/ domingo 20 de febrero de 2022

ASF detecta posibles daños al erario federal por 48 mil mdp

Estos recursos no han sido subsanados; tampoco se ha explicado qué sucedió con el dinero

En su última entrega de la revisión a la Cuenta Pública 2020, correspondiente al segundo año de gobierno del presidente Andrés Manuel López Obrador, la Auditoría Superior de la Federación (ASF) detectó probables daños a la hacienda pública de 48 mil 114 millones 914 mil 300 pesos. Estos recursos no han sido subsanados hasta este domingo ni las dependencias que conforman la administración púbica federal han explicado aún qué sucedió con el dinero.

➡️ ASF detecta posible quebranto en Liconsa por 1.5 mmdp durante gestión de David Monreal

Hoy el órgano fiscalizador liberó los resultados de las últimas 866 auditorías que realizó a la Cuenta Pública de 2020 –de un universo de mil 616– año en que llegó la pandemia de Covid-19.

Derivado de su fiscalización, la entidad que dirige David Rogelio Colmenares Páramo emitió cinco mil 393 acciones y observaciones, entre estas, dos mil 444 recomendaciones, mil 483 promociones de responsabilidades administrativas sancionatorias (cuando detecta irregularidades de funcionarios en el ejercicio de sus funciones) y mil 139 pliegos de observaciones (por posibles daños financieros al erario público).

De los más de 48 mil millones de pesos que la ASF considera posibles daños a la hacienda pública, 29 mil millones corresponden a gasto federalizado (los recursos federales que ejercen los estados y municipios) y los otros 19 mil millones al gasto hecho desde el gobierno del presidente López Obrador.

En el gasto que corresponde a la gestión del Gobierno federal, los mayores quebrantos se encontraron en los ramos de salud, educación pública, bienestar, aportaciones a la seguridad social (IMSS e ISSSTE), agricultura y desarrollo rural y las empresas productivas del Estado (Pemex y CFE).

Uno de los rubros analizados en la Cuenta Pública de ese año correspondió a la atención de la Cuatroté a la pandemia de Covid-19. Al respecto, la ASF encontró diversas anomalías en las distintas dependencias encargadas de hacer frente a la emergencia sanitaria.

Por ejemplo, el Instituto de Seguridad y Servicios Sociales para los Trabajadores del Estado (ISSSTE) pagó por ventiladores que ya habían sido pagados previamente; su Centro Médico Nacional “20 de Noviembre” devolvió al almacén central 15 ventiladores que presentaron fallas sin que se hay solicitado al proveedor su sustitución, y su delegación del Estado de México omitió aplicar penas convencionales por el atraso de la entrega de 47 equipos.

Asimismo, el órgano fiscalizador encontró que la Secretaría de la Defensa Nacional (Sedena) autorizo ocho contratos para equipar un hospital sin considerar el tiempo que se emplearía para su remodelación, lo que provocó que los bienes comprados permanecieran ociosos entre seis y 10 meses. La dependencia militar también compró equipo médico a sobreprecio.

Por su parte, la Secretaría de Marina (Semar) compró insumos médicos a sobreprecio, y es que aunque sometió las compras a concurso, la ASF detectó que las empresas ganadoras le vendieron bienes que éstas a su vez compraron a otras compañías que participaron en dichos procedimientos, pero perdieron por cotizar a precios superiores.

La Semar también contrató empresas que no tenían el objeto social, ni la capacidad técnica y económica para llevar a cabo la entrega del equipo.

Quizá el caso más grave se detectó en las compras del Instituto de Salud para el Bienestar (Insabi). El órgano fiscalizador encontró que 650 ventiladores, con un costo de 920.4 millones de pesos, que debían entregarse antes del 30 de abril de 2020, pero nunca fueron entregados. Por este motivo el Insabi tuvo que contratar a un despacho para iniciar acciones legales para hacer efectiva la responsabilidad contractual con el proveedor.

Asimismo, el instituto que encabeza Juan Antonio Ferrer no acreditó la entrega de un millón 50 mil mascarillas KN95, con un costo de 40.5 millones de pesos, ni entregó documentación que comprobara la recepción y distribución de dos mil 250 ventiladores por los que pagó mil 600 millones de pesos.

