imagotipo

Urge aumentar recaudación ante eventual salida del Tratado de Libre Comercio

  • Juan García Heredia
  • en Finanzas

Ante una eventual negociación del Tratado de Libre Comercio (TLCAN) ventajosa para Estados Unidos, urge que México continúe con los cambios estructurales, así como con el aumento de la productividad en recaudación, y eficiencia en el manejo transparente de los recursos, lo cual sería “una especie de blindaje”.

Lo anterior según informes dados a conocer durante una conferencia de prensa encabezada por el presidente del Instituto Mexicano de Contadores Públicos (IMCP), José Luis García Ramírez, donde además se destacaron 16 obstáculos que limitan el crecimiento de las empresas, de los cuales el principal es la corrupción, seleccionada por 59 por ciento del gremio de los contadores en el Índice Mexicano de Confianza Económica del IMCP para febrero de 2017.

Después de la corrupción -como limitante de crecimiento al que se enfrentaron las compañías-, siguen las condiciones de inseguridad en el país, la disponibilidad de financiamiento, falta de capital, inestabilidad en el tipo de cambio, competencia desleal, altas tasas impositivas, burocracia, contracción del mercado interno, incertidumbre jurídica, falta de personal calificado, falta de vías de comunicación eficientes e infraestructura, contracción de la demanda del exterior, falta de insumos, salarios altos y problemas sindicales, de acuerdo con dicho reporte del IMPC.

En otro aspecto, a la pregunta sobre si es urgente que México se blinde (económicamente) ante una eventual negociación del TLCAN ventajosa para el vecino país del norte, el asesor del IMPC, Guillermo Barnés, respondió entre otras cosas: “¿Cómo se puede uno fortalecer ante un posible cambio en las reglas impuestas por una negociación de otro país? Obviamente con reformas estructurales”.

“Urge continuar con los cambios estructurales y los aumentos de productividad en recaudación, en eficiencia, en manejó transparente de recursos, en las cosas que se han venido trabajando hacerlas más rápido. Eso sería una especie de blindaje, porque no puedes decir ya con esto no me pasa nada. Diríamos, me pegan menos fuerte”, recalcó en conferencia de prensa efectuada en el Club de Industriales, en la colonia Polanco de la capital mexicana.

Por otra parte, conforme a José Luis García, dentro de las cosas que debería requerir un blindaje “es vislumbrar varios escenarios”, a fin de tener a lo mejor 50, 60 o 70 por ciento ya analizado y complementarlo con la realidad a la que nos enfrentemos.