/ miércoles 29 de junio de 2022

Las celebridades hablan de los papeles que trastornan sus vidas

Celebridades hablan de sus papeles más complicados y de las secuelas que estos les han dejado, teniendo que luchar con ellos incluso después de haberlos interpretado

No son pocos los casos de actrices y actores que han experimentado diversas secuelas producto de algún papel que han tenido que interpretar en alguna película o serie.

La actriz Anne Hathaway, quien ganó su único Óscar hasta el momento con su interpretación de Fantine, en Les Miserables, tuvo que perder 12 kilos para dar vida a ese personaje.

Te puede interesar: Jurassic Park: un gran legado en la ciencia

“Tuve que ser obsesiva al respecto, la idea era parecer cercana a la muerte (...) Echando la vista atrás a toda la experiencia, y no la juzgo de ninguna manera, definitivamente fue un poco loco. Fue definitivamente una ruptura con la realidad, pero creo que así es Fantine de todos modos”, dijo.

Pero el efecto del papel no se redujo al cambio físico drástico.

“Estaba en tal estado de privación, física y emocional, que cuando llegaba a mi casa no podía reaccionar al caos del mundo sin sentirme sobrepasada. Me llevó semanas volver a sentirme yo misma”, añadió la actriz.

El actor tuvo que perder peso para el papel de The Joker, que le valió un Óscar / EFE

Joaquin Phoenix también tuvo que perder peso para el papel que le valió un Óscar en 2020, el único que atesora actualmente. Para meterse en la piel del villano Arthur Fleck, mejor conocido como The Joker, en la película del mismo nombre, Phoenix adelgazó alrededor de 23 kilos.

“Lo primero para nosotros era la pérdida de peso (...) creo que eso es realmente con lo que comencé. Y resulta que eso afecta a tu psicología. Empieza a enloquecer cuando pierdes esa cantidad de peso en esa cantidad de tiempo”.

MECANISMOS DE DEFENSA

En una entrevista con Jessica Chastain, la también actriz Sophie Turner contó que desarrolló un mecanismo para divertirse entre escena y escena durante el rodaje de Game of Thrones para no traumatizarse. Al igual que ella, otras actrices y actores han hablado en diferentes ocasiones del impacto que tuvieron en ellos ciertas interpretaciones.

De acuerdo con la agencia EFE, Turner estaba en los primeros años de la adolescencia cuando comenzó a interpretar a Sansa Stark, su personaje en la aclamada serie. Y cuando Chastain le preguntó si aún le afectaba, como algún tipo de trauma, ella dijo que estaba segura de que iba a mostrar algunos síntomas en el futuro.

Te puede interesar: Las artes como arma contra el miedo

Por otra parte, el diseñador Reynolds Woodcock, en Phantom Thread, fue el último personaje al que Daniel Day-Lewis dio vida. Ocurrió en 2017, el mismo año que anunció su retiro del mundo de la actuación. “Antes de hacer la película, no sabía que iba a dejar de actuar”, recuerda el actor.

Day-Lewis, contó que Paul Thomas Anderson, el director de la cinta, y él se reían mucho antes de hacerla:

“Y entonces dejamos de reírnos porque a los dos nos invadía una sensación de tristeza… Eso nos tomó por sorpresa: No nos dimos cuenta de lo que habíamos parido. Era difícil vivir con eso. Y todavía lo es”.

De hecho, el actor no vio Phantom Thread y dijo que el hecho de no querer ver la película está relacionado con la decisión que tomó de dejar de trabajar como actor.

“Pero no es por lo que la tristeza llegó para quedarse. Eso sucedió durante la narración de la historia y realmente no sé por qué”, dijo.

Te puede interesar: Dice Terry Gilliam que los directores que más admira son mexicanos

Margot Robbie se sumergió de tal manera en el papel de Tonya Harding, una patinadora sobre hielo estadounidense real, en la cinta I, Tonya, que en ocasiones desdibujó la línea entre la interpretación y la realidad:

“Había perdido la cabeza. Realmente pensé que éramos esas personas y estábamos fuera del set, corriendo por la calle, gritándonos unos a otros y las cámaras corriendo detrás”, aseguró la actriz sobre la supuesta necesidad de ir al hospital porque de verdad creía su mano estaba rota.

