/ miércoles 29 de mayo de 2019

Fumar puede causar pérdida de piezas dentales: IMSS Sonora

Esto, además de tener efectos nocivos en todos los órganos del cuerpo, es la causa de mal aliento y cambio en la coloración de los dientes

El Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS) en Sonora, señala que la adicción al tabaco puede causar la pérdida de piezas dentales, además de tener efectos nocivos en todos los órganos del cuerpo, es la causa de mal aliento y cambio en la coloración de los dientes.

La coordinadora auxiliar en Estomatología delegacional, Amelia Espinosa Cruz, detalló que el exceso de nicotina evita la correcta oxigenación de los dientes, ya que disminuye la irrigación sanguínea, por lo tanto, al no contar con los nutrientes necesarios, estos se van debilitando y en casos avanzados, podría causar la pérdida total o parcial de las piezas dentales.

“La nicotina se adhiere a las mucosas de la boca, principalmente al paladar, la cual causa una lesión que puede llegar a evolucionar a un cáncer de cavidad oral, mientras también inflama la encía porque disminuye el flujo sanguíneo y obstruye la correcta oxigenación”, precisó.

La especialista señaló que la encía es la que nutre al periodonto y al ligamento periodonotal, que a su vez son quienes mantienen sanas las piezas dentales y sostienen a cada uno de ellos al funcionar como soporte.

“Un órgano dentario se pierde no forzosamente porque tenga caries, sino por la falta de soporte del ligamento a su hueso, lo cual depende de la cantidad e intensidad con la que se consuma la nicotina”, puntualizó.

El Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS) en Sonora, señala que la adicción al tabaco puede causar la pérdida de piezas dentales, además de tener efectos nocivos en todos los órganos del cuerpo, es la causa de mal aliento y cambio en la coloración de los dientes.

La coordinadora auxiliar en Estomatología delegacional, Amelia Espinosa Cruz, detalló que el exceso de nicotina evita la correcta oxigenación de los dientes, ya que disminuye la irrigación sanguínea, por lo tanto, al no contar con los nutrientes necesarios, estos se van debilitando y en casos avanzados, podría causar la pérdida total o parcial de las piezas dentales.

“La nicotina se adhiere a las mucosas de la boca, principalmente al paladar, la cual causa una lesión que puede llegar a evolucionar a un cáncer de cavidad oral, mientras también inflama la encía porque disminuye el flujo sanguíneo y obstruye la correcta oxigenación”, precisó.

La especialista señaló que la encía es la que nutre al periodonto y al ligamento periodonotal, que a su vez son quienes mantienen sanas las piezas dentales y sostienen a cada uno de ellos al funcionar como soporte.

“Un órgano dentario se pierde no forzosamente porque tenga caries, sino por la falta de soporte del ligamento a su hueso, lo cual depende de la cantidad e intensidad con la que se consuma la nicotina”, puntualizó.