imagotipo

Se triplicó comercio de insumos químicos entre México-EU-Canadá

  • Juan García Heredia
  • en Finanzas

Desde la entrada en vigor del Tratado de Libre Comercio de América del Norte (TLCAN) el comercio de insumos químicos entre México, Estados Unidos y Canadá se triplicó en el periodo 1994-2014, pasando de 20 mil millones a 63 mil millones de dólares, reveló la Asociación Nacional de la Industria Química (ANIQ) junto con otras agrupaciones.

En base a un comunicado, la Industria Química de América del Norte, representada por la Asociación de la Industria Química de Canadá (CIAC), la ANIQ y el Consejo Químico Americano (ACC) reconocen los beneficios que el TLCAN ofrece a las tres naciones en materia de intercambio de insumos químicos, “y coinciden en la importancia no sólo de continuar, sino de modernizar este acuerdo a fin de mejorar las regulaciones y compromisos de cooperación en beneficio de la Industria y la economía de la región”.

“CIAC, ANIQ y ACC están en la mejor disposición de trabajar con sus respectivos gobiernos para reexaminar y fortalecer el TLCAN, con un enfoque en lograr mayores beneficios para el negocio, los trabajadores y consumidores de América del Norte”, según datos contenidos en el citado boletín con los logotipos de esas organizaciones.

La información resalta que, durante las pasadas dos décadas el TLCAN ha propiciado la expansión económica y ha contribuido a la creación de empleos y fortalecimiento de la competitividad de la Industria Química (IQ) norteamericana en el mercado global. “Desde la entrada en vigor del Tratado, el comercio de insumos químicos entre México, Estados Unidos y Canadá se ha triplicado, pasando de $20 mil millones de dólares en 1994 a 63 mil millones en 2014”.

De acuerdo con el comunicado, el éxito del TLCAN en la IQ radica en las asociaciones económicas y la eficiencia de las sinergias en las cadenas de suministro, las cuales se dan gracias a la reducción de barreras arancelarias. La conectividad entre las economías no sólo ha reducido los costos en la producción química, sino que también ha fortalecido su relevancia en el sector manufacturero, del cual más del 95 por ciento de la producción -desde textiles, hasta electrónicos y automóviles- están relacionados en alguna medida con la química.

“Actualmente más del 10 por ciento del comercio del TLCAN lo constituyen productos energéticos, y existen más de 100 proyectos transfronterizos de infraestructura relacionados con energía”, se puntualizo en la información facilitada.