/ viernes 25 de septiembre de 2020

La importancia de la proteína animal en el ser humano

La proteína animal contiene nutrientes con bajo contenido de grasa y su mayor componente es el agua, que representa del 70 a 75%

¿Qué tan necesaria es la proteína animal para un buen estado de salud? A lo largo de los años, el consumo de alimentos de origen animal ha tenido importantes efectos, tanto nutricionales, como culturales, pues la carne en la dieta de un humano es de suma importancia, debido a la alta calidad de proteínas que esta posee, sin mencionar su contribución con ácidos grasos esenciales y micronutrientes, además de ser una fuente de energía alimentaria.

RECIBE LAS NOTICIAS MÁS IMPORTANTES, ALERTAS, REPORTAJES E HISTORIAS DIRECTO EN TU CELULAR, ¡CON UN SOLO CLICK!

La proteína animal contiene nutrientes con bajo contenido de grasa y su mayor componente es el agua, que representa del 70 a 75%; las proteínas se promedian entre el 20 y el 22%; la grasa entre un 3 hasta un 30%, dependiendo del animal. En su composición también se encuentran grandes cantidades de minerales, como hierro, zinc y magnesio y una variedad de vitaminas del complejo B.

Estas proteínas son indispensables para la dieta humana para todo crecimiento heterótrofo, es decir, para el mantenimiento y reposición de tejidos, pues los humanos dependen del consumo de otras fuentes de energía generados por otros seres vivos, debido a que no las producen por sí mismos.

Según los datos obtenidos del Centro de Investigación en Alimentación y Desarrollo, nueve aminoácidos no son sintetizados por los seres humanos, por lo que deben ser ingeridos completamente; estos aminoácidos, denominados como “esenciales”, como histidina, isoleucina, leucina, lisina, metionina, fenilalanina, treonina, triptófano y valina son insustituibles, pues son precursores de todas las proteínas estructurales y funcionales que forman el esqueleto, músculos y órganos internos, al igual que los compuestos complejos metabólicamente activos, por lo que las ingestas diarias recomendadas se cuantifican en términos de proteína que combina la presencia de cantidades adecuadas de todos los aminoácidos esenciales con una fácil digestibilidad.

La proteína de huevo de gallina o leche de vaca, han sido las dos opciones de alimentos integrales más comunes, pero cualquier proteína animal tiene el mismo alto rango, por lo que la carne o pescado también pueden ser utilizadas como fuentes de proteína ideal.

Foto: Nancy Álvarez

En el caso de las dietas vegetarianas, la calidad de las proteínas suele verse más afectada, derivado de la deficiencia de lisina, además que también es importante mencionar el caso de las leguminosas, en los que metionina y cistina se presentan en niveles relativamente bajos.

El consumo de proteínas en la dieta, genera un grado de saciedad mayor que los carbohidratos o las grasas, por lo que es más probable que las dietas con más proteínas, propicien la reducción en el consumo de alimentos y resulten en una mayor pérdida de peso que las dietas altas en carbohidratos, por lo que comer carne magra puede ayudar a reducir las tasas de obesidad, así como la diabetes tipo 2.

La carne de cualquier especie presenta un alto contenido de proteína, con un promedio del 22%, por esta razón, cualquier carne o pescado también podría ser utilizado como fuente de proteína ideal, por lo que variar su consumo podría ser de provecho en relación con el contenido de aminoácidos, además, las proteínas de origen animal son de alta digestibilidad, así que, desde una perspectiva puramente nutricional, no haría ninguna diferencia si esas proteínas provienen de la carne, la leche, los huevos o los mariscos.

Cortesía | @asadorfood

El pescado puede ser considerado como la mejor opción de las especies conocidas como carne blanca, ya que es considerado esencialmente pura proteína, pues los lípidos en los pescados grasos contienen altos niveles de dos ácidos grasos poliinsaturados ω-3: los ácidos eicosapentaenoico y docosahexaenoico, cuyo consumo se ha asociado con la reducción de los niveles de colesterol unido a lipoproteínas de baja densidad y, por consiguiente, a una menor incidencia de enfermedades coronarias.

