imagotipo

Único concierto de rock en las pirámides de Egipto

  • El Sol de Hermosillo
  • en Espectáculos

POR: ARMANDO MOLINA S

COLABORADOR ESPECIAL

¿Podrá haber una emoción más grande que tocar en Egipto al pie de la colosal Esfinge? Debe haber sido algo increíble estar frente a los monumentos más enigmáticos que existen sobre la faz de la Tierra, ya que los investigadores nunca han logrado descifrar los misterios que encierran las monumentales pirámides y la Esfinge, obras de tal magnificencia y exactitud en la construcción que bien pudieron haber sido edificadas por visitantes extraterrestres.

Llevar a cabo la increíble odisea de tocar en esa tierra sagrada fue el máximo logro alcanzado en la larga trayectoria de Grateful Dead, grupo de San Francisco, California calificado como el más psicodélico que ha existido contando con la presencia de su fallecido líder, fundador, director y cantante Jerry García conocido como “Captain Trips” (Capitán Viajes); a él fue precisamente al que se le ocurrió la idea de poder dar unos conciertos en ese lugar, lo cual comentó con su representante Richard Loren quién se echó a cuestas la nada fácil tarea de iniciar los trámites necesarios para poder cumplir la fantasía de que Grateful Dead se presentara en Egipto.

Loren tuvo que viajar en varias ocasiones al inmenso Desierto de Gobi para negociar lo referente a las cuestiones legales y diplomáticas para obtener el visto bueno del Gobierno Egipcio representado por Anuar Sadat y que le otorgaran los permisos necesarios; gracias a su empeño y al apoyo incondicional del promotor Bill Graham (QEPD) que controlaba la escena del Rock con sus Salones Fillmore East y Fillmore West (uno en Nueva York y otro en San Francisco) poco a poco se fue cumpliendo con los requisitos para poder llevar a cabo la pretenciosa producción.

El más importante

Graham era el promotor más importante, tenía el poder de convocatoria para presentar en sus salones a los grupos más importantes, entre ellos Grateful Dead consentidos del movimiento “hippie”; contaban con una verdadera legión de seguidores a los que se les dio el nombre de “Dead Heads”, en donde destacaban muchos motociclistas de pelo largo y barbas largas conocidos como “Hell Angels” que imponían respeto con su apariencia y se encargaban de la seguridad de los músicos.

Cada actuación del “Dead” era todo un carnaval porque alrededor de los lugares en que se presentaban se instalaban toda clase de carpas, “campers” y puestos en donde se vendía toda la parafernalia relacionada con la psicodelia, y los “souvenirs” con la mercancía de Grateful Dead, camisetas, pulseras, paliacates, discos, libros, posters, LSD (este en forma muy discreta) etc.

El costo de su viaje a Egipto incluyendo a técnicos, familiares y amigos cercanos tuvo un costo muy elevado, para poder reunir el dinero necesario para sufragar los gastos realizaron dos presentaciones especiales, una en el Anfiteatro de Red Rocks en Colorado y otro en el Estadio de Beisbol de los “Gigantes” de Nueva Jersey; con lo recaudado se lanzaron Oriente a sabiendas que no tendría recuperación, ya que entre las cláusulas estipuladas para obtener los permisos, estaba una que especificaba que las utilidades de los tres días de conciertos serían donados para obras de caridad.

Material discográfico

Este valioso material fue puesto al alcance del público hasta treinta años después en 2008; consiste en un paquete que incluye dos CD’S un DVD y una filmación que se hizo en formato de 8 milímetros de cine llamada “The Vacation Tapes” en el que aparecen los miembros del grupo visitando lugares de interés turístico como las visitas a los Templos de Luxor y Karnak y el recorrido navegando por el Río Nilo donde el Patriarca Moisés fue rescatado de las aguas según menciona La Biblia.

Durante su estancia en Egipto estuvieron hospedados en el Hotel Mena House ubicado debajo de la Gran Pirámide de Gizah; las pérdidas arrojadas para concretar su proyecto fueron estimadas entre 300 y 500 mil dólares, pero quedó de testimonio el material mencionado que es de colección y lleva por título “Rocking The Cradle Egypt 1978”. ¡Hay que conseguirlo!