imagotipo

Arte y pasión de coleccionar dinero

  • El Sol de Hermosillo
  • en Hermosillo

Por Sergio Gómez

Lo que para algunos podría ser de lo más importante en la vida por el valor que se le puede dar y lo que conlleva, en la numismática no es el caso.

La numismática es el estudio y coleccionismo de monedas y billetes, afición del señor Antonio Chávez Covarrubias, quien por poco más de 50 años se ha dedicado a este oficio que le llama “su pasión”.

Don Antonio recuerda que durante su juventud tuvo la inquietud de coleccionar monedas, tras lo cual pudo hacerse de un álbum coleccionador con el que inició esta travesía en el mundo de la numismática, la cual, recuerda, comenzó con un centavito mexicano y al poco tiempo terminó su álbum coleccionador con 10 pesos de moneda de plata, esto lo incitó a seguir coleccionando más monedas y billetes mexicanos.

“Soy una persona aficionada a la numismática… cuando eres apasionado guardas las monedas a sabiendo que tienen un valor y que puedes disfrutar de cosas materiales o viajes, pero cuando perteneces a la numismática sabes que debes de guardarla porque tiene un valor estimativo y no monetario”, expresó.

Su colección incluye también papel moneda de nuestro vecino país, Estados Unidos, por la cercanía geográfica y porque también es la moneda más reconocida a nivel mundial.

Valiosa compilación

La colección de Don Antonio está cargada de historia, ya que en ella podemos encontrar papel moneda que se elaboraba en Sonora en el periodo de 1831 a 1835.

Asimismo, dentro de su colección conserva billetes de la transición que se hizo en el periodo de gobierno del ex presidente de México Carlos Salinas de Gortari, cuando en 1992 se vino una devaluación y le quitaron tres ceros a la moneda mexicana.

Un consejo que brindó a las personas que se quieran sumar a la afición de la numismática es empezar a coleccionar monedas de cinco o 10 pesos conmemorativas.

“Hay que empezar con una monedita y tratar de guardarla el resto de la vida y no pensar cuánto te costó y en cuánto la puedes vender, sino en atesorarla”.

Lamentó no contar con familiares que compartan su misma afición, pues le hubiera encantado enseñar lo que ha aprendido al pasar de los años.

Si alguien gusta conocer su colección o adquirir alguna moneda en especial, pueden visitarlo los fines de semana, de 17:00 a 20:00 horas, por fuera de Catedral.