La Organización Mundial de la Salud (OMS), recomienda que se debe consumir carne roja al menos una vez a la semana, pues la cantidad de carne de cualquier especie animal recomendada está entre 100 y 150 gramos por porción, hasta un máximo de 500 gramos a la semana.

Una de las mayores controversias que se presentan por el consumo de carne y productos cárnicos es la creencia de que contienen ácido úrico, lo cual es un mito, debido a que el ácido úrico se produce durante el metabolismo de las purinas; muchos alimentos, especialmente la carne, y sobre todo las denominadas “carnes rojas”, contienen gran cantidad de purinas y con su consumo excesivo podemos incrementar, sin darnos cuenta, los niveles de ácido úrico en sangre, sin embargo, las recomendaciones actuales señalan que el consumo de pollo y porciones pequeñas de carnes rojas podrían ser una opción para evitar la reducción en el consumo de proteína animal en la dieta.


¿Qué tan necesaria es la proteína animal para un buen estado de salud? A lo largo de los años, el consumo de alimentos de origen animal ha tenido importantes efectos, tanto nutricionales, como culturales, pues la carne en la dieta de un humano es de suma importancia, debido a la alta calidad de proteínas que esta posee, sin mencionar su contribución con ácidos grasos esenciales y micronutrientes, además de ser una fuente de energía alimentaria.

RECIBE LAS NOTICIAS MÁS IMPORTANTES, ALERTAS, REPORTAJES E HISTORIAS DIRECTO EN TU CELULAR, ¡CON UN SOLO CLICK!

La proteína animal contiene nutrientes con bajo contenido de grasa y su mayor componente es el agua, que representa del 70 a 75%; las proteínas se promedian entre el 20 y el 22%; la grasa entre un 3 hasta un 30%, dependiendo del animal. En su composición también se encuentran grandes cantidades de minerales, como hierro, zinc y magnesio y una variedad de vitaminas del complejo B.

Estas proteínas son indispensables para la dieta humana para todo crecimiento heterótrofo, es decir, para el mantenimiento y reposición de tejidos, pues los humanos dependen del consumo de otras fuentes de energía generados por otros seres vivos, debido a que no las producen por sí mismos.

Según los datos obtenidos del Centro de Investigación en Alimentación y Desarrollo, nueve aminoácidos no son sintetizados por los seres humanos, por lo que deben ser ingeridos completamente; estos aminoácidos, denominados como “esenciales”, como histidina, isoleucina, leucina, lisina, metionina, fenilalanina, treonina, triptófano y valina son insustituibles, pues son precursores de todas las proteínas estructurales y funcionales que forman el esqueleto, músculos y órganos internos, al igual que los compuestos complejos metabólicamente activos, por lo que las ingestas diarias recomendadas se cuantifican en términos de proteína que combina la presencia de cantidades adecuadas de todos los aminoácidos esenciales con una fácil digestibilidad.

La proteína de huevo de gallina o leche de vaca, han sido las dos opciones de alimentos integrales más comunes, pero cualquier proteína animal tiene el mismo alto rango, por lo que la carne o pescado también pueden ser utilizadas como fuentes de proteína ideal.

Foto: Nancy Álvarez

En el caso de las dietas vegetarianas, la calidad de las proteínas suele verse más afectada, derivado de la deficiencia de lisina, además que también es importante mencionar el caso de las leguminosas, en los que metionina y cistina se presentan en niveles relativamente bajos.

El consumo de proteínas en la dieta, genera un grado de saciedad mayor que los carbohidratos o las grasas, por lo que es más probable que las dietas con más proteínas, propicien la reducción en el consumo de alimentos y resulten en una mayor pérdida de peso que las dietas altas en carbohidratos, por lo que comer carne magra puede ayudar a reducir las tasas de obesidad, así como la diabetes tipo 2.