Asimismo, el Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS) no proporcionó a la ASF evidencia documental para comprobar a aplicación de penalizaciones a proveedores que no brindaron mantenimiento a 194 equipos, entre ventiladores, monitores de signos vitales, carros rojos para reanimación y ultrasonidos digitales.

Además firmó contratos de mantenimiento de equipos que no contaban con cláusulas de aplicación de penas en caso de incumplimiento, lo que generó que no se aplicaran penas a pesar de existir retraso en la prestación de los servicios y la entrega de los bienes.

➡️ Suscríbete a nuestro Newsletter y recibe las notas más relevantes en tu correo

Por otro lado, en lo que respecta a la adquisición de vacunas contra SARS-CoV-2, la Secretaría de Salud (SSa) no contó con información completa sobre el total de vacunas recibidas. También se identificaron debilidades en la normativa que regula las operaciones relacionadas con la adquisición, recepción, almacenaje, traslado y distribución de las vacunas, ya que en la Estrategia Operativa de la Política Nacional de Vacunación contra el virus SARS Cov-2 (Operativo Correcaminos) no estaban consideradas tres entidades que también participaron de forma activa en el almacenamiento, transporte y distribución de los antígenos a los estados.



TE RECOMENDAMOS EL PODCAST ⬇️

Disponible en: Acast, Spotify, Apple Podcasts, Google Podcasts, Deezer y Amazon Music

En su última entrega de la revisión a la Cuenta Pública 2020, correspondiente al segundo año de gobierno del presidente Andrés Manuel López Obrador, la Auditoría Superior de la Federación (ASF) detectó probables daños a la hacienda pública de 48 mil 114 millones 914 mil 300 pesos. Estos recursos no han sido subsanados hasta este domingo ni las dependencias que conforman la administración púbica federal han explicado aún qué sucedió con el dinero.

➡️ ASF detecta posible quebranto en Liconsa por 1.5 mmdp durante gestión de David Monreal

Hoy el órgano fiscalizador liberó los resultados de las últimas 866 auditorías que realizó a la Cuenta Pública de 2020 –de un universo de mil 616– año en que llegó la pandemia de Covid-19.

Derivado de su fiscalización, la entidad que dirige David Rogelio Colmenares Páramo emitió cinco mil 393 acciones y observaciones, entre estas, dos mil 444 recomendaciones, mil 483 promociones de responsabilidades administrativas sancionatorias (cuando detecta irregularidades de funcionarios en el ejercicio de sus funciones) y mil 139 pliegos de observaciones (por posibles daños financieros al erario público).

De los más de 48 mil millones de pesos que la ASF considera posibles daños a la hacienda pública, 29 mil millones corresponden a gasto federalizado (los recursos federales que ejercen los estados y municipios) y los otros 19 mil millones al gasto hecho desde el gobierno del presidente López Obrador.

En el gasto que corresponde a la gestión del Gobierno federal, los mayores quebrantos se encontraron en los ramos de salud, educación pública, bienestar, aportaciones a la seguridad social (IMSS e ISSSTE), agricultura y desarrollo rural y las empresas productivas del Estado (Pemex y CFE).

Uno de los rubros analizados en la Cuenta Pública de ese año correspondió a la atención de la Cuatroté a la pandemia de Covid-19. Al respecto, la ASF encontró diversas anomalías en las distintas dependencias encargadas de hacer frente a la emergencia sanitaria.

Por ejemplo, el Instituto de Seguridad y Servicios Sociales para los Trabajadores del Estado (ISSSTE) pagó por ventiladores que ya habían sido pagados previamente; su Centro Médico Nacional “20 de Noviembre” devolvió al almacén central 15 ventiladores que presentaron fallas sin que se hay solicitado al proveedor su sustitución, y su delegación del Estado de México omitió aplicar penas convencionales por el atraso de la entrega de 47 equipos.

Asimismo, el órgano fiscalizador encontró que la Secretaría de la Defensa Nacional (Sedena) autorizo ocho contratos para equipar un hospital sin considerar el tiempo que se emplearía para su remodelación, lo que provocó que los bienes comprados permanecieran ociosos entre seis y 10 meses. La dependencia militar también compró equipo médico a sobreprecio.

Por su parte, la Secretaría de Marina (Semar) compró insumos médicos a sobreprecio, y es que aunque sometió las compras a concurso, la ASF detectó que las empresas ganadoras le vendieron bienes que éstas a su vez compraron a otras compañías que participaron en dichos procedimientos, pero perdieron por cotizar a precios superiores.

