imagotipo

Recaudación de IEPS por cigarros disminuyó 5.8 por ciento anual en febrero: Hacienda

  • En el primer bimestre, el descenso acumuló 3.4 por ciento, al obtener 6 mil 785 mdp

Alejandro Durán

Derivado del fenómeno del contrabando, la recaudación por impuestos al tabaco va a la baja, pues durante febrero pasado el erario recibió tres mil 312 millones de pesos por concepto del Impuesto Especial sobre Producción y Servicios (IEPS) aplicado a los cigarros, lo cual representó un descenso a tasa anual de 5.8 por ciento.

De acuerdo con cifras de la Secretaría de Hacienda y Crédito Público (SHCP) en su Informe sobre las Finanzas Públicas y la Deuda Pública correspondiente a febrero pasado, en el primer bimestre de 2017 la recaudación a través de dicho impuesto fue de seis mil 785 millones de pesos, monto inferior en 3.4 por ciento al reportado en el mismo periodo de 2016.

En este sentido, cabe mencionar que lejos de que la caída en la recaudación del impuesto al tabaco haya respondido a un menor consumo de cigarrillos, lo cierto es que obedece a la fuerte presencia de ese producto que ha ingresado al país de manera ilegal.

Y es que de acuerdo con datos de la Confederación de Cámaras Industriales (Concamin), alrededor del 17 por ciento del mercado nacional del cigarro está en manos de “productos pirata” o de contrabando, lo que arroja millonarias pérdidas económicas tanto a la industria como al fisco.

Por ejemplo, tan solo durante febrero pasado se dejaron se recaudar, al menos, 40 millones de pesos por el concepto de contrabando, para igualar los tres mil 352 millones de pesos que se obtuvieron durante el mismo periodo de 2016.  Al respecto, la Alianza Contra Productos Ilegales, sostiene que los cigarros apócrifos, que suelen ingresar por la frontera de Belice, provenientes de países como Vietnam, China y Paraguay, llegan a contener residuos de alfombra, pasto y hasta heces fecales.

Entre las marcas de cigarros ilegales, destacan Sherrif, Gentori, Link, Marshal, Laredo, Lucky, Golden Seal, New York, Jaisalmer, Native, entre otras, llegando incluso a tener un costo de cinco pesos por cajetilla.

En noviembre de 2011, el Congreso de la Unión aprobó aumentar la carga fiscal a los cigarros, con lo que hoy en día, del precio total al consumidor de una cajetilla de 20 cigarros, 15 pesos corresponden al pago de impuestos, en donde convergen el Impuesto al Valor Agregado (IVA), y el IEPS.