Una cicatriz fina en la palma de la mano no fue la única marca que el rodaje de Nightcrawler dejó en Jake Gyllenhaal, uno de sus protagonistas y productores de dicha producción. La idea era que el personaje tuviera aspecto demacrado, por lo que perdió alrededor de 13 kilos.

Una cicatriz en la palma de la mano no fue lo único que Nightcrawler le dejó / EFE

“Físicamente, se vio, pero química y mentalmente, creo que fue un viaje aún más fascinante. Se convirtió en una lucha para mí”.

En aquella ocasión, Gyllenhaal admitió que interpretar a un personaje como aquel a veces se colaba en su subconsciente.

“Siempre tengo pesadillas (aunque) realmente no creo en las pesadillas. No creo que las cosas que nos asustan estén en nuestros sueños. Creo que somos nosotros comunicándonos con nosotros mismos. Incluso si estoy asustado, creo que son útiles algunas veces”, dijo.

Lee también otros contenidos de Normal ⬇️

No son pocos los casos de actrices y actores que han experimentado diversas secuelas producto de algún papel que han tenido que interpretar en alguna película o serie.

La actriz Anne Hathaway, quien ganó su único Óscar hasta el momento con su interpretación de Fantine, en Les Miserables, tuvo que perder 12 kilos para dar vida a ese personaje.

Te puede interesar: Jurassic Park: un gran legado en la ciencia

“Tuve que ser obsesiva al respecto, la idea era parecer cercana a la muerte (...) Echando la vista atrás a toda la experiencia, y no la juzgo de ninguna manera, definitivamente fue un poco loco. Fue definitivamente una ruptura con la realidad, pero creo que así es Fantine de todos modos”, dijo.

Pero el efecto del papel no se redujo al cambio físico drástico.

“Estaba en tal estado de privación, física y emocional, que cuando llegaba a mi casa no podía reaccionar al caos del mundo sin sentirme sobrepasada. Me llevó semanas volver a sentirme yo misma”, añadió la actriz.

El actor tuvo que perder peso para el papel de The Joker, que le valió un Óscar / EFE

Joaquin Phoenix también tuvo que perder peso para el papel que le valió un Óscar en 2020, el único que atesora actualmente. Para meterse en la piel del villano Arthur Fleck, mejor conocido como The Joker, en la película del mismo nombre, Phoenix adelgazó alrededor de 23 kilos.

“Lo primero para nosotros era la pérdida de peso (...) creo que eso es realmente con lo que comencé. Y resulta que eso afecta a tu psicología. Empieza a enloquecer cuando pierdes esa cantidad de peso en esa cantidad de tiempo”.

MECANISMOS DE DEFENSA

En una entrevista con Jessica Chastain, la también actriz Sophie Turner contó que desarrolló un mecanismo para divertirse entre escena y escena durante el rodaje de Game of Thrones para no traumatizarse. Al igual que ella, otras actrices y actores han hablado en diferentes ocasiones del impacto que tuvieron en ellos ciertas interpretaciones.

De acuerdo con la agencia EFE, Turner estaba en los primeros años de la adolescencia cuando comenzó a interpretar a Sansa Stark, su personaje en la aclamada serie. Y cuando Chastain le preguntó si aún le afectaba, como algún tipo de trauma, ella dijo que estaba segura de que iba a mostrar algunos síntomas en el futuro.

Te puede interesar: Las artes como arma contra el miedo

Por otra parte, el diseñador Reynolds Woodcock, en Phantom Thread, fue el último personaje al que Daniel Day-Lewis dio vida. Ocurrió en 2017, el mismo año que anunció su retiro del mundo de la actuación. “Antes de hacer la película, no sabía que iba a dejar de actuar”, recuerda el actor.

Day-Lewis, contó que Paul Thomas Anderson, el director de la cinta, y él se reían mucho antes de hacerla:

“Y entonces dejamos de reírnos porque a los dos nos invadía una sensación de tristeza… Eso nos tomó por sorpresa: No nos dimos cuenta de lo que habíamos parido. Era difícil vivir con eso. Y todavía lo es”.

