imagotipo

ALEJANDRA OROZCO

Río de Janeiro.- La clavadista mexicana  Alejandra Orozco, de apenas 19 años, rompió a llorar tras la competencia como consecuencia de una decepcionante vigésima posición, lejos de su cuarto lugar en los Panamericanos de Toronto y del quinto puesto obtenido en Río de Janeiro en febrero durante la Copa del Mundo de la FINA 2016.

“Estoy triste. Pero así es esto. No tengo una explicación. Fueron errores técnicos. El tercer clavado me sacó de la jugada”, dijo la atleta, en referencia al tercer salto en el que tuvo apenas 29.40 puntos.

“Todavía tengo edad, tengo mucho por delante”, señaló la clavadista, que estimó que estos Juegos fueron “de transición” para ella, tras la medalla de plata obtenida en Londres con apenas 15 años.

“El logro de la medalla hace cuatro años fue inolvidable para mí, sin embargo todo va pasando, todo cambia y es complicado ir con tus expectativas y las de la gente a los Juegos”, agregó.

“Fue un ciclo de transición, de cambios, aprendí mucho de Paola. Quiero verlo como un ciclo de transición hacia Tokio 2024. Estoy muy pequeña y hay mucho por delante”, concluyó la mexicana, que junto a Espinosa se situó en la sexta posición en los 10 metros sincronizados del pasado día 9.

/eupr