imagotipo

Aumenta necesidad de un segundo empleo o uno con mayor horario

La adversa situación económica aumenta la necesidad de contar con un segundo empleo o uno con mayor horario, particularmente para todos aquellos con los mayores grados de escolaridad.

Y lo anterior, porque derivado de la pérdida que reporta el ingreso real y la oferta de empleos poco competitivos, hoy en día el porcentaje de personas ocupadas con estudios de bachillerato y superior y con la necesidad de un empleo adicional reportan las mayores tasas de las que se tenga registro.

INEGI reportó mayor afectación a jóvenes con mediana y alta preparación

De acuerdo con cifras del Instituto Nacional de Estadística y Geografía (INEGI), resulta que durante febrero y marzo de este año, las personas con la necesidad y disponibilidad de ofertar más horas de trabajo (población subocupada), con dichos niveles de escolaridad representaron el 28 por ciento del total de los individuos ocupados, niveles jamás reportados desde enero de 2015.

Para dimensionar el comportamiento que reporta dicho segmento de población, cabe recordar que mientras que en marzo de 2006 representaron apenas 18.35 por ciento de las personas ocupadas, para el mismo mes de ese 2017 subió a 28.63.

En otras palabras, mientras que hace once años, 18 de cada 100 personas que tenían necesidad de un segundo empleo tenían estudios de bachillerato y superior, actualmente la relación es de 28 por cada centenar.

Por el contrario, para el caso de las personas subocupadas con estudios de primaria, la tasa ha bajado ligeramente en los últimos once años. Por ejemplo, mientras que en marzo de 2006 representaron 25.74 por ciento, para el mismo mes de 2017 bajó a 23.25 por ciento, es decir, 2.49 puntos porcentuales. El mayor porcentaje se registró en febrero de 2010, cuando alcanzó 27.97 por ciento.

Incluso, para los que tienen primaria incompleta, el porcentaje ha ido a la baja, al descender de 25.46 en enero de 2005 a 14.20 por ciento (en marzo de 2017), del total de la población subocupada.

Para el caso de quienes tienen estudios de secundaria completa, resulta que en enero de 2005 el porcentaje de personas ocupadas con necesidad de un segundo empleo o uno con mayor horario fue de 28.95 por ciento y en marzo subió a 33.75 por ciento.

Por sector productivo, resulta que en marzo de este año, de las personas interesadas por un segundo empleo o uno con mayor horario, el 38.93 por ciento correspondió a individuos del Sector Servicios (nivel mayor al 33.75 por ciento de marzo de 2005.

Sobre este punto, José Luis de la Cruz, director del Instituto para el Desarrollo Industrial y el Crecimiento Económico (Idic), dijo que, si bien la economía mexicana ha continuado generando empleos a pesar del bajo dinamismo que ha reportado, lo cierto es que las plazas laborales son de un perfil precario y en condiciones precarias.

El especialista sostiene que la precariedad laboral en México es una constante, y muestra de ellos son los bajos salarios, incertidumbre laboral, irregularidades en el marco legal como ausencia de contratos y prestaciones sociales, lo que explica el hecho de que millones de personas se vean en la necesidad de buscar un segundo empleo u otro en mejores condiciones.

Asimismo, afirmó que las condiciones que muestra el mercado laboral son algunas de las razones que explican la pobreza que persiste en México.