De hecho, el actor no vio Phantom Thread y dijo que el hecho de no querer ver la película está relacionado con la decisión que tomó de dejar de trabajar como actor.

“Pero no es por lo que la tristeza llegó para quedarse. Eso sucedió durante la narración de la historia y realmente no sé por qué”, dijo.

Te puede interesar: Dice Terry Gilliam que los directores que más admira son mexicanos

Margot Robbie se sumergió de tal manera en el papel de Tonya Harding, una patinadora sobre hielo estadounidense real, en la cinta I, Tonya, que en ocasiones desdibujó la línea entre la interpretación y la realidad:

“Había perdido la cabeza. Realmente pensé que éramos esas personas y estábamos fuera del set, corriendo por la calle, gritándonos unos a otros y las cámaras corriendo detrás”, aseguró la actriz sobre la supuesta necesidad de ir al hospital porque de verdad creía su mano estaba rota.

Una cicatriz fina en la palma de la mano no fue la única marca que el rodaje de Nightcrawler dejó en Jake Gyllenhaal, uno de sus protagonistas y productores de dicha producción. La idea era que el personaje tuviera aspecto demacrado, por lo que perdió alrededor de 13 kilos.

Una cicatriz en la palma de la mano no fue lo único que Nightcrawler le dejó / EFE

“Físicamente, se vio, pero química y mentalmente, creo que fue un viaje aún más fascinante. Se convirtió en una lucha para mí”.

En aquella ocasión, Gyllenhaal admitió que interpretar a un personaje como aquel a veces se colaba en su subconsciente.

“Siempre tengo pesadillas (aunque) realmente no creo en las pesadillas. No creo que las cosas que nos asustan estén en nuestros sueños. Creo que somos nosotros comunicándonos con nosotros mismos. Incluso si estoy asustado, creo que son útiles algunas veces”, dijo.

Lee también otros contenidos de Normal ⬇️

Policiaca

Comunicador Juan Arjón tenía denuncias por narcomenudeo: Fiscalía

El homicidio de Juan Arjón López será investigado por denuncias en delitos de amenazas, chantaje, calumnia, portación de arma y narcomenudeo

Local

Restauranteros piden reforzar seguridad en Sonora

Ante los recientes hechos delictivos en estados como Chihuahua, Baja California y Jalisco, los empresarios de la Canirac piden doblar esfuerzos en la seguridad de Sonora

Local

Retiran carpas en playas de San Carlos; sigue Bahía de Kino

Alfonso Durazo dijo que se han realizado retiros de carpas, pues no se permitía el acceso ya que estaban acaparadas por líderes y representantes gremiales

Moda

Alpargatas, un clásico que siempre es tendencia

Este calzado que cobra relevancia en cada verano pasó de ser un accesorio humilde a vestir los pies de iconos como Dalí o Coco Chanel, y actualmente la reina Letizia o Jill Biden

Celebridades

Boy George, un clásico de cuatro décadas

El cantante habla de su trayectoria y de cómo nunca le importaron las críticas, ni en los 80s cuando luchó contra los estigmas y menos ahora que tiene 61 años

Sociedad

Los machos también lloran

La violencia doméstica contra los hombres es una realidad, en todas sus vertientes, aunque es un problema que muchos no denuncian por miedo a la incredulidad o las burlas

Gossip

El chef Adrián Herrera invita a perder el miedo a la cocina

El chef Adrián Herrera regresa con un nuevo programa, donde comparte la cocina con aficionados que preparan una receta de un profesional

Gossip

Nueva película de Dragon Ball celebra el acercamiento con los fans

La nueva cinta de Dragon Ball se estrena en cines, y su elenco de doblaje celebra con los fans, fieles desde hace 25 años

Gossip

Llega a México El diván rojo, obra del autor de Yo soy Betty, la fea

La actriz Natalia Ramírez anunció la temporada de El diván rojo en México, que inicia el 1 de octubre