imagotipo

El Grupo Libro Abierto

Por Ericka Velázquez

Fomentar la lectura relatando lo que cuentan las obras universales, esa es la propuesta musical de Libro Abierto.

La agrupación busca dar a conocer sus creativas melodías y sobre todo influenciar en grandes y pequeños la actividad cultural.

El grupo creció con un objetivo bien planteado, comentó para El Sol de Hermosillo David Norzagaray, integrante del grupo: “Libro Abierto nace de la necesidad de mejorar las cosas al ver que el sistema educativo que hemos tenido, el que me tocó a mí, el que le toca a los niños en la actualidad, no nos enseñan a leer, no nos motivan a la lectura ni a la reflexión de la lectura”.

Llevar la literatura a todas las personas es otra de las metas que como mediadores y referentes de la cultura desean lograr.

“Los libros te abren de una u otra manera una ventana, una visión y una perspectiva diferente de la realidad, la fantasía también te hace soñar aparte de ver la realidad como es sin el miedo que tenemos por lo general a ver las cosas con el tinte que te dan los miedos”, añadió.

La palabra con la que Libro Abierto se autodenomina es “libres”, pues según comentó David no tienen prejuicios, problemas o compromisos con algún partido político que pudiera truncar su libertad de expresión.

En relación a la respuesta del público, el gobierno y los medios de comunicación, el músico comentó que la gente ha sido muy favorable con ellos.

“Sí somos gritones, sí decimos lo que pensamos, queremos que los niños entiendan que la realidad hay que cambiarla y que no vean los problemas como algo
normal”, confesó.

Recientemente culminaron su nueva propuesta musical, la cual es un homenaje a Shakespeare y Miguel de Cervantes que titulan La última escena, además comentó que el próximo año también estará lleno de sorpresas.

La última escena contiene 10 temas: “Van ir desde el corrido de Tita Garza basado en Como agua para chocolate siempre y cuando Laura Esquivel nos de autorización”, expresó.