La Semar también contrató empresas que no tenían el objeto social, ni la capacidad técnica y económica para llevar a cabo la entrega del equipo.

Quizá el caso más grave se detectó en las compras del Instituto de Salud para el Bienestar (Insabi). El órgano fiscalizador encontró que 650 ventiladores, con un costo de 920.4 millones de pesos, que debían entregarse antes del 30 de abril de 2020, pero nunca fueron entregados. Por este motivo el Insabi tuvo que contratar a un despacho para iniciar acciones legales para hacer efectiva la responsabilidad contractual con el proveedor.

Asimismo, el instituto que encabeza Juan Antonio Ferrer no acreditó la entrega de un millón 50 mil mascarillas KN95, con un costo de 40.5 millones de pesos, ni entregó documentación que comprobara la recepción y distribución de dos mil 250 ventiladores por los que pagó mil 600 millones de pesos.

Asimismo, el Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS) no proporcionó a la ASF evidencia documental para comprobar a aplicación de penalizaciones a proveedores que no brindaron mantenimiento a 194 equipos, entre ventiladores, monitores de signos vitales, carros rojos para reanimación y ultrasonidos digitales.

Además firmó contratos de mantenimiento de equipos que no contaban con cláusulas de aplicación de penas en caso de incumplimiento, lo que generó que no se aplicaran penas a pesar de existir retraso en la prestación de los servicios y la entrega de los bienes.

➡️ Suscríbete a nuestro Newsletter y recibe las notas más relevantes en tu correo

Por otro lado, en lo que respecta a la adquisición de vacunas contra SARS-CoV-2, la Secretaría de Salud (SSa) no contó con información completa sobre el total de vacunas recibidas. También se identificaron debilidades en la normativa que regula las operaciones relacionadas con la adquisición, recepción, almacenaje, traslado y distribución de las vacunas, ya que en la Estrategia Operativa de la Política Nacional de Vacunación contra el virus SARS Cov-2 (Operativo Correcaminos) no estaban consideradas tres entidades que también participaron de forma activa en el almacenamiento, transporte y distribución de los antígenos a los estados.



TE RECOMENDAMOS EL PODCAST ⬇️

Disponible en: Acast, Spotify, Apple Podcasts, Google Podcasts, Deezer y Amazon Music

Local

En Debate | ¿Habrá agua durante el verano en Hermosillo?

¿En Hermosillo ocurrirá lo mismo que en Nuevo León? Nos dimos a la tarea de recopilar lo que han dicho autoridades de distintos niveles sobre el tema

Local

Bajan feminicidios... Se disparan muertes dolosas de mujeres

El Observatorio Ciudadano Nacional del Feminicidio dio a conocer las cifras de muertes de mujeres tipificadas como feminicidios

Local

Lluvia vespertina deja daños en 83 puntos de Hemosillo

El llamado a los ciudadanos es protegerse tanto de la lluvia como del viento, no se sabe qué pueda volar o caer y afectar su integridad

Mundo

Tribunal de EU avala suprimir el programa de Trump Quédate en México

La máxima instancia judicial estadounidense no evaluó la política migratoria de Trump, sino la legalidad de la decisión de Biden de acabar con el programa

Política

AMLO llama a no sembrar el caos ante fallas del AICM

El presidente acusó qué hay varios factores que provocan mal servicio, pero de fondo está la molestia de sus opositores por la construcción del AIFA

Política

Sin indicios de que periodista Antonio de la Cruz haya sido amenazado: SSPC

Ricardo Mejía Berdeja, subsecretario de SSPC, informó que no hay información de los presuntos atacantes

Justicia

Hay 11 detenidos relacionados con El Chueco, presunto asesino de los sacerdotes jesuitas

El subsecretario de Seguridad y Protección Ciudadana señaló que tres de los detenidos son familiares de El Chueco

Local

Un susto te puede llevar a la muerte... Y más a los sonorenses

Los sustos o sorpresas pueden ocasionar la muerte de personas; ha ocurrido en momentos tensos como temblores, asaltos, entre otros

Local

En Debate | ¿Habrá agua durante el verano en Hermosillo?

¿En Hermosillo ocurrirá lo mismo que en Nuevo León? Nos dimos a la tarea de recopilar lo que han dicho autoridades de distintos niveles sobre el tema