La carne de cualquier especie presenta un alto contenido de proteína, con un promedio del 22%, por esta razón, cualquier carne o pescado también podría ser utilizado como fuente de proteína ideal, por lo que variar su consumo podría ser de provecho en relación con el contenido de aminoácidos, además, las proteínas de origen animal son de alta digestibilidad, así que, desde una perspectiva puramente nutricional, no haría ninguna diferencia si esas proteínas provienen de la carne, la leche, los huevos o los mariscos.

Cortesía | @asadorfood

El pescado puede ser considerado como la mejor opción de las especies conocidas como carne blanca, ya que es considerado esencialmente pura proteína, pues los lípidos en los pescados grasos contienen altos niveles de dos ácidos grasos poliinsaturados ω-3: los ácidos eicosapentaenoico y docosahexaenoico, cuyo consumo se ha asociado con la reducción de los niveles de colesterol unido a lipoproteínas de baja densidad y, por consiguiente, a una menor incidencia de enfermedades coronarias.

La Organización Mundial de la Salud (OMS), recomienda que se debe consumir carne roja al menos una vez a la semana, pues la cantidad de carne de cualquier especie animal recomendada está entre 100 y 150 gramos por porción, hasta un máximo de 500 gramos a la semana.

Una de las mayores controversias que se presentan por el consumo de carne y productos cárnicos es la creencia de que contienen ácido úrico, lo cual es un mito, debido a que el ácido úrico se produce durante el metabolismo de las purinas; muchos alimentos, especialmente la carne, y sobre todo las denominadas “carnes rojas”, contienen gran cantidad de purinas y con su consumo excesivo podemos incrementar, sin darnos cuenta, los niveles de ácido úrico en sangre, sin embargo, las recomendaciones actuales señalan que el consumo de pollo y porciones pequeñas de carnes rojas podrían ser una opción para evitar la reducción en el consumo de proteína animal en la dieta.


Salud

Debate: Ómicron llegó a México, cómo debemos recibirlo

La variante del Covid-19 ha surgido “aparecido” en varios países tras su surgimiento en Sudáfrica; ¿sabes cómo identificarlo y protegerte?

Local

Gildardo Real será el nuevo dirigente del PAN Sonora

Con una ventaja de dos a uno, Gildardo Real Ramírez se coloca como el ganador para la nueva dirigencia estatal del PAN en Sonora

Local

Arde sierra alta de Sonora, el incendio lleva dos días

El siniestro se registra en un lugar conocido como “El cajón del infierno”; los tres niveles de gobierno se coordinan para apagarlo

Local

Consejo de Seguridad Privada en Sonora controlará empresas

Claudio Huidobro señaló que deben estar representados empresarios, clientes, usuarios, trabajadores y autoridades

Sociedad

Explosión de un almacén de pirotecnia deja un muerto y ocho heridos en Zacatepec, Puebla

Policías municipales y paramédicos de la región se trasladaron al sitio, donde confirmaron el deceso de una mujer

Salud

Debate: Ómicron llegó a México, cómo debemos recibirlo

La variante del Covid-19 ha surgido “aparecido” en varios países tras su surgimiento en Sudáfrica; ¿sabes cómo identificarlo y protegerte?

Justicia

FGE debería entregar más de 4.7 mil hectáreas a César Duarte

De acuerdo con Juan Carlos Mendoza, abogado de Duarte, la Fiscalía General deberá restituir los bienes al exgobernador

Finanzas

Pemex intercambia deuda y anuncia nueva estrategia financiera

La operación financiera consistió en intercambiar bonos con vencimientos entre 2024 y 2030 por un nuevo bono a 10 años

Doble Vía

Alemania y otros países que ya legalizaron el cannabis, ¿México para cuándo?

Mientras que otros países ya han legalizado el consumo recreativo, o se preparan para hacerlo, México todavía recorre su propio camino