imagotipo

Reviven los casinos de Macao

  • AFP Agencia
  • en Doble Vía

Tras sufrir los efectos de las operaciones anticorrupción de Pekín, los casinos de Macao apuestan por una clientela de masas que compensa en parte la deserción de las grandes fortunas y contribuye a que los beneficios vuelvan a crecer.

El territorio semiautónomo es el único lugar de China donde el juego está autorizado y donde los millonarios chinos disfrutan gastando una fortuna.

Pero el presidente Xi Jinping lanzó en 2014 una gran campaña anticorrupción que disuadió a importantes fortunas de ir a apostar a la excolonia portuguesa.

La dificultad económica del continente ha agravado la crisis.

Pero los casinos apostaron por la clientela de masas, abriendo gigantescos complejos que proponen toda una gama de actividades, entre cenas gastronómicas y parques temáticos, con el fin de compensar la pérdida de los beneficios de las grandes fortunas.

La situación comenzó a enderezarse en agosto, cuando los ingresos del juego aumentaron un 1.1 por ciento por primera vez en dos años. La tendencia se confirmó y Macao se mantiene como la capital mundial de los casinos, muy por delante de Las Vegas en términos de volumen de negocio. En febrero, los resultados subieron un 17.8 por ciento en un año, con 22.3 millones de patacas (2 mil 700 millones de euros).
NÚCLEO DE RESISTENCIA

“Creo que la recesión quedó atrás. Hicieron falta dos años para capear el temporal pero lo conseguimos”, considera Andrew Scott, director de Inside Asian Gaming, revista especializada de Macao.

Según él, los ingresos del juego recuperaron un “crecimiento normal” después de un incremento espectacular en los años anteriores a 2014. Todavía están solo a un tercio de los niveles del boom.

Un gran núcleo de clientes VIP representa aún el 50 por ciento de los ingresos. Pero la clientela de masas llega ahora a los nuevos casinos que han surgido en el Cotai Strip, un antiguo pantano convertido en el centro neurálgico del juego en Asia.

Los clientes que no son VIP -jefes de pequeñas empresas o empleados con altos ingresos- son también grandes jugadores. Las apuestas a mil patacas (115 euros) se consideran ridículas.

Aunque los casinos recuperaron sus beneficios, muchos intermediarios que prestaban tradicionalmente a los clientes de élite para ayudarles a esquivar los límites impuestos por Pekín para la salida de efectivo, echaron el cierre.
VULNERABILIDAD

Estos intermediarios, 130 de 320, se han diversificado, ofreciendo servicios como la gestión de carteras de valores. “Esto les permite gestionar mejor los riesgos relacionados al crédito”, dice Tony Tong, vicepresidente de la Asociación de Información sobre el Juego el Macao.

Según Tong, los peces gordos suelen dejarse en el tapete un millón de euros por noche.

La empresa de correduría CLSA predice un crecimiento del tres por ciento en el sector VIP en 2017. Pero será el mercado de masas el que provocará el cambio, con un aumento previsto del 14 por ciento.

Dos nuevos complejos hoteleros se abrirán de aquí a 2018: el MGM Cotail, con un spa, un teatro y mil 500 habitaciones, y el Grand Lisboa Palace. Igualemente, el extravagante hotel The 13, aún en proyecto, con sus villas y sus baños romanos, sus mayordomos y sus ascensores privados.

CLSA advierte sin embargo que Macao sigue siendo vulnerable a los cambios impuestos por Pekín, que ha dividido en dos la cantidad de dinero que sus ciudadanos pueden retirar de los cajeros del enclave.