicios que pesa en sus cabezas.

El título de mamá es uno de los más difíciles de alcanzar, pues el común denominador de la sociedad lo proyecta con una serie de expectativas que están muy alejadas de los procesos emocionales y de las formas en que una maternidad puede ser ejercida.

También puedes leer: El mejor regalo a las madres es no exponerlas al virus: Clausen

Generalmente el concepto de la ‘buena’ madre está basado en un inconmensurable amor por sus hijos, ser un ejemplo de valores a trasmitir, tener siempre un tiempo para que mamá pueda estar con sus pequeños cuando lo necesiten a la par de mantener un hogar pulcro y cumplir con las comidas de los menores en el hogar; a lo que se suma la carga escolar además de atender las necesidades de un esposo porque, para ser buena madre, también hay que criar en un matrimonio.

Por mencionar un poco de las múltiples actividades que implica ser madre; sin embargo, la realidad es apremiante para muchas mujeres que ejercen una maternidad en circunstancias muy distintas a las que el convencionalismo social profesa; ello no es un reflejo de fracaso, sino de aceptación a la diversidad que hoy en día se hace visible.

La culpabilidad

Yuridia Avilés, psicóloga clínica, considera que es un tema profundo con el que las madres de familia cargan ya que hay creencias y prejuicios detrás de la crianza de los hijos y que no son más que reproducciones de patrones que se han perpetuado hasta ahora.

“Constantemente tenemos que estar trabajando en nosotras mismas para dejar eso a un lado, porque de algún modo lo traemos; me refiero a que nos enseñaron algo que se llama ‘buena madre’ y que es bien difícil de alcanzar”.

Indicó que la realidad en México es más compleja del significado de ser ‘buena mamá’, ya que los señalamientos son más profundos hacia las mujeres que tienen hijos y son solteras, quienes no son buenas cocineras; si trabajan tiempo completo o buscan tener sus espacios de esparcimiento o las mujeres que ejercen la lesbomaternidad.

La entrevistada mencionó que las mujeres no ejercen un solo tipo de maternidad porque se vive y experimenta de diferente manera, en medida de lo que se considera es bueno para los hijos.

“Soy fiel creyente de que la maternidad es diversa, todas las madres hacemos lo que creemos bajo nuestro criterio, lo mejor para nuestros hijos en nombre del amor”, indicó.

Señaló que el oficio de ser madre incluye el error, el cansancio, la tristeza, el enojo y muchos más procesos emocionales dentro del crecimiento de los hijos.

“Claro que nos equivocamos y cometemos errores, lo bueno es que podamos darnos cuenta para así rectificar; cuando eso ocurre y nos entra la culpa debemos ‘apapacharnos’ para decirnos que estamos haciéndolo lo mejor que podemos”, concluyó la psicóloga.

Madres distintas

Ivonne Pacheco, quien trabaja en un consultorio médico como recepcionista, es activista en Lesbianzine y Café Lésbico de la Desierta, vive su maternidad desde el lesbofeminismo.

Foto: Cortesía | Ivonne Pacheco

Desde hace 17 años se convirtió en madre, asegura que la mejor decisión que ha tomado en todos los aspectos es compartir su maternidad con otra mujer, lo que significa que juntas llevan a cabo la crianza de dos niños.

Para ella, el término ‘madre’ se creó como una especie de dadora incondicional de cuidados y de amor, concepto engañoso dentro de esta sociedad.

“En la sociedad heterocapitalista, patriarcal en la que los hombres de todas las edades necesitan que una persona, en ese caso las mujeres, las madres, sean las que se hagan cargo de atender enfermedades, crecimiento y el apoyo de los hombres en su edad productiva para poder ser exitosos en la vida pública”, explicó.

Por lo que consideró que, a partir de la posición del hombre y sus necesidades durante toda la vida, mencionando que una de las maneras en que se puede romper esa visión de la maternidad es el cuestionamiento y comunicación entre mujeres.

La maternidad en un contexto lesbomaternal es un camino a visibilizar, ya que al igual que Ivonne, muchas mujeres descubren su sexualidad, que no está precisamente opuesta al desarrollo de la crianza de sus hijos.

En este sentido, hay quienes han decidido llevar a cabo en matrimonio igualitario, como Brenda Barajas López, quien reconoce que las familias encabezadas por dos madres con hijos siempre han existido, sin embargo, no cuentan con el respaldo legal como una familia tradicional.

“En mi historia de vida, casarme legalmente, mi esposa y ser mamá han sido un sueños que durante años deseé. Ahora que fue posible, nos enfrentamos a lagunas legales que impiden registrar a ese bebé legalmente ambas como madres, por lo que nuevamente tendremos que recurrir a inciertos juicios de amparo para seguir consolidando nuestra familia”, mencionó Brenda.

Por otro lado, Tania Alcántar, madre soltera de un hijo de dos años, mencionó que el peso de la culpabilidad para sacarlo adelante sí fue muy marcado los primeros meses “sí sentía un poco de culpa por tener que dejarlo o tener que hacer mis cosas, pero luego vas entendiendo que necesitas tu espacio, conocer a más gente y tener tu vida”, indicó.

Foto: Cortesía | Tania Alcántar

Señaló que para poder tener un tiempo de esparcimiento o convivencia tiene que planearlo con anticipación, sin embargo es necesario que las madres tengan un tiempo para ellas mismas y así darles un bienestar emocional a sus hijos.

Sin duda, los juicios para las mujeres que son madres generan una nube de insatisfacción, tristeza y culpabilidad, pero es importante que se hable colectivamente sobre el tema para romper los estándares y prejuicios que pesa en sus cabezas.

Doble Vía

Fernando Molina es un padre divertido que cría solo a sus dos hijos

Cuando tenía 18 años y conoció al amor de su vida, no imaginó que moriría legando su recuerdo en los pequeños con quienes conforma su hogar

Local

Madres Buscadoras se capacitan con expertos en criminalística

Ceci Flores, líder del colectivo en Sonora, señaló que se buscará que este curso se realice con más frecuencia para cometer menos errores

Doble Vía

Mauricio cumplió su sueño: conocer a la banda Nunca Jamás

El niño de 5 años, tiene insuficiencia renal y lipomatosis simétrica; a los 2 años descubrió a la banda en un canal de televisión

Local

[Galería] El Centro Ecológico reabre sus puertas para los visitantes

Este espacio didáctico y de recreación estuvo cerrado durante quince meses; sufrió vandalismo y robo de especies pero está listo para recibirte

Doble Vía

Fernando Molina es un padre divertido que cría solo a sus dos hijos

Cuando tenía 18 años y conoció al amor de su vida, no imaginó que moriría legando su recuerdo en los pequeños con quienes conforma su hogar

Deportes

Gabino Espinoza: Un emblema en la portería de Cimarrones

El arquero magdalenense cuenta con una gran trayectoria de casi 10 años con Cimarrones 

Sociedad

Aumentan contagios de Covid-19 en el norte del país

La autoridad sanitaria dice que la mayoría tiene entre 30 y 47 años de edad

Finanzas

Comercio en CDMX esperan ventas por Día del Padre

El comercio en pequeño prevé que al menos sean de 50% con respecto a 2019, debido a la situación económica inestable de la ciudad

Justicia

Ratifican proceso contra exsenador panista por caso Odebrecht

La decisión se dio luego de que el magistrado José Alfonso Montalvo Martínez desestimó los argumentos que presentó